El pelo es una de nuestras máximas preocupaciones, tanto a la hora de peinarlo, como a la hora de cuidarlo. Un pelo sano y brillante es muestra de salud y belleza constante. Para mantenerlo siempre bonito y cuidado, tenemos que tener en cuenta muchos factores.

  •  La alimentación: Comer bien y sano no solo nos sirve para tener una buena figura. El pelo y las uñas son el mayor reflejo de nuestra alimentación. De hecho, fíjate que cuando comemos menos o tenemos carencias como de calcio, las uñas están mucho más blandas y el pelo se nos cae más. Al igual ocurre cuando comemos más grasas y fritos, que el pelo se nos ensucia mucho antes.  
  • A la hora de lavarlo: A veces pecamos de lavarnos demasiadas veces a la semana nuestro cabello. Lo ideal es lavarlo de dos a tres veces como mucho, ya que si lo lavamos más destruimos el ph del cuero cabelludo y para evitar agresiones externas segrega más grasa de la necesaria, provocando la facilidad de la pérdida del cabello.
  • A la hora de peinarlo: Los secadores, las planchas, y los accesorios pueden ser terroríficos para la salud de nuestro pelo. Resultan muy agresivos y provocan que se nos caiga más o incluso que se nos rompa. 
  • Las estaciones: Otoño y primavera son las peores estaciones para la caída. Es cuando vemos que se queda mucho más pelo en nuestros cepillos o peines y cuando notamos que el volumen es mucho menor.

Con todo esto, deberíamos preguntarnos cuánto tarda en recuperarse el cabello perdido. Aproximadamente, en un cabello sano, el tiempo viene a ser de dos meses, es la media siempre y cuando la pérdida de pelo sea temporal y no exista un problema más grave, según viviscal. Si la recuperación del pelo no es progresiva y es más lenta de lo habitual, se recomienda acudir a un especialista.