Tratamientos

Foto: CINCO CLAVES 1. Alisa el cabello. Tras lavarte el cabello, elimina primero la humedad con el secador y el cepillo y, ...

Moño a la última

  • Te enseñamos a conseguir un recogido de alta costura con acabado informal. Sólo tienes que seguir cinco sencillos pasos: alisar el cabello, coger una coleta, colocar unos rulos, darle vueltas y soltar algunos mechones como toque final. Te revelamos los trucos y los productos que debes utilizar para un acabado profesional. Atrévete con este moño a la última.

CINCO CLAVES

1. Alisa el cabello.
Tras lavarte el cabello, elimina primero la humedad con el secador y el cepillo y, cuando casi esté seco, alisa. Coge mechones de entre dos y cuatro centímetros y pásalos por la plancha. Empieza por la nuca y sigue por los lados, hasta llegar a la zona de delante.

2. Coge una coleta. Sujeta todo el cabello en una coleta alta y muy tirante. Peina bien el cabello con una cepillo de púas suaves y utiliza una goma que te permita varias vueltas. Para que el cabello de la nuca, que suele ser un poco más corto, no se mueva, aplica un poco de laca.

3. Coloca los rulos. Divide la coleta en cinco partes iguales y enrolla cada uno de los mechones en un rulo mediano caliente, para que adquieran volumen. Déjatelos puestos una media de 45 minutos o una hora, y después desenróscalos con cuidado para mantener la forma.

4. Dale vueltas. Coge todo el cabello en un solo mechón y retuércelo sobre sí mismo, siguiendo la forma de onda que se ha creado con los rulos, hasta que se forma la base de un moño. Esconde la parte final por debajo y engánchalo a la cabeza con horquillas invisibles.

5. Último toque. Con la ayuda de un lápiz, una horquilla o un peine, suelta algunos mechones. Para conseguir un efecto despeinado informal, saca unos cinco o seis, repatidos por todo el moño. Para finalizar, aplica un spray de fijación y dale el toque final con otro de brillo.

LOS TRUCOS DEL PROFESIONAL

Cuando el cabello es demasiado corto, pero quieres conseguir ese look de cabello largo, puedes utilizar extesiones. Las tienes con forma de goma de pelo e incluso de recogedor, que se enganchan con un clip. Elige siempre las que más se parezcan al color natural de tu cabello.

Demasiado tirante. Si te pasas al estirar el cabello, te acabará doliento la cabeza. Los nuevos sprays fijadores y ceras de modelado consiguen el mismo efecto sin sufrir.