Tratamientos

Foto: Las manchas de la piel son un auténtico ‘chivato’ de nuestra edad y su presencia en las zonas más descubiertas de ...

Mantén tu piel joven: ¡elimina las manchas!

  • Los años no pasan en balde y una de las partes de nuestro cuerpo que lo acusa de una manera más visible es nuestra piel. La cara, las manos, el cuello y el escote son zonas que, por ser generalmente nuestra “carta de presentación” ante los demás, nos preocupa sobremanera cuidar con más mimo. Sin embargo, si bien es cierto que las arrugas y las líneas de expresión han supuesto una gran preocupación durante décadas, especialmente a las mujeres, hay otro indiscreto delator de la edad que nos ha pasado mucho más desapercibido y que, en cambio, es necesario tener bien vigilado: las manchas de la piel. No sólo a nivel estético, sino también teniendo muy en cuenta nuestra salud, debemos conocer qué son, por qué se producen y cómo podemos tratarlas. Toma nota.

Las manchas de la piel son un auténtico ‘chivato’ de nuestra edad y su presencia en las zonas más descubiertas de nuestro cuerpo nos suma años. Una piel bonita y uniforme nos hace parecer más jóvenes. Pero, además, una piel bien cuidada es “síntoma” de buena salud.

¿Por qué se producen las manchas cutáneas?

Como afirman desde la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), buena parte de culpa del envejecimiento cutáneo viene marcado por el ritmo de nuestro “reloj biológico”, por el deterioro metabólico y por la herencia genética. Sin embargo, no se puede negar que no contribuyan a ello también una serie de agentes externos de los que debemos cuidarnos, como son las radiaciones solares, la polución y contaminación medioambiental, los hábitos alimenticios, el consumo de alcohol y tabaco o el estrés.

Sin duda, uno de los síntomas que nos da de manera más clara la voz de alarma de que los procesos de envejecimiento están comenzando a activarse en nuestra piel es, además de la deshidratación cutánea y el nacimiento de las primeras arrugas de expresión, la aparición de pequeñas manchas color café en zonas como el rostro, el cuello, el escote o las manos.

Desde la Clínica Ordás aseguran que el sol es la causa principal de la aparición de las manchas, pero también existen otros factores desencadenantes”. Expertos de este centro de dermatología y estética apuntan también hacia la radiación UV “pues provoca una sobreproducción de melanina y ésta se distribuye de forma irregular por la epidermis, por eso aparecen en las zonas más expuestas al sol, como la cara, el escote o las manos”.

Los factores que hemos señalado alteran la producción natural de melanina (una sustancia indispensable para la vida celular porque proporciona coloración a nuestra piel, a nuestro cabello y a nuestros ojos, además de ser un potente escudo fotoprotector a la que debemos la pigmentación de nuestra piel, pelo y ojos), y hacen que ésta se genere en exceso, dando lugar a esa hiperpigmentación que se materializa en la aparición de estas primeras máculas marrones.

Según la Dra. Govantes, de la Clínica de Medicina Estética BIOSBCN, “los trastornos de pigmentación afectan mucho más a mujeres que a hombres y es que las cifras son claras: a partir de los 40 años, el 90% de las féminas presentamos los primeros síntomas.

Además, el doctor Fernando Ordás añade que “las manchas son actualmente una de las principales preocupaciones estéticas porque suman años. Muchos clientes desconocen que puedan eliminarse de forma definitiva. De todas formas la mejor manera de prevenirlas es protegerse del sol de una forma adecuada. Lo ideal es utilizar a diario, no solo cuando vamos a la montaña o el mar, una crema con un factor de protección solar 50”.

Sin embargo, a pesar de que los expertos del Instituto Médico Estético señalan que el envejecimiento celular que las produce es irreversible, no hay que desesperar, pues con el tratamiento adecuado se puede retrasar su aparición e, incluso, borrar los signos visibles de las mismas.