Belleza VIP

Foto: Mujer hoy. ¿De dónde saca tiempo para hacer tantas cosas?Vicky Berrocal. Me encanta trabajar y, cuando te gusta lo que ...

Vicky Martín Berrocal: “No tengo una talla 36, ni quiero tenerla”

  • La crisis no le afecta porque no para de trabajar. Después de presentar su sexta edición de trajes de flamenca, acaba de lanzar su primera colección de novias y se va a estrenar con trajes de fiesta y joyas. Además, presenta un programa de coplas, A tu vera, en la televisión autonómica de Castilla-La Mancha. Y, por si fuera poco, es la embajadora en España de la Gama Expert de mascarillas y lacas del prestigioso peluquero francés, Franck Provost.

Mujer hoy. ¿De dónde saca tiempo para hacer tantas cosas?

Vicky Berrocal. Me encanta trabajar y, cuando te gusta lo que haces, las horas pasan volando. Eso sí, a las cinco de la tarde el mundo se para y voy a recoger a mi hija al colegio.

MH: Usted es una mujer de formas rotundas. ¿Explota sus curvas?

VMB: ¡No me queda otra! O las exploto o me escondo en un armario. Siempre me ha gustado la mujer-mujer. Miro a actrices de las de antes, como Ava Gardner, Rita Hayworth o Sofía Loren, y me pregunto: ¿Qué necesidad tenemos de estar en una talla 36?. Ellas han sido y siguen siendo verdaderos cañones. Tenían pecho, caderas, poca cintura, pero una figura maravillosa. Cuando te miran y te dicen: Tú no tienes la talla 36, respondo: Claro, no la tengo, pero tampoco quiero tenerla.

MH: Ahora parece que vuelven a ponerse de moda las mujeres con curvas, como la cantantes Beyoncé o Jennifer Lopez...

VMB: Sí. Esas mujeres se han dicho a sí mismas: Éste es el cuerpo que tengo y es el cuerpo con el que me quiero quedar. Beyoncé lo tiene musculoso, tonificado y va vestida como si estuviera envasada al vacío y así lo realza. Y Jennifer Lopez igual. Ésta es la razón por la que las admiro, porque no renuncian a lo que tienen y a cómo son.

MH: ¿Cree en los regímenes?

VMB:¡Qué remedio! Toda mi vida he estado haciendo una dieta u otra, porque soy una de esas personas a las que les engorda todo: el estrés, los disgustos... Sin embargo, cuando estoy feliz de verdad, como en este momento, es cuando adelgazo.

MH: Cuando era pequeña, ¿estaba acomplejada?

VMB: Nunca, a mí me daba igual. Hay que aceptarse como una es, se puede mejorar, pero cada una es como es.

MH: ¿Va al gimnasio?

VMB: Suelo ir a primera hora de la mañana, después de dejar a mi hija en el colegio. Y lo hago porque después me siento bien y me da energía. Corro en la cinta media hora o, a veces, una. Luego tengo sesión con un entrenador dos días a la semana.

MH: ¿Cambiaría algo de su físico?

VMB: Muchas cosas, unas cuantas. Pero no hay que obsesionarse con querer mejorarlo todo, porque acabas siendo infeliz.

MH: ¿Es partidaria de la cirugía estética?

VMB: Estoy a favor, siempre y cuando te ayude a sentirte mejor contigo misma, pero sin abusar, porque por mucho que te operes nunca serás Angelina Jolie... Yo soy partidaria de todo, incluso del Photoshop.

MH: ¿Le gusta su melena?

VMB: Sí, pero tengo el pelo seco, con un rizo cerrado y rebelde que no me gusta nada. ¡Aborrezco los rizos! Así que estoy todo el día tirando de la plancha o si no, me lo recojo tirante, me pongo la laca de Franck Provost y me olvido de los rizos. También procuro no lavármelo a diario, para no machacarlo con el secador. Y me encanta ponerme mascarillas. Yo utilizo todas las de la Gama Expert de Franck Provost, especialmente la reparadora y la de color, que me dejan el pelo genial.

MH: Un truco que funcione...

VMB: En verano, antes de ir a la playa, me pongo mascarilla en el pelo y me la dejo todo el día. Así me puedo bañar y salir del agua perfectamente peinada.

MH: ¿Se ha arrepentido alguna vez de sus tatuajes?

VMB: No me arrepiento de nada de lo que he hecho en mi vida.