Tratamientos

Foto: El cuero cabelludo también se resiente cuando los nervios se descontrolan y aparecen el insomnio y el cansancio. Se ...

Consecuencias capilares

  • Cuando estamos estresados, el cabello tampoco se queda al margen. Enseguida pierde vitalidad, brillo y elasticidad. Incluso está demostrado que, en los hombres con problemas de alopecia, el estrés acelera la progresión de la calvicie.

El cuero cabelludo también se resiente cuando los nervios se descontrolan y aparecen el insomnio y el cansancio. Se sensibiliza y muestra una serie de síntomas muy evidentes: está rígido, muy tirante y sin flexibilidad alguna. Su textura habitual se modifica y muestra sequedad e incluso una ligera descamación.

El estrés modifica incluso el color del cuero cabelludo y, en ocasiones, pueden aparecer rojeces difusas y una sensación muy incómoda de irritación, picores o escozor.

Igual que ocurre con la piel, el cuero cabelludo estresado necesita un tratamiento que calme esos síntomas y le proporcione relajación. La cosmética capilar dispone de gamas específicas para paliar esos efectos.

Estos productos incorporan, en sus fórmulas, activos calmantes, purificantes, hidratantes y suavizantes que ayudan a restablecer el equilibrio de esta zona. En muchos de ellos, se recomienda un masaje como forma de aplicación; además de facilitar la penetración de los activos y reforzar su acción, proporciona un gran bienestar.