Lecciones de belleza

Foto: Los productos de protección solar son productos cosméticos con una eficacia científicamente probada a la hora de evitar ...

¡Los factores de protección solar han cambiado!

  • Según la última Recomendación de la Comisión Europea en esta materia, los productos cosméticos de protección solar deberán llevar protección tanto frente a las radiaciones UVA como UVB, además de no poder llevar los reclamos tantas veces vistos de “protector total”, “bloqueante total” o “prevención durante todo el día”.

Los productos de protección solar son productos cosméticos con una eficacia científicamente probada a la hora de evitar las quemaduras solares y los daños derivados del envejecimiento cutáneo, así como proteger frente a la inmunodepresión inducida por la luz, y prevenir la aparición de ciertos tipos de carcinomas de piel. Por ello, las normativas y estándares de calidad deben ser respetados y exigidos en todo caso pues, de su mal uso, pueden derivarse importantes consecuencias muy nocivas y perjudiciales para la salud.

Para poder presentar estos rasgos preventivos que se les supone, la Comisión Europea estableció una recomendación en la que afirma que los protectores químicos solares deben ser eficaces no sólo frente a los rayos UVB, causantes de las quemaduras y los eritemas cutáneos por la sobreexposición solar, sino también frente a las radiaciones UVA, que aceleran el envejecimiento prematuro de la piel.

Sin embargo, por muy buenos o eficaces que sean estos cosméticos, no son capaces, al menos por el momento, de garantizar una protección total frente a los rayos ultravioletas (UV) ni filtrar por completo estas nocivas radiaciones, de manera que ningún producto podrá vender tales beneficios como propios.

No obstante, es imprescindible que, si bien los protectores solares no hacen milagros, lo que sí que es cierto es que hoy, más que nunca, se hace imperativo un uso adecuado de los mismos, aplicándolos de manera sistemática, repetida, uniforme y en la cantidad adecuada ( 2 mg/cm2 según la Comisión Europea o, lo que es lo mismo, el equivalente a seis cucharillas de café para un cuerpo adulto, aproximadamente) antes y durante cualquier exposición al sol.

Pasaron ya los tiempos en los que se podía leer en los envases atributos como los de “pantalla o protección total”, “bloqueante solar” o “prevención durante todo el día”, pues han quedado prohibidos a efectos legales por la mencionada recomendación europea. Además, ya es obligatorio que en los envases aparezcan claras instrucciones de uso, consejos sobre las precauciones que conviene tomar y unas declaraciones de eficacia sencillas y significativas, basadas en criterios estandarizados y denominada su protección en términos de “baja”, “media”, “alta” o “muy alta”.

Tabla de categorías de factores de protección solar

 

 Categoría que
se indica en la etiqueta

 Factor de protección solar
que se indica en la etiqueta 

 Factor de protección
solar medido 

Protección baja 

6

6-9,9

10 

10-14,9 


Protección media

 15

 15-19,9

 20

 20-24,9

 25

 25-29,9

 Protección alta

 30

 30-49,9

50

50-59,9

Protección muy alta

50+

60+