Belleza VIP

Foto: El peluquero de Sharon Stone en casa (8, 30 horas) Antes de empezar, es imprescindible que me arregle el pelo, pero no ...

¿Te imaginas? Millonaria por un día

  • ¿Qué harías si fueras rica?. Aquí tienes algunas pistas de cómo podría transcurrir una jornada en París, la capital del glamour, dedicada por entero a mimar tu cuerpo y sin reparar en gastos.

El peluquero de Sharon Stone en casa (8, 30 horas)

Antes de empezar, es imprescindible que me arregle el pelo, pero no admito que lo toque cualquiera, si no el mismo peluquero que peina a las grandes estrellas. Y como soy previsora, ya hace unos días que descolgué el teléfono y simplemente dije: “¡David, te necesito!”.

Así que, con puntualidad británica, llega a mi casa David Mallett. Aunque también podría haber ido a su peluquería en la calle Notre-Dame-des-Victoires, un piso de 300 m2, decorado muy zen, salvo por una inmensa avestruz disecada de unos tres metros de altura, que con su inmensa presencia recuerda el origen australiano de este gurú del brushing.

Entre sus fans está la mismísima Sharon Stone, que cada vez que va a París acude a él. Igual le ocurre a Demi Moore, que cuando tiene que acudir a una fiesta le llama para que deje impecable su melena ultra-lisa. Cuando David Mallett hace un brushing me recuerda a “Eduardo Manostijeras”: utiliza cuatro cepillos que distribuye simultáneamente por la cabeza como si fueran rulos. ¡Y funciona! El peinado se mantiene impecable durante todo el día. Precio: 1.000 €. David Mallett. Telf.: 01 40 20 00 23 (París).


Me regalo una cura de Hollywood (10 horas)

Mi segunda cita tiene una importancia capital para frenar los efectos de la ley de la gravedad, tanto en mi rostro como en mi cuerpo. Visito a la doctora Marie-Térèse Bousquet, una médico estética que utiliza el Thermage, un aparato prodigioso de radiofrecuencia que alisa y tensa los tejidos en los que la flacidez está empezando a instalarse.

La máquina en cuestión calienta las fibras de colágeno y logra, por una parte, proteger el existente y, por otra, estimular su formación. Su cabezal va recorriendo las zonas más críticas de mi anatomía: el rostro, el cuello, la cara interna de los brazos, los muslos, el vientre e incluso los párpados. Parece ser que muchas estrellas de Hollywood deben al Thermage el óvalo perfecto de su cara...Poco importa que la sensación al aplicarlo no sea la más agradable del mundo. El colmo del lujo.

El resultado no es visible al final de la sesión, ni tampoco está garantizado cuando pagas la factura. Habrá que tener paciencia y confiar en las buenas artes de la doctora para advertir que, pasados de dos a seis meses, la piel recobra flexibilidad y los tejidos se vuelve más firmes. Desgraciadamente, en algunas epidermis esto casi no se aprecia... y por eso hay que volver a repetir la sesión a los dos años. Precio: 2.500 €, una sesión de hora y media para el rostro.


Almuerzo, un menú dietético en el Plaza (13 horas)

Degustar
una comida frugal en el patio ajardinado del hotel Plaza Aténée es una delicia para el paladar y el alma. Elijo un menú ligero y saludable: tomates con mozzarella y atún rojo con verduritas a la plancha. Disfruto de este remanso de paz en el corazón de París hasta que sea la hora de hacerme ese tratamiento que me va a dejar como nueva. Precio: 120 € por persona. Telf.: 01 53 67 66 65 (París).


Mi masaje tiene la firma de Dior (14,30 horas)

Atravieso el pasillo del hotel Plaza Aténée para encontrarme con el instituto Dior. Me esperan para mi tratamiento facial L’or de Vie, que además incluye un masaje corporal. Claire, mi terapeuta, trabaja las contracturas de mi maltrecha espalda y recoloca mi columna. Después, comienza el tratamiento facial cuyo producto estrella es la exclusiva crema L’or de Vie, que incorpora el magnífico poder antioxidante de los sarmientos de las vides del chateau d’Yquem.

Claire
, siguiendo una técnica de masaje facial exclusiva, trabaja todos y cada uno de los músculos de mi rostro hasta que, por arte de magia, consigue difuminar mis líneas de expresión. Dos horas más tarde, estoy fresca como una rosa y sin una arruga. Precio: 490 €. Telf.: 01 53 67 66 65 (París).


Mi perfume exclusivo (17 horas)

Sin prisa
pero sin pausa, me dirijo a la casa madre de los perfumes Guerlain. Cruzo este emblemático establecimiento y me acompañan hasta el ascensor VIP. Se abren las puertas y en el salón privado mi consejera, Monique, me presenta en primicia algunas piezas excepcionales.

Una de ellas es la reedición del perfume Champs Elysées, creado en el año 1904. El placer de pensar que puedo ser una de las 27 únicas personas en el mundo que disfrutarán de este exclusivo perfume, es increíble. No me puedo resistir, ¡necesito uno! Precio: 10.000 €. Telf.: 01 45 62 52 57 (París).


Mónica Bellucci y yo compartimos maquillador (19 horas)

El toque final. Christophe Danchaud “make-up-artist” de las estrellas, viene a mi hotel a maquillarme. Su currículo es impresionante: el “smoky” de Vanessa Paradís, los tentadores labios rojos de Audrey Tautou... Empieza unificando mi tez con el “Teint Majeur” de Yves Saint Laurent, que mezcla con una crema hidratante.

Sobre los párpados utiliza cinco tonos cobrizos y dorados. Estas sombras “fresh” las ha traído de Nueva York y acaba, con un precioso beige “Massaï Dior”. Un lápiz para las cejas, un par de capas de máscara y para terminar, un poco de colorete de Laura Mercier sobre las mejillas y un moka transparente en los labios. Me miro al espejo y me encanta. Precio: 1.000 €, maquillaje a domicilio. Christophe Danchaud. Telf.: 01 48 78 71 89 (París).