Tratamientos

Foto: Así, por un lado encontramos los melasmas o cloasmas, unas manchas oscuras que suelen aparecer en el mentón, la frente, ...

¿Qué tipos de manchas cutáneas existen?

  • No obstante, para que el médico especialista que lleve nuestro caso lo haga de la manera adecuada, debe conocer de manera precia qué tipo de manchas es a las que nos enfrentamos.

Así, por un lado encontramos los melasmas o cloasmas, unas manchas oscuras que suelen aparecer en el mentón, la frente, las mejillas y el labio superior; y que afectan en mucho mayor grado a las mujeres, pues se acentúan con los cambios hormonales propios del embarazo, la menopausia, o algunos tratamientos anticonceptivos (embarazo, menopausia, etc.).

Por otra parte están las conocidas como léntigos o manchas seniles, unas manchas de mayor tamaño que las anteriores que no varían durante el año y que reciben este sobrenombre porque suelen aparecer con el envejecimiento. Las zonas especialmente afectadas por este tipo de imperfección son los dorsos de las manos, el rostro, el escote y los antebrazos. El tercer, y último, tipo son las conocidas como vitíligo, que se caracterizan por presentar un color más oscuro que las anteriores.

Además, está la queratosis seborreica, unas formaciones costrosas, con relieve a modo de verruga y de color marrón oscuro o negro. Son tumores benignos de la piel que aparecen a partir de los cuarenta años y que, una vez eliminados, no suelen volver a formarse. Por último, también puede aparecer la telangectasia o capilares dilatados. Con forma de araña y color rojizo, pueden aparecer en el rostro, el escote e incluso los brazos.