Belleza VIP

Foto: Porque yo lo valgo. Michelle Obama La omnipresencia de los bíceps de la primera dama de Estados Unidos ha molestado a ...

¡Arriba los brazos! El símbolo de belleza entre las ‘celebrities’

  • Firmes y torneados, son el último símbolo de belleza entre las 'celebrities'.

Porque yo lo valgo. Michelle Obama

La omnipresencia de los bíceps de la primera dama de Estados Unidos ha molestado a algunos sectores de la opinión pública. Ella hace oídos sordos y demuestra que no tiene miedo a presumir de físico potente y brazos firmes. Seguro que no es casualidad que en su primer retrato oficial lleve un modelo de Michael Kors con los hombros bien escotados.

Desafiando la gravedad. Madonna

La cantante está decidida a ganar la batalla al tiempo. A los 50, tiene unos brazos esculpidos en piedra. ¿El secreto? Un porcentaje mínimo de grasa y un trabajo de tonificación muscular ultraintensivo en el que combina yoga, pesas y Pilates. Así que se permita marcar deltoides, bíceps, tríceps, braquial y coracobraquial como un tratado de anatomía.

¿Quién lo iba a decir? Holly Hunter

En su oscarizado papel de “El piano”, la actriz no se desnudaba, pero a los 51 años presume de cuerpo fibroso y delgado. Con su entrenador trabaja dos horas cinco días a la semana, combinando ejercicio en cinta para quemar grasa, Pilates para fortalecer la zona abdominal y mejorar la postura y pesas para tonificar y resaltar los músculos.

¿Quién teme a las jovencitas? Demi Moore

Muchas famosas se contentan con tener un entrenador, pero Demi tiene tres: uno para ejercicio, otro para yoga y un tercero para kickboxing. Su espectacular físico es fruto de una combinación de entrenamiento (una hora al día, cinco días a la semana), una dieta casi vegetariana y una disciplina de hierro para respetar su circuito de aerobic y pesas.

A los 40, mejor que nunca. Felicity Huffmann

Tras sufrir bulimia y anorexia, la “mujer desesperada” sólo aprendió a aceptarse a los 40 años: “Creo que mi cuerpo siempre tuvo esa edad, y cuando llegó a ella, se sintió a gusto”, ha dicho. A eso se une una entrenadora, que fue la primera que le dijo que comiera más porque estaba por debajo de su peso. Ahora practica triatlón y está mejor que nunca.

No basta con tocarla guitarra. Sheryl Crow

El deporte no es nuevo en la vida de la cantante, que comenzó a nadar a los cinco años y fue corredora en el instituto. Ahora, le sigue apasionando correr, sobre todo campo a través; la bicicleta de montaña y nadar, aunque no puede hacerlo tanto como quisiera. Así que no nos extraña que haya sido portada de numerosas revistas de fitness y deporte.