Este método de adivinación está emparentado con el Espejo de Zoroastro, aunque es bastante menos complicado. Se necesita una hoja de papel normal y corriente y una pluma estilográfica

-Si la consulta es sobre amor se empleará tinta roja.
-Si la consulta es sobre salud, tinta azul
-Si la consulta es sobre dinero, tinta amarilla
-Si la consulta es sobre trabajo,tinta verde.
 
Para las preguntas de tipo general sirve con la tinta negra común.
 
Si la cuestión se refiere a una persona en concreto utiliza este primer método que consiste en escribir el nombre de esa persona tres veces. Una arriba, otra en el medio del folio, y una tercera, abajo.

Dale la vuelta a la hoja y haz lo mismo pero con tinta verde. Dobla la hoja en cuatro partes y luego humedécela, preferiblemente con agua de lluvia y sécalo poniéndole una plancha encima. Despliega luego el folio e interpreta las manchas resultantes.

Si has logrado que los nombres se encuentren encerrados en una especie de orla o de sol radiante, la respuesta será positiva y habla de la buena disposición del sujeto hacia el consultante.

En cambio si la mancha en general tiene aspecto de aspa o cruz, la tinta te está recomendando olvidar a esa persona.

Una versión de este sistema consiste en escribir una frase sin sentido tres veces y actuar como en el caso anterior. Como regla general baste decir que en la parte superior se encontrarán las manchas que nos hablan de cuestiones como trabajo y proyectos, en la parte inferior aparecen los componentes desfavorables y las dificultades y, en el centro, la pregunta inconsciente que deseabas hacer o la personalidad de quien pregunta.

Para interpretar los signos basta con decir lo que te recuerde la mancha, como sucede con los célebres test psicológicos.

TÉCNICAS DE ADIVINACIÓN

Numeromancia
El futuro en el dominó
Leer el futuro con cartas de póker
Quirognomia
La tinta y el futuro
Agujas gitanas (I)
Agujas Gitanas (II)
El poder de las velas
Gotas de cera con mucho que decir
Gemomancia
Radiestesia