Tratamientos

Foto: ¿Quedará bien con la forma de mi cara? Tenlo claro: este peinado se adapta a todas las morfologías. Da igual que tu ...

Quiero un bob

  • Así llaman los norteamericanos a este corte de pelo, estilo paje o garcon, con la nuca bien despejada. Victoria Beckham y su amiga Katie Holmes, como otras muchas, ya lo lucen. Te contamos cuál es el color más adecuado, los mejores productos para su cuidado...Descubre los secretos más profesionales y triunfarás.

¿Quedará bien con la forma de mi cara?
Tenlo claro: este peinado se adapta a todas las morfologías. Da igual que tu rostro sea redondo, rectangular u ovalado, los mechones largos que enmarcan la cara y la nuca despejada quedan bien a prácticamente todas las mujeres. Además, este básico de la peluquería no conoce límite de edad: lo pueden llevar igual una quinceañera y una señora que ya haya cumplido los 50. Y si la longitud de tu cabello sólo te da para hacerte una coletita, es el momento de recurrir a la tijera.

¿Debería cambiar el color de mi pelo?
Al ser tan estructurado, el bob exige un color fuerte, sin matices: un rubio que sea de verdad rubio o, en el otro extremo, un moreno que no deje lugar a dudas. Olvídate de toda esa gama de castaños, de las mechas y de los reflejos un par de tonos más claros, que se adaptan mejor a los cortes degradados.

¿Cuál es la imagen que está marcando tendencia?
La de la insustituible Victoria Beckham, para variar. Es decir, un estilo garçon, con el pelo muy corto en la nuca, casi rapado, y un par de mechas más largas por delante, para enmarcar el rostro y darle un aire de misterio.

¿Qué estilo hay que evitar?
El excesivamente clásico y aburrido, en tono castaño, apagado y sin personalidad. Y arrincona en el último cajón de tu cómoda esa clásica diadema de terciopelo: se ha convertido en el colmo de lo rancio.

¿Con o sin raya?
La raya afirmará tu personalidad, pero también acentuará la geometría de tus rasgos, así que cuidado. Si no lo tienes claro, déjala pasar.

¿Cómo lo cuido?
No es complicado, necesitarás muy poco esfuerzo cotidiano. Lo que sí precisas es una buena selección de productos de alisado, champús con un extra de nutrición y mascarillas ultrahidratantes. Y, eso sí, hay que acudir sin falta a tu peluquero cada seis semanas.

¿Tengo que cambiar mi maquillaje?
Es casi obligado elegir uno que reafirme este corte con personalidad. Opta por un rojo de labios vivo y, para acentuar tu lado de chica mala, un trazo firme de eye liner negro y unas pestañas postizas. Para vestirte, un vestido negro, una falda lápiz de talle alto, unos pitillos y, por supuesto, unos buenos tacones.

¿Y si no me gusta?
Pídele consejo a tu peluquero para ver qué alternativa tienes. Siempre podrás recurrir a un corte degradado.