Belleza VIP

Foto: Y es que, aunque la licencia para matar la tiene el Agente 007, lo cierto es que la que se convirtió en ...

Olga Kurylenko: una chica de calendario con licencia para seducir

  • Si en la piel de la última “Chica Bond” Olga Kurylenco derrochó atractivo y sensualidad para ganarse al duro Agente 007, delante de la cámara (de fotos, esta vez) no ha sido menos y ha posado ultra-seductora en la sofisticada ciudad de Milán como imagen del nuevo Calendario Campari para 2010. Retratada por Simone Nervi, la actriz ucraniana ha sacado su faceta más camaleónica y pasional y, copa de cóctel en mano, ha recorrido los rincones más mágicos de la 'citá' ante la atenta mirada de los objetivos que la convertían en la protagonista de la 11ª Edición del que será uno de los almanaques más deseados del próximo año.

Y es que, aunque la licencia para matar la tiene el Agente 007, lo cierto es que la que se convirtió en la última “chica” Bond en su vigésimo segunda entrega cinematográfica, Quantum of Solace ha demostrado sobre la alfombra roja de las diferentes premieres en las que ha lucido palmito que no le hace falta que nadie le dé autorización para seducir. A ella le venía de serie...

El estreno de la que muchos consideraron la película de la pasada  temporada, llevó a Olga a ser el centro de atención de los focos de media Europa en las premieres a las que acudió en el viejo continente. Enfundada en favorecedores vestidos, la modelo y actriz ha lucido palmito sobre la alfombra roja dejando patente que, una vez más, Bond, James Bond, es un auténtico privilegiado por poder contar con un bellezón así a su lado…

Atractiva, sexy y derrochando sofisticación. Así aparece Olga Kurylenko en cada una de sus apariciones públicas como nueva “Chica Bond”…

En la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, el lugar que se eligió para la gala del estreno en España, Olga apareció espléndida, con el pelo recogido, luciendo un vestido largo negro en raso y gasa con cuello halter y lazo al cuello que dejaba desnudos los hombros de la actriz, dándole un toque ultrafemenino con un conjunto de pendientes y collar de piedras preciosas.

Y es que el negro parece que es uno de los tonos preferidos de la actriz, a la que se pudo ver en la premiere de Roma con un espectacular modelo en este color. Con escote palabra de honor y cuerpo entallado en forma de corsé, la envidiable figura de Olga quedaba perfectamente dibujada gracias a las líneas seductoras de un vestido que, a la altura de la rodilla, adquiría volumen en tul. Como único complemento, una gargantilla bicolor y cartera rígida de mano. Además, en la ciudad eterna, la ucraniana también vistió de este tono, en esta ocasión con un little Black dress estilo años 50.

En Berlín, volvió a apostar sobre seguro. Negro, extralargo, palabra de honor, pelo recogido… Sin embargo, en esta ocasión el modelo elegido era muy vaporoso, de gasa, y recogido sobre la rodilla con originales flores y pedrería en el mismo tono.

Para acudir a la cita parisina del Agente 007, Olga tiró de Chanel y lució su faceta más sobria y elegante con un dos piezas formado por abrigo negro y vestido blanco, ambos en tweed. En esta ocasión, la Kurylenko se dejó llevar por la corriente vintage, y se presentó sobre la alfombra roja con el pelo suelto, ondulado en media melena y como adorno, tan sólo un broche en plata vieja.

El toque de color lo reservo la actriz para los estrenos de “Quantum of Solace” en Amsterdam y Londres. En la capital holandesa, la ucraniana se decantó por un look sencillo pero muy favorecedor gracias a un modelo en raso color ciruela con un lazo de terciopelo negro a la cintura y cuello a la caja. En la ciudad del Támesis, sin embargo, el siempre acertado rojo Valentino fue el tono elegido por Olga Kurylenko en un modelo del diseñador algo más recargado de a lo que nos tiene acostumbrada la que ya se perfila como una de las imprescindibles de las fiestas más glamourosas de las próximas temporadas.