Tratamientos

Foto: Por eso, desde el "universo femenino" se le da tanta importancia a tener unas pestañas cuidadas, de las que poder ...

¿Estás satisfecha con tus pestañas?

  • Las pestañas, además de remarcar nuestro rostro, funcionan como filtro de la luz y como barrera para evitar que elementos extraños se introduzcan en los ojos. Están formadas por escamas de queratina y crecen, se debilitan y caen, igual que el pelo. Pero además de su función fisiológica unas pestañas bonitas son un elemento estético muy valorado en todas las culturas, considerado además como una herramienta de seducción femenina. Es por esto que en el mercado hayan proliferado tratamientos y productos que buscan destacar las pestañas: tintes, postizos, fármacos que las alargan, y por supuesto lo más común, el maquillaje, las máscaras de las pestañas, que ahora presentan versiones más avanzadas con tratamientos fortalecedores, y cepillos vibradores que estimulan el crecimiento natural de las pestañas.

Por eso, desde el "universo femenino" se le da tanta importancia a tener unas pestañas cuidadas, de las que poder presumir, y cada vez más mujeres tratan de mimarlas, porque no siempre están contentas con las pestañas que la naturaleza les ha dado.

De hecho, según un estudio de Lancôme, las pestañas "ideales" que nos gustaría tener a las mujeres son largas, espesas, rizadas y desplegadas. Pestañas de tipo "abanico", que, al parecer solo tiene un 20% de las féminas. Esta encuesta, realizada a más de 2.000 mujeres de todo el mundo pertenecientes a distintos grupos étnicos (caucasianas, asiáticas, afro-americanas), viene a concluir, que un 80% de las mujeres se encuentra insatisfecha con sus pestañas, ya que no coinciden con su aspiración de belleza.

Y es que, pese a lo que muchos piensan, existe una amplia clasificación de esta parte de nuestro rostro, que puede ayudarnos a elegir con un mayor criterio el tipo de maquillaje que más le conviene, o los cuidados que necesitan para que estén perfectas. Estos son los tipos de pestañas que existen: 

- Pestañas “indisciplinadas”: abundantes, pero rebeldes. Con frecuencia coincide con el tipo de cabello.
 
- Pestañas “irregulares”: presentan huecos, especialmente en la esquina interna del ojo. Las mujeres afro-americanas y las japonesas son las que más se quejan de esta característica.
 
- Pestañas “rígidas”: sin curva, y tiesas, se confunden con el contorno del ojo. En Japón además se quejan de que se rentan hacia abajo, hasta el punto que el 80% usa rizadores de pestañas.
 
- Pestañas “debilitadas”: cortas, poco densas y poco curvadas.

- Pestañas “claras”: de tonos claros: rubio, rubio oscuro o pelirrojo, que contrastan poco con la piel y son casi invisibles. Es una de los rasgos que más afecta a las caucasianas.

Además de conocer la clase de pestañas que tienes, es importante llevar una buena alimentación, ya que una dieta escasa en vitaminas provocara pestañas débiles y proclives a la caída, y no olvidar hacer una limpieza nocturna a fondo en el caso de utilizar máscaras de pestañas, ya que si no se desmaquillan, se pueden quebrar por la falta de oxígeno.