Lecciones de belleza

Foto: Sin embargo, son un foco de atención y delatan, como ninguna otra zona del cuerpo, el paso del tiempo. El mejor ...

Manos y pies impecables

  • A pesar de que la piel de las manos es fina y frágil, es la parte de nuestro organismo, junto con el rostro, más expuesta a las agresiones externas: cada día soportan continuos lavados con detergentes agresivos y la exposición a las radiaciones solares o a las inclemencias del tiempo.

Sin embargo, son un foco de atención y delatan, como ninguna otra zona del cuerpo, el paso del tiempo. El mejor tratamiento que podemos regalarles es una hidratación continua. Si cada vez que te lavas las manos y, después de secarlas minuciosamente, te pones un poco de crema podrás preservar su juventud. Y si no eres tan constante, al menos aplícatela dos veces al día, por la mañana y antes de ir a dormir. Y en verano, date la misma protección solar que en el rostro, para evitar las manchas.

Manicura en tres pasos

1. Limar. Utiliza una lima de carton o de fibra de vidrio para acortarlas y darles forma. Manténla perpendicular a la uña y realiza movimientos hacia el centro, pero sin apurar en los ángulos.

2. Limpiar. Sumerge los dedos en agua jabonosa tibia durante unos minutos. Sécalos bien y aplica el quitacutículas. Déjalo que actúe unos minutos y después, con un palito de naranjo, empuja cutículas hacia atrás. Puedes utilizar un alicate para limpiar pilecillas sobrantes, pero jamás cortes la cutícula. Elimina los restos con agua y sécalas muy bien. Aplícate una capa generosa crema y date un masaje hasta que penetre totalmente en las manos y en las uñas.

3. Esmaltar. Antes, pon una capa de base que prepara la superficie de la uña y también evita que amarilleen, sobre todo si gustan los tonos oscuros. Luego, aplica dos capas de esmalte y finaliza con una de brillo para que el esmalte no se desprenda.

Los secretos de una buena pedicura

1. Ablandar. Si quieres que el resultado sea impecable, sumerge los pies, durante 10 minutos, en un recipiente con agua caliente y un poco de gel. La piel, las cutículas y las durezas se ablandarán y será mucho más fácil quitarlas.

2. Eliminar durezas. Utiliza una piedra pómez o una lima específica de doble cara, una para raspar el exceso de capa córnea de la planta del pie y la otra, para suavizar.

3. Cortar. Éste es el momento clave para evitar que las uñas se encarnen. Siempre hay que cortarlas cuadradas y dejándolas que sobresalgan una par de milímetros sobre el dedo.

Tratamientos que te harán levitar
 
• Con rosas y sales del mar Muerto. Te sumergen los pies en agua con pétalos de rosa y esencias, también de rosas, para relajarlos. Después, limpian y liman las uñas y te aplican una crema exfoliante que los deja muy suaves. A continuación, te ponen una mascarilla de rosas para hidratarlos en profundidad. Y para terminar, les dan un masaje increíble y los pulverizan con agua de rosa. Después, esmaltan las uñas. Dónde: Le Petit Salon, Madrid. Telf.: 91 319 67 51. 

• Holístico. Impregnan tu pies con minerales, vitaminas, algas y sales de Bretaña y después los exfolian con extractos de plantas y aceites esenciales. A continuación, un masaje de acupresión te relaja desde el primer hasta el último tendón del pie. Y como despedida, una parafi na templada que deja los pies como la seda. Dónde: Spa Gran Hotel Bahía del Duque, Tenerife. Telf.: 922 74 69 00. 

• Con chocolate blanco. Te introducen los pies en un burbujeante baño con bolas efervescentes y aceites esenciales de chocolate. Después te hacen un peeling con bambú y cacao y se finaliza con un masaje con crema de chocolate blanco, manteca de karité y aceites esenciales de vainilla. ¡Una delicia gourmet! Dónde: Sai Tei, Madrid. Telf.: 91 562 43 99.

El antídoto para que no se encarnen
 
Este doloroso problema puede aparecer por cortar las uñas en exceso, hacerlo de forma redondeada o simplemente, por usar calzado de horma muy estrecha. Cuando los laterales de la uña se clavan en la piel, la solución más efectiva es ponerse unos clips especiales, sobre las uñas afectadas, que poco a poco corregirán esta malformación.

Estos clips se pueden limar en los laterales para adaptarlos a la anatomía de la uña y se pegan en el centro. Por último se puede dar una capa de porcelana.

Últimas novedades para presumir de uñas (falsas)
 
Adhesivas. Son parches en 12 colores y dos de manicura francesa, que se colocan en cinco minutos. Incluyen bandas que se adaptan al tamaño de las uñas y se retiran con quitaesmaltes. Dónde: Nail Patch (9 €), de venta en Sephora.

De gel. Axxium Soak-Off Gel Laquer es un revolucionario gel que se aplica de forma similar a una laca normal y se seca bajo una lámpara de rayos UV. Lo nuevo es que se retira en sólo 30 minutos, con una fórmula especial que se aplica en cabina. Así no hay que limar la superficie de la uña para eliminar el producto, tal y como se hacía hasta ahora, y no se debilitan ni decapan. Dónde: Le Club, Madrid. Telf.: 91 411 11 14. Alice in Wonderland, Madrid. Tel.: 91 522 53 22.

Acrílicas. Mejoran el aspecto de las uñas mordidas y quebradizas. Se prepara la uña y se colocan, cuando es necesario, unos moldes para uñas cortas. Luego se aplica el polvo acrílico, se pulen y se pueden pintar. Dónde: Cult, Madrid. Telf.: 91 401 44 11.

Si no te resistes a la fantasía...

Puedes acabar tu esmaltado decorándolas con unas flores o un sol radiante. La variedad de dibujos entre los que elegir es amplísima. Pero si tu objetivo es no pasar inadvertida, opta por incrustaciones de cristales de Swarovsky que las harán deslumbrantes.

Y si tienes una fiesta y tu economía no se ha resentido con la crisis, puedes incrustar en tus uñas tu piedra preciosa favorita, desde brillantes a esmeraldas o zafiros. ¡Podrás lucir toda una joya! Dónde: Lounge 4. Valencia. Telf.: 96 394 47 18.

Trucos que funcionan

1. Uñas fuertes. Lo mejor es sumergirlas, a diario, en aceite de oliva, tibio, durante 10 minutos. Después masajéalas una a una.

2. Exfoliante natural para los pies. En verano, libres de calzado cerrado, mejoran su estado. Pasea descalza por la orilla del mar y verás cómo desaparecen las durezas.

3. Blanqueador de uñas. A veces amarillean por las lacas de colores oscuros, los productos agresivos o la nicotina. Todos los días, clava las uñas en medio limón y el ácido cítrico las blanqueará. Si quieres pintarlas, aplícate dos capas de base protectora.

4. Acabados que favorecen. Si tus dedos son anchos, dale forma rectangular a tus uñas, pero redondeando los bordes. Si por el contrario, tus dedos son largos, límalas de forma ovalada.

5. Manos suaves. Date una mascarilla de aceite de oliva con miel y déjala 10 minutos. Después, lávate con agua y jabón suave.
 
6. Secado ultrarrápido. Si quieres acelerarlo, usa el secador con aire frío o introduce las uñas en un bol con agua fresquita.