Tratamientos

Foto: No os alarméis, no es necesario sacrificar ni exprimir el jugo de las serpientes para extraer su veneno y lucir una ...

Veneno en la piel: pros y contras de lo último en cosmética

  • El veneno de la serpiente Temple, originaria de Tailandia, se ha convertido en el “best seller” de la belleza gracias a sus propiedades paralizantes, capaces de bloquear las señales nerviosas que contraen los músculos, lo que ayuda a detener la formación de arrugas.

No os alarméis, no es necesario sacrificar ni exprimir el jugo de las serpientes para extraer su veneno y lucir una rostro de porcelana. Numerosas empresas cosméticas comercializan cremas con veneno de serpiente sintético que, aplicado sobre la piel todos los días, imita e iguala las virtudes del veneno de la serpiente Temple, que tiene una actividad inhibidora.

Pero, ¿qué efectos tiene? Según Carolina de Clapperton, fundadora de Laboratorios como Planet Skincare , “potencia la regeneración del colágeno y proporciona a la piel nutrientes esenciales y potentes antioxidantes que mantienen las células de la piel sanas y con capacidad de respuesta frente a los daños del envejecimiento”.

Los científicos, prosigue, descubrieron que el veneno de la serpiente Temple tenía un efecto similar al botox en la piel, es decir que podría aplicarse tópicamente sin inyecciones, hallazgo importante que sólo podría ofrecerse en un producto cosmético”.

Sin embargo, todos los expertos no coinciden a la hora de alabar sus propiedades. La coordinadora de la Unidad de Estética del Hospital Sur de Alcorcón (Madrid), la doctora Elia Roo, asegura que aunque "no se pueda decir que cosméticamente no tengan ninguna eficacia, terapéuticamente no", por lo que recomienda que "nadie debería comprarse una crema creyendo que va a conseguir el efecto que produce el tratamiento con un cirujano plástico".

Además, la doctora Roo aclara que  "no tiene exactamente veneno, sino unos aminoácidos similares a la parte activa del veneno". Sobre su efecto equiparado al del Bótox, puntualiza que "puede que tenga un efecto ’flash’ frente a las arrugas y que consiga mejorar la apariencia transitoriamente, pero de ahí a que realmente consiga actuar sobre el músculo, es imposible. Sería un medicamento, entonces".

Las celebrities se dejan envenenar

Gwyneth Paltrow, que se declara fan de la crema con veneno sintético, suele acudir a una prestigiosa clínica londinense donde la adquiriere, y así se asegura de que su piel siempre luzca luminosa. Pero la protagonista de “Shakespeare in Love” no es la única que recurre al veneno para lucir una dermis inmaculada. En Hollywood, Hylary Swank, Drew Barrymore o Pierce Brosnan también se rinden a los beneficios del veneno.

El producto, introducido en Estados Unidos por la doctora Tami Meraglia, especialista en medicina estética y en tratamientos naturales y holísticos, ha sido muy bien acogido entre las actrices porque, a diferencia del botox, no requiere el uso de las agujas y actúa directamente sobre las arrugas.

Su modo de empleo es sencillo, basta con aplicar la crema sobre rostro, cuello y escote, profundizando en las zonas con arrugas de expresión como el entrecejo y el contorno de ojos y los labios realizando un suave masaje hasta total su absorción.