Belleza VIP

Foto: Tiene una belleza que no deja indiferente. En su presentación en Europa como nueva imagen de Thierry Mugler dejó ...

Naomi Watts, una estrella con mirada de ángel

  • La belleza que enamoró a King Kong ha cautivado a Thierry Mugler, que la ha convertido en musa de su perfume.

Tiene una belleza que no deja indiferente. En su presentación en Europa como nueva imagen de Thierry Mugler dejó constancia de que es una estrella, pero de esas que irradian una luz muy especial, que la diferencia del resto de los mortales.

La ciudad elegida, París; en concreto, los jardines de las Tullerías. Una carpa adornada con miles de cristales en forma de estrella, réplica idéntica del frasco de la fragancia Angel, fue el firmamento bajo el que brilló la actriz, nacida en Inglaterra, criada en Australia y afincada en Los Ángeles por motivos profesionales.

Naomi Wats apareció vestida con un esmoquin de corte impecable firmado por el diseñador francés, que realzaba su frágil y menuda figura. Su mirada de color azul intenso contrastaba con su pálida piel y emanaba un halo angelical.

Ante los periodistas, la actriz recordó algunos divertidos momentos del rodaje del anuncio del perfume: “Cuando grabé el spot, acababa de tener a mi hijo Alexander y me costó mucho abrocharme el maravilloso corpiño de pedrería”, reconocía entre risas. Y, curiosamente, la extrema palidez con la que compareció ese día, y que a todos llamó la atención, tenía su más que justificada explicación. Al día siguiente se conocía la noticia: Naomi Watts estaba embarazada de su segundo hijo.

Su mejor papel

Sin embargo ni el embarazo ni educar a Alexander han supuesto un impedimento para su carrera como actriz: “Mi hijo ha cambiado mi vida de forma maravillosa. Educarle es una gran responsabilidad y siempre te queda la duda de si lo estás haciendo bien”. Resulta curioso que una mujer tan introvertida y con fama de ser una actriz seria acepte entrar en el mundo de la publicidad.

“Para mí es halagador, pero está claro que hay que tener cuidado a la hora de tomar una decisión así. Sin embargo, todo fue muy fácil, porque cuando conocí a Thierry Mugler tuve un flechazo a primera vista”, reconoce la protagonista de “21 gramos”, por la que fue nominada al Oscar.

Ella asegura que admiraba al diseñador desde jovencita: “Me compré un vestido suyo de segunda mano cuando no tenía ni un dólar”, recuerda. En aquellos años coincidió en un casting con Nicole Kidman: “Desde entonces somos amigas y compartimos confidencias. Es muy buena actriz y una gran mujer”, admite.

100% natural

En el universo de Hollywood, donde la belleza y los rostros aniñados cotizan al alza, es difícil encontrar mujeres que hayan alcanzado el éxito pasada la treintena. Naomi Watts es una de ellas. Cumplidos los 40, reconoce que, de momento, se resiste a hacerse retoques estéticos como los rellenos o el botox: “Soy actriz, tengo que transmitir emociones y esos tratamientos congelan la expresión. Pero no juzgo a quién se los hace”.

No se queja de falta de trabajo, porque le sobran ofertas. La última, protagonizar un remake de “Los pájaros”, que Tippi Hedren interpretó a las órdenes de de Alfred Hithcock. Muchos la comparan con actrices de aquella época, incluida Grace Kelly. Sin embargo, ella preferiría que lo hicieran con algunas más actuales, como Meryl Streep, Jodie Foster o Julianne Moore.

El estreno de Watts como imagen del perfume Angel ha servido para ampliar su línea de baño con un gel, una crema, en leche y en aceite, así como una bruma en spray. En los 16 años de vida de esta fragancia, también fueron su imagen Jerry Hall o Estelle Halliday. Pero Naomi no teme a las comparaciones: “La mujer de este perfume tiene muchas caras: vulnerable, fuerte, misteriosa y sexy. Soy actriz y me gusta cambiar de personalidad. Por eso Mugler decidió que fuera la imagen de su perfume”