A lo largo de la historia, el traje destinado a la ceremonia de la boda muestra una gran diversidad de formas, tejidos, colores y estilos, evolucionando de forma paralela a la propia historia de la moda: tejidos, colores, patrones, polisones, corsés y todo un mundo de complementos, que se fueron adaptando en cada momento al vestido de novia.

Diseñado para un momento fugaz y único, a lo largo del tiempo ha recibido la influencia de los vertiginosos cambios sociales y tecnológicos, pero también en algunos momentos el vestido de novia ha actuado como campo experimental para diseñadoras, diseñadores y modistas, sobre el que han desarrollado variadas innovaciones formales y decorativas por su propio carácter de excepcionalidad.

En siglos anteriores la confección del vestido de novia se reservaba a pequeños talleres, siendo la riqueza de los tejidos, la que remarcaba la importancia del rito para el que el vestido se destinaba.

Esta situación cambiará en el momento en que los modistos dan a conocer sus nombres y firmas y se consolidan como creadores. Esta estructura se mantendrá con la alta costura y culminará con su caída, dando paso a una importante especialización e industrialización del sector.

Los modistos más relevantes de la moda española, como Balenciaga, Pertegaz, Pedro Rodríguez, Santa Eulalia, Flora Villareal o Elio Berhanyer, también han dirigido sus pasos hacia el diseño de trajes de novia.

En la actualidad, España es uno de los grandes exportadores mundiales de trajes de novia. y nuestros diseñadores dirigen sus creaciones tanto a clientas particulares como al gran público a través de empresas; grupos como Pronovias son prueba del buen momento de vive el mercado.

Mujeres de blanco.

Como una reflexión sobre la Moda nupcial y sus implicaciones pasadas y futuras, el Museo del Traje, que custodia una importante y numerosa colección de trajes de novia de los siglos XIX, XX y XXI, fruto en gran parte de la generosa donación de sus propietarias a lo largo de la historia de la institución. ha organizado una exposisión  que permanecerá abierta desde noviembre de 2007  hasta el 24 de febrero de 2008.

La exposición ha sido estructurada de forma cronológica, comenzando con un traje de 1815, y cubriendo el XIX y el XX con ejemplos de época romántica, modernismo, años 20, años 50 y la última mitad del siglo XX, culminando con un ejemplo del año 2002.

En la exposición están presentes gran parte de los modistos y diseñadores que a lo largo de la historia han diseñado estas piezas, desde las etiquetas de las primeras casas de costura hasta los ejemplos más actuales: Julia de Herce, Balenciaga, Flora Villareal, Vargas Ochagavía, Pertegaz, Elio Berhanyer, Lorenzo Caprile o Valentino.

Los personajes más relevantes de la política, la cultura o la sociedad española estarán representados a través de sus donaciones, como la Duquesa de Alba, la Princesa Nora de Liechtenstein, María Valdés y Ozores, Mercedes Martín- Artajo, Doña Marita March o Doña Blanca Bordiú, por citar algunos ejemplos, junto con las donaciones de los propios diseñadores.

Muchas de estas piezas están contextualizadas, ya que en algunos casos las donantes acompañaron el traje con imágenes del día de la boda, menús, invitaciones u otros documentos, de forma que paralelamente podremos realizar un recorrido por la historia de la boda como acontecimiento social en nuestro país.

Un poco de historia

El siglo XIX comienza con magníficos ejemplos, fuertemente influenciados por la época imperio, para seguir con la aparición de la crinolina en el primer romanticismo, que evolucionará hasta el polisón. En este siglo, el color asociado al vestido de novia ya es el blanco, aunque el traje se adapta a las siluetas y a los ideales estéticos del momento.

En las dos primeras décadas del siglo XX, el color de moda en el vestido de novia seguirá siendo el blanco, pero el negro aparecerá como novedad, vinculado a los lutos y a las clases más populares. Este siglo supone un cambio constante en la moda, que también se refleja en la evolución del vestido de novia: el acortamiento de las faldas en los años veinte, la utilización del traje sastre en los treinta, o la vuelta a una silueta más femenina en los cincuenta, hasta llegar al barroquismo de la década de los ochenta, el minimalismo de los noventa o el eclecticismo actual.

Aunque en las colecciones del Museo se recogen trajes de novia de color, fundamentalmente negro, voluntariamente se decidió centrar la exposición en el color blanco, que es el que el imaginario colectivo se vincula al traje de novia. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Un buen corte te quita hasta 10 años http://t.co/KSKCYgPdlC Ojo, pero no cualquiera Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

Has mirado su móvil? La tentación de leer sus mensajes a hurtadillas es grande... pero puede cobrarse un alto precio http://t.co/7pAP9zxsce Hace 12 horas · responder · retweet · favorito

Para cenar, picnic! Vente con nosotras http://t.co/1kJ3CaEmIL Hace 13 horas · responder · retweet · favorito

Los Louboutines de Uterqüe http://t.co/EWKIv4VyoK y los Stella McCartney de Stradivarius Hace 15 horas · responder · retweet · favorito

Preciosa! @NormaRuiz01 se viste de novia! http://t.co/WSVPWN89zB Hace 15 horas · responder · retweet · favorito

Chollo a la vista! Y sin separarte del móvil. http://t.co/MxLM8JGCUw Rebajas irresistibles de último momento Hace 16 horas · responder · retweet · favorito

Cuidado! Tres señales de que la imagen que tienes de tu cuerpo no es sana http://t.co/KlN0lZr7lH Hace 18 horas · responder · retweet · favorito

Sabías que un buen corte de pelo te puede hacer parecer más joven? http://t.co/qxebF6zryk Ojo, pero no cualquiera Hace 19 horas · responder · retweet · favorito

Los Louboutines de Uterqüe http://t.co/s0MrNJ4V6C Hace 19 horas · responder · retweet · favorito

Triste noticia! Tragedia en la familia del Papa Francisco http://t.co/QAPhrMUbtD Hace 20 horas · responder · retweet · favorito

Instagram