Belleza VIP

Foto: Tras la recciente elección de Jennifer López como el mejor trasero del mundo, las miradas -indiscretas o no, propias o ...

Glúteos firmes

  • Jennifer, Shakira, Naomi o Gisele son ejemplos a seguir. Rotundo, respingón, atlético, compacto o sensual, todos valen. Es curioso, pero para estar en la retaguardia, ¡hay que ver la lata que nos da! Y es que los glúteos, el trasero, las nalgas (o como quieran llamar a la zona que queda entre la cintura y los muslos) es una de las zonas más atractivas de la anatomía femenina.

Tras la recciente elección de Jennifer López como el mejor trasero del mundo, las miradas -indiscretas o no, propias o ajenas- se vuelven a centrar en esa parte de nuestra anatomía.

Depósito de energía
La forma del trasero viene dada por la cantidad de grasa, algo determinado genéticamente. Y es que para la evolución, que no sabe nada de moda sino de supervivencia de la especie, esa zona es, como los muslos, un área idónea para que las mujeres almacenemos grasa de la que tirar y con la que sacar adelante embarazos y lactancias en momentos de carencia. Algo apropiado en los tiempos de Atapuerca, pero que ahora, en nuestra cultura de la abundancia, se traduce en que cada caloría de más se instala cómodamente bajo la línea de flotación del cinturón.

¿Adelgazar por zonas?
Más vale olvidarse de plásticos reductores y demás artilugios para sudar que prometen "fundir" la grasa de las partes del cuerpo que más nos preocupan. No se puede reducir de forma localizada y la mejor vía para quemar esos adipocitos es el ejercicio aeróbico, combinado con ejercicios de tonificación. Estos tienen una doble ventaja. Por un lado, tener más músculo eleva el metabolismo basal, lo que nos permite comer más sin engordar y, por otro, son la mejor manera de "modelar" las zonas deseadas. Algo que en el caso del trasero es muy notable, dado que los músculos que lo forman, los glúteos, son de los más grandes del cuerpo y, por tanto, responden muy bien a un programa de ejercicios serio y continuado.

Los deportes más agradecidos
Toda actividad física es recomendable, pero algunas modalidades ayudan más que otras a modelar glúteos y piernas. Por ejemplo, el patinaje es excelente para quemar calorías y tonificar, así como el step, que fortalece las piernas. El aeróbic evita la acumulación de grasa y trabaja toda la musculatura del tren inferior y el "cardio-kickboxing", perfecto para mujeres con un buen nivel de entrenamiento, resulta tan entretenido como eficaz, así como el "spinning", que quema gran cantidad de calorías. En muchos gimnasios ofrecen clases de GAP (glúteos, abdomen y piernas), especialmente enfocados a fortalecer la musculatura de cintura para abajo.

Los ejercicios estrella
La sentadilla.
Consiste en hacer como si nos fuéramos a sentar en una silla invisible con una bajada lenta y controlada. Es importante mantener los talones pegados al suelo y, al subir, empujar desde los pies sin torcer la espalda > Elevación trasera de piernas. Boca abajo, con los pies ligeramente separados, aprieta los glúteos y sube los muslos bloqueando las rodillas. Es importante mantener la espalda relajada, sintiendo cómo trabajan los glúteos.

Elevación de cadera. Tumbada boca arriba, con los pies apoyados firmemente en el suelo, hay que subir las caderas apretando los glúteos. Es importante no arquear la espalda, sino sentir la tensión, constante y firme, en el trasero.