Tratamientos

Foto: Las tres cabezas de yeso blanco, complementadas con pelucas y maquillaje realizados por artistas del mundo de la moda, ...

María Antonieta ¿patrón de belleza tres siglos después?

  • El diseñador de moda francés Jean-Charles de Castelbajac entregó a un cirujano plástico un retrato de María Antonieta (1755-1793) pidiéndole que realizar sendas efigies de esta reina como si fuera sometida a la cirugía estética de acuerdo con los gustos franceses, norteamericanos y rusos. Los tres rostros que resultaron de esta experiencia se exhiben en una galería de arte de París desde el sábado pasado, como parte de una muestra llamada 'La tiranía de la belleza'.

Las tres cabezas de yeso blanco, complementadas con pelucas y maquillaje realizados por artistas del mundo de la moda, requirieron tres meses de trabajo, señaló de Castelbajac.

La versión francesa de María Antonieta, que murió en la guillotina, permite reconocer sin lugar a dudas a la reina de origen austríaco. El doble mentón ha desaparecido, las mejillas están ligeramente hundidas, los ojos apenas retocados, mientras que la nariz y la boca están intactos. "Es la más cercana al original", dijo de Castelbajac.

La figura realizada según el gusto estadounidense ha modificado la nariz, que es más recta, los labios fueron rellenados con botox y los pómulos han sido retocados. La María Antonieta a la rusa es casi irreconocible. "Acepta muchas más modificaciones", destacó el modisto, señalando un rostro en el cual los pómulos fueron exagerados y la boca es aún más gruesa.

El busto de María Antonieta se encontraba ya en casa de la madre de Jean-Charles de Castelbajac, recuerda el diseñador, para el cual esta reina guillotinada representa "el máximo de la sofisticación francesa". Cuando fue a ver al doctor Marc Divaris, un célebre cirujano plástico, le preguntó "cómo podría modificarse ese rostro para encarnar a nuestra época". Se realizaron fotos, seguidas por un trabajo en arcilla, con el resultado final de las tres versiones.