Belleza VIP

Foto: La actriz y presentadora fue madre por segunda vez hace tres meses. Y, aunque todavía le da el pecho a su pequeño Juan ...

Arantxa del Sol, 36 años: “Deseo recuperar mi cintura tras el parto”

  • “Quiero perder cuatro kilos y que mi ombligo vuelva a su forma normal” afirma la presentadora que fue madre hace tres meses.

La actriz y presentadora fue madre por segunda vez hace tres meses. Y, aunque todavía le da el pecho a su pequeño Juan Rodrigo, nada más concluir la cuarentena decidió pedir cita con el doctor Íñigo de Felipe, director médico de los 21 centros Hedonai que hay en España. Quería que le planificara un programa personalizado de recuperación posparto. Arantxa había conocido a De Felipe en la inauguración del centro que la firma había abierto en Córdoba.

Más tarde, recurrió a él cuando sufrió, en el cuarto mes de gestación, una urticaria a la que ningún médico encontraba solución. Él logró eliminarla y se ganó así la confianza de Arantxa. “En el embarazo de Lucía engordé una barbaridad –afirma la presentadora–. ¡No digo cuánto porque me da vergüenza! Con Juan Rodrigo también subí mucho de peso, pero menos. Por suerte, tengo un metabolismo muy especial y, en cuanto doy a luz, pierdo esos kilos”.

De hecho sólo le sobran cuatro para recuperar su talla habitual. “Creo que es más una cuestión de volumen que de kilos –admite–. Lo que me preocupa es recuperar mi cintura y que el ombligo vuelva a su forma normal. Ahora lo tengo como una plaza de toros”. La actriz hace este comentario entre risas: acaba de celebrar su séptimo aniversario de boda con el torero Finito de Córdoba .

El médico le explica los tratamientos más adecuados y efectivos: “Primero tenemos que vaciar todo lo que se ha ido acumulando en estos meses, tanto grasa como agua –dice–. Después hay que procurar que la superficie de la piel se reduzca. Para eso, haremos tratamientos de radiofrecuencia no ablativa y masajes drenantes”.

Previamente, Arantxa ya se ha sometido a dos sesiones de Velasmooth, un aparato que combina un masaje profundo de succión con radiofrecuencia e infrarrojos. Se lo indicó así el doctor y ella ya ha notado sus efectos. “He perdido volumen y lo noto sobre todo con la ropa”, dice.

También ha aprovechado para tratarse unas pequeñas manchas, lentigos solares, que ya tenía antes de su segundo embarazo. El médico cree que con tres sesiones de Luz Pulsada Intensa (IPL) desaparecerán por completo. “Ya me he dado una y se me han aclarado”, reconoce Arantxa. “¿Y te pones protección solar todos los días, tal y como te dije?”, le pregunta el médico. Ella asiente y De Felipe asegura que da gusto trabajar con una paciente así: “Es muy disciplinada y hace todo lo que se le indica”, asegura.

“Cuando Juan Rodrigo deje el pecho seré todavía más disciplinada –precisa ella–. La lactancia me ata mucho y no he tenido más remedio que anular alguna cita”. Por otra parte, Arantxa asegura que en su segundo embarazo se ha cuidado más y se ha hidratado mucho la piel. “No quería tener estrías y lo he logrado”. En cambio, sí le ha salido una pequeña varícula detrás de la rodilla. Pero el doctor asegura que la eliminará con una microespuma de acción local, más efectiva que una esclerosis. Más información: Centros Hedonai. Telf.: 902 30 30 75.