Lo que no sabes de tu pareja -y lo que tu pareja no sabe de ti- puede llevarte al divorcio. La frase suena lógica, pero la idea no parece calar mucho entre los novios, si hacemos caso de las encuestas. En ellas, la mayoría de la gente dice que se casa “por amor” o “porque ha encontrado a la persona de su vida”, sin más. Visto lo que duran los matrimonios actuales (una de cada cuatro bodas acaba en divorcio en España), pocas parejas parecen haberse sincerado “de verdad” con la persona con la que creen que pasarán el resto de su vida.

Es el caso de Ricardo Yagüe y Marisa Hernando, de 40 y 29 años, casados desde hace un año, después de dos de relación. Hace un par de meses, Ricardo propuso a Marisa "ir a por el niño". Ella le contestó que no tenía intención de quedarse embarazada hasta pasados al menos cuatro años. "Antes, quiero mejorar mi currículum", dijo. Las diferencias acabaron en una espiral de discusiones y en casi un mes sin hablarse.

"De pronto, miré a mi mujer y me di cuenta de que tenía ante mí a una desconocida", cuenta Ricardo. "Mi marido cree que tiene derecho a decidir sobre mi vida, sin tener en cuenta mis aspiraciones", comenta Marisa. "La pena es no haber dejado las cosas claras antes de casarnos", añade. "Nos hemos dado un tiempo de reflexión, pero nos hemos dicho frases muy duras, no reconozco al hombre del que me enamoré".

¿Cómo es que tantas parejas establecen compromisos de vida sin haber planteado antes cuestiones cruciales para la relación? "Muchos evitan poner sobre el tapete temas peliagudos por miedo a provocar alarma o rechazo y acabar perdiendo el amor o la confianza del otro", explica María Jesús Álava, psicóloga con más de 25 años de experiencia y autora de "Amar sin sufrir" y "La inutilidad del sufrimiento". "Inician su vida en común en falso, porque no han consensuado temas que implican a los dos, como ideas sobre gastos y ahorros, expectativas afectivas y sexuales, aspiraciones laborales individuales, la relación con la familia política, antecedentes familiares de enfermedad e historial sanitario, hijos y forma de educarlos, responsabilidades en las tareas del hogar, tiempo de ocio...".

Y está, sin duda, el tema de la infidelidad, una cuestión que muy pocas parejas verbalizan antes de la boda, aunque casi todas saben que es causa de ruptura de muchísimos matrimonios. "En cambio, es sabido que si una pareja reconoce previamente esa posibilidad y establece estrategias frente a ella, tiene luego menos probabilidades de engaño o de aducir diferencias de enfoque acerca del mismo", aclara María Jesús Álvarez.

¿Y SI HAY UNA INFIDELIDAD?

Una estrategia común frente a la infidelidad incluiría: reconocer que existe esa probabilidad; hablar de las posibles situaciones de riesgo; manifestar la intención de desvelar el engaño en un plazo de tiempo fijado; comprometerse a no contraatacar con otro engaño o alguna conducta revanchista y aprender a dar y recibir el perdón.

John Van Epp, psicoterapeuta norteamericano autor de "Cómo evitar casarte con un imbécil", lleva décadas ayudando a la gente a elegir parejas "fiables". Su trabajo se centra en la teoría del apego, basada en los lazos afectivos que crean los seres humanos entre sí. Su herramienta son las cinco escalas graduadas que miden los cinco "cimientos del apego": el conocimiento del pasado y presente de la pareja, confianza en la pareja, apoyo mutuo, intimidad sexual y compromiso. "Cuando esos cinco elementos se dan de forma equilibrada, la pareja tiene muchas probabilidades de futuro", explica Van Epp.

Begoña lamenta ahora no haber tratado el tema con Diego antes de la boda. "Sabía que él había sido un ligón", cuenta, "pero estaba enamorada, y por miedo a encontrarme con una realidad desagradable, no le pregunté. Hoy estamos separados. Resultó que no sólo me era infiel con otras mujeres, sino que tenía sexo por teléfono y se conectaba a diario con portales porno en Internet. No sé si habría cambiado las cosas hablar de su problema antes de la boda, pero al menos él no habría actuado tan impunemente".

TRANSPARENCIA ECONÓMICA

Quien controla el dinero controla el poder, decía Coco Chanel (quizá por eso no se casó), y el dinero sigue siendo causa de muchas separaciones. Sin embargo, la idea de que amor y dinero son antitéticos hace que muchas parejas rehúyan hablar de las cuestiones económicas. "Todas las preguntas son posibles si se hacen en un contexto adecuado", explica Julia Silva, del equipo de psicólogos Terapia y más, especializada en problemas de pareja. "Por ejemplo, él puede comentar un día: "Hoy te invito a cenar; he ganado un dinero en la Bolsa". Ella puede aprovechar para preguntar: "¿O sea que te gusta invertir en Bolsa", e iniciar así un diálogo sobre aspiraciones económicas, ideas sobre gastos y ahorros...".

La transparencia económica es de rigor para el futuro, y también respecto al pasado. Mª Jesús Álava recuerda un caso de divorcio. Sólo después de la boda se enteró el marido de que su mujer tenía deudas de 120.000 euros. Lo peor: que ella llevaba un año en el paro y sin ningún deseo de ponerse a trabajar. "Para ella, la boda suponía una fuente de financiación", explica el marido, que pidió el divorcio a los pocos días de enterarse, "menos por el dinero que por la humillación que sentí y porque es imposible construir un matrimonio sobre un engaño".

"Hijos secretos, adicciones, padres que necesitan ayuda, trastornos como la bulimia, fobias, enfermedades de transmisión sexual... Son problemas que quedan en el tintero antes de la boda y que están detrás de muchas separaciones", explica Mª Jesús Álava. "Esas rupturas se podrían haber evitado hablando del problema y sus posibles soluciones con la pareja", añade. Y es que hay preguntas que requieren grandes dosis de "mano izquierda" a la hora de plantearlas. "No es plato de gusto abordar de pronto a tu pareja y preguntarle por estas cosas", explica Corey Donaldson, autora de "No te atrevas a casarte sin leer esto".

"Sin embargo, son cuestiones cuyas posibles consecuencias conciernen a los dos y que pueden tener solución si se abordan a tiempo. Si te presentas a tu pareja con una lista y vas soltando las preguntas como un inquisidor, lo más probable es que se cierre en banda. En estas situaciones, la sensibilidad y consideración para con los sentimientos del otro es el lubrificante ideal".

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¿Por qué nos damos un atracón tras estar a dieta? La ciencia responde https://t.co/dd2t7WjxXQ https://t.co/cTdTvuxFHi Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Cómo combatir la pereza para ir al gimnasio. Te damos algunos tips: https://t.co/lYONhwtjBk https://t.co/TkgfLyCOko Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

5 cosas que debes saber si padeces #acné adulto con frecuencia vía @Guapabox #belleza #tratamientos… https://t.co/CHw11ApIDa Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

¿Es bueno compartir aficiones con tu pareja? La respuesta te va a sorprender... https://t.co/mr8WJL9XFd https://t.co/x70EP2j60o Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Se acerca el #otoño y así es como te vas a querer maquillar by @pilarlucas1 #tendencias #maquillaje… https://t.co/zgRsNnLAAc Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Esto es todo lo que nos queremos comprar hoy en #Uniqlo, que abre sus puertas en Barcelona https://t.co/SHJnlemIpz https://t.co/PPbpZqUxgz Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

"Siempre debes ser tú misma, pero también debes intentar ser cada día mejor" #buenosdías #felizmiércoles https://t.co/6aWnjEWHEM Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Sabemos que las rupturas duelen. No lo empeores diciendo ciertas cosas... https://t.co/JX8ivRW7kZ https://t.co/zLkgaboaRY Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

La postura más peligrosa para hacer con tu pareja es está. ¡No vas a creértelo! https://t.co/LU78sdJyjK https://t.co/E7x8lQmtnK Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram