Erzsébet Báthory se aburría en su castillo de Csejthe (Hungría). Su marido, el conde Ferencz Nádasdy, con el que se había casado a los 15 años, apenas tenía tiempo para ella, siempre enredado en obligaciones sociales y militares. Así que ella pasaba días, meses e incluso años sola y aburrida en aquel lugar salvaje y solitario. Su suegra, Orsolya Nádasdy, sólo le permitía leer libros religiosos o de historia. Las diversiones estaban prohibidas. Así que la condesa las buscaba a escondidas en la soledad de su habitación y con la complicidad de sus criadas, que la vestían, la peinaban y la maquillaban para desvestirla, despeinarla y desmaquillarla a continuación, sin dejar rastro de esos placeres.

Fue así como puso en alerta su imaginación. Su maquiavélica cabeza, curtida en el satanismo y los placeres sexuales merced a sus propios tíos, pronto dio a luz los más crueles e inhumanos pasatiempos. Su biografía se pierde en la bruma de la leyenda, dando a la historia argumentos de sobra para que hayan corrido ríos de tinta (o de sangre) sobre su persona.

Alentada por los peores instintos, sacrificó a sus sirvientas en aras de sus caprichos sádicos y veleidades sexuales, con el ingrediente añadido de la imaginación, que actuó como una vuelta de tuerca de su aparatosa crueldad. Erzsébet, perteneciente a la más antigua nobleza de Hungría, no tuvo escrúpulos en colocar a sus doncellas, todas vírgenes, en el disparadero de su locura. Las pinchaba con alfileres y las mordía hasta hacerlas sangrar. Las untaba de miel y las abandonaba a su suerte para que fueran presa de las bestias. Las obligaba a barrer desnudas. O las exponía, también sin ropa, al más crudo invierno hasta que se convertían en estatuas de hielo. ¿Podía haber algo más cruel? Sí. La condesa Báthory, que alumbró cuatro hijos, fue capaz de llegar más lejos. Esto ocurrió cuando se quedó viuda –corría el año 1600–, y pudo disponer a su antojo del castillo. Entonces, con la ayuda de tres damas de compañía, las terribles Dorkó, Katá y Ilona Jó, y un paje enano conocido como Ficzkó, desató por completo su cruenta imaginación.

LA ETERNA JUVENTUD

Necesitaban vírgenes para sus experimentos y no dudaron ni un instante en atraer hacia el tétrico castillo a ingenuas jovencitas de pueblo, a las que encerraban en el sótano, acondicionado como sala de tortura. Allí, tenían lugar las escenas más siniestras. Erzsébet se recreaba en ellas, pero lo que realmente buscaba era la sangre de sus víctimas, que la habría de redimir, según creía, de la inclemencia de la vejez. La condesa iba en pos de la eterna juventud. Y estaba dispuesta a pagar cualquier precio.

Por eso, nunca cejó en su empeño. Buscó la sofisticación en el crimen. Cuando ya no le satisfacía ver cómo sus víctimas se comían trozos de su propio cuerpo cortados por ellas mismas, y tropelías de ese estilo, se hizo traer de Alemania un artilugio innombrable, aunque llamado “la doncella de hierro”. Un ingenio con forma femenina cuyo mecanismo atraía hacia sí a sus víctimas, que eran atravesadas por cinco puñales y cuya sangre corría por un canal hasta verterse sobre la condesa que aguardaba paciente el elixir.

Erzsébet creía que estaba por encima del bien y el mal, y así actuaba. En su castillo, era reina y señora, sin darse cuenta de que cada vez era mayor su fama y peores los rumores que corrían sobre ella. Pronto no hubo chicas que quisieran ir a trabajar al castillo, ni siquiera a cambio de dinero o vestidos. En ese momento, las brujas Darvulia, primero, y Majorova, después, recomendaron a Erzsébet que escogiera a jóvenes de sangre azul para mejorar sus tratamientos de belleza. No fue difícil convencer a las descendientes de familias arruinadas, que vieron en su viaje al castillo de Csejthe la posibilidad de una vida mejor. Pero la condesa era insaciable.

En 1608, el emperador Rodolfo II, archiduque de Austria y rey de Hungría y de Bohemia, cedió el reino de Hungría a su hermano Matías. El nuevo rey concedió la libertad de religión a los campesinos y se fijó como meta combatir el mal. Esto implicaba a Erzsébet Báthory. En diciembre de 1610, el rey convocó a todos los nobles, magistrados y palatinos de la provincia. Muchas de esas gentes principales recurrieron a la hospitalidad de la condesa, entre ellos el príncipe Thurzó, a quien Matías había confiado la investigación sobre los hechos de la mansión. Erzsébet se encontraba segura detrás de su apellido. A cualquier acusación respondía con la palabra “mentira”. Ignoraba que Megyery el Pelirrojo, tutor de sus hijos, actuaba por su cuenta y que ya había reunido las pruebas de sus delitos y las había puesto en manos del rey. El soberano pidió entonces a Thurzó que volviera a Csejthe. Las evidencias eran demasiadas. El palatino llegó sin ser anunciado. En el trayecto, se le unió un grupo de campesinos clamando justicia.

SANGRE Y TORTURA

De camino al sótano el olor a muerte era más y más insoportable. Había sangre en todas partes. Ante los ojos de toda esa gente se alzaba la sala de torturas y sus infames instrumentos. Allí estaba la bañera, las celdas en las que las jóvenes esperaban y, para su espanto, dos muchachas que agonizaban, junto al cadáver de una tercera.

Mientras esto sucedía, ¿dónde estaba Erzsébet Báthory? Se había refugiado en un castillo más pequeño. Pero no tenía escapatoria. En la puerta, la esperaba el carruaje que la llevaría a Transilvania junto a todos sus instrumentos de tortura y un diario en el que había anotado los nombres y algunos detalles de sus víctimas, que llegaron a ser, según la leyenda, unas 616 jóvenes. El enano, Katá, Ilona Jó y Dorkó fueron arrestados, y la condesa encerrada en su habitación a la espera del juicio. Ellos pagaron sus atrocidades con su vida. El primero fue decapitado. Las tres mujeres, condenadas a la hoguera por brujería. Báthory nunca fue a juicio. Habría sido un escándalo. Su castigo fue el encierro de por vida en sus aposentos del castillo de Csejthe. Tapiaron las ventanas y la puerta, y sólo dejaron una pequeña rendija para suministrarle el agua y la comida. Nunca se quejó. A los tres años, el guardián se la encontró muerta, vestida de blanco y entre murciélagos.

LA VERSIÓN FEMENINA DE DRÁCULA

La leyenda. La proximidad geográfica del castillo a la Transilvania de Drácula, sus dientes afilados y sus satánicos baños de sangre le han valido el sobrenombre de la condesa Drácula, personaje al que emulaba y que incluso superó en sus sanguinarias prácticas.

Sus compinches. No actuaba sola, sus tres criadas y su paje enano fueron elementos imprescindibles para sus planes. Sus servicios iban desde reclutar a las jóvenes hasta llevar a cabo personalmente las torturas. También hay que destacar la labor de sus “colaboradores invisibles”, aquellos personajes como el reverendo de la provincia, que mantuvieron su silencio para no perder sus favores.

Confinada. Encerrada en su habitación, tapiadas las ventanas y la puerta, sólo se dejó una pequeña rendija por donde se le pasaba pan y agua. Su suplicio duró tres años.

FICHA POLICIAL

Nombre: Erzsébet Báthory.
Lugar de los hechos: Hungría.
Año del crimen: 1575-1610.  
Delito: Torturar y matar a más de 500 mujeres.
Móvil: Placer sexual, sadismo y búsqueda de la eterna juventud a través de baños de sangre.
Modus operandi: Sala de torturas.
Sentencia: Encerrada de por vida en su habitación con las puertas y las ventanas tapiadas.
Curiosidades: No la condenaron a muerte ya que siempre estuvo protegida por su ilustre apellido.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

12 nuevas cremas hidratantes para tu rostro by @ana_anaparrilla #Belleza #Tratamientos https://t.co/1lQvDWRRzo https://t.co/GAwNmHcX8r Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

"No tengas miedo a cometer errores. De ellos salen las mejores lecciones". Buenos días y #felizmartes https://t.co/04XsPQH4yx Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

Nuestra @marsaura lo vuelve a conseguir... Pedazo de look! Queremos ese vestido! 😍https://t.co/gi4xrIdgYH #moda https://t.co/iOJDfhfaCQ Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Nos vamos de compras! Esta son las novedades de la semana https://t.co/12mY0MW2BP https://t.co/8h69lKgdGe Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Polvos de #maquillaje: compactos, sueltos o traslúcidos ¿cuál elegir? @pilarlucas1 te ayuda #Belleza… https://t.co/oRdcnh0Ecc Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Consigue un lote con los mejores productos de #belleza del año. ¿Cómo? Vota en nuestros #PremiosBelleza… https://t.co/pmlL4CbEEL Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Entrenamiento anti excusas! Nos lo trae, como no, nuestra @patrymontero https://t.co/Sngt5NGwnj #fitness https://t.co/EtAn0kyFTa Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Ven! @mujerhoy y @finanzascom te invitan a #WomenInsights, encuentro de mujeres influyentes. Pide tu invitación:… https://t.co/GwMnJBhpfY Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Cosmética rosa para apoyar el #DíaMundialContraElCancerDeMama #Cáncer #Belleza https://t.co/UigwuPtPrs https://t.co/aaLfVOtjjh Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram