Tratamientos

Foto: Una tez inmaculada en cinco pasos 1. Hidrata en profundidad Es fundamental que la piel esté bien nutrida antes de ...

Cutis perfecto

  • Conseguir un aspecto cero defectos es fácil si sabes utilizar las paletas correctoras. Que no te intimiden sus texturas inéditas y sus sorprendentes coloridos.

Una tez inmaculada en cinco pasos

1. Hidrata en profundidad
Es fundamental que la piel esté bien nutrida antes de aplicar el maquillaje. Distribuye con cuidado la crema hidratante de día que utilices habitualmente sobre todo el rostro. Masajea con las yemas de los dedos hasta que penetre bien.

2. Elimina imperfecciones
Tapa las imperfecciones con dos correctores: uno beige y otro marrón. Si tienes manchas, usa primero el más oscuro para cubrirlas y después el más claro para igualar el cutis. La textura en crema hace que el mantenimiento sea muy fácil.

3. Retoca las zonas críticas
Aplica con el pincel o con el dedo un producto alisante sobre la zona T (frente y nariz) para cerrar los poros y matizar el rostro. Este tipo de productos de última generación contienen polímeros de silicona que aseguran un efecto segunda piel.

4. Ilumina con efecto
Utiliza un iluminador con textura suave y ligera. Da unos toques bajo los ojos y en la parte superior de las cejas, así como en los pómulos y en las aletas de la nariz. También puedes utilizarlo para resaltar el escote.

5. Unifica el rostro
Extiende bien el maquillaje con una esponja, pero evita cuidadosamente las zonas que acabas de trabajar con el corrector y el iluminador. Retócalas con polvos compactos y unifica el resultado con una nube de polvos sueltos.