La colección que ha presentado Jesús del Pozo es muy en su estilo. Ha apostado en esta ocasión por talles marcados y formas sueltas para novias sencillas, cómodos y con tejidos muy ligeros. Ha jugado con los tonos tostados como contrapunto al blanco, destacando una falda de organza de capas superpuestas acabadas en un suave degradé de color.