Tratamientos

Foto: En cuanto al perfil del paciente, el 90% de los tratamientos realizados en el último año con toxina botulínica se ...

El bótox, el tratamiento estético más solicitado por las mujeres

  • Desde que comenzó a usarse en España hace sólo 6 años, la toxina botulínica, comúnmente conocida como bótox, ha revolucionado el mundo de la estética sin quirófano. Su utilización ha aumentado en el última año hasta un 25%, según un estudio elaborado por Clínica Londres, convirtiéndose así en el tratamiento más solicitado en medicina estética por encima de los rellenos faciales, que ocupaban el primer puesto.

En cuanto al perfil del paciente, el 90% de los tratamientos realizados en el último año con toxina botulínica se realizaron a mujeres, de las cuales un 70% se situaban en la franja de 35 a 65 años. En esta misma franja de edad se ha observado una mayor tendencia hacia los tratamientos no quirúrgicos; tras el bótox, las técnicas más solicitadas son: rellenos faciales (con ácido hialurónico o hidroxiapatita cálcica), resurfacing (rejuvenecimiento facial con láser), depilación láser, microdermoabrasión y peeling químico.

Según explica el Doctor Carlos San Martín, Responsable de la Unidad de Medicina Estética de Clínica Londres, “El motivo más habitual que señalan estas pacientes para llevar a cabo tratamientos de estética es sentirse mejor y con un aspecto más rejuvenecido y natural”. El aumento generalizado experimentado en la solicitud de tratamientos estéticos va en concordancia con la tendencia de los últimos años, según la cual, las personas prefieren mejorar su apariencia a partir de métodos menos invasivos, que no requieren pasar por quirófano.

La toxina botulínica es una proteína natural que actúa relajando los impulsos del nervio a los músculos faciales relacionados con las líneas de expresión evitando su contracción. “Son infiltraciones prácticamente indoloras localizadas en los músculos faciales del tercio superior del rostro, y tras su aplicación se mantiene una expresividad natural sin arrugas”, asegura el Dr. San Martín. “La duración de la inyección es de 10 minutos aproximadamente y los efectos del tratamiento aparecen tras uno o dos días”.

En el mapa general de tratamientos estéticos, tanto quirúrgicos como no quirúrgicos, el bótox sigue apareciendo en el primer lugar. Así, las técnicas más solicitadas en España, siguiendo este orden, son: bótox, aumento de pecho, rinoplastia (operación de nariz) y liposucción. La evolución de los datos en el último año sitúa a España en el quinto país del mundo en número de intervenciones y tratamientos estéticos y el primero en Europa.