Mujeres en Egipto

  • Egipto ha salido a la calle pidiendo libertad y reformas. Pero las protestas contra Mubarak también han dejado al descubierto un creciente fundamentalismo, que amenaza sobre todo a las mujeres. ¿Lograrán la igualdad? Por ofelia de pablo y javier zurita

Hace menos de cinco años, en la ciudad más cosmopolita de África –con 22 millones de almas y un efervescente sector turístico–, las mujeres se jactaban de ser cada vez más libres. Creían que, poco a poco, podrían cambiar una sociedad donde se mantenía la desigualdad entre hombre y mujeres. Nada más lejos de la realidad. En las mismas calles donde desde hace semanas se grita por la libertad, la democracia, la justicia y el fin de 30 años de dictadura, el sueño de la igualdad se desvanece.

Shayma Kamel es una pintora vanguardista. Nuestro encuentro se celebra en una galería de arte. Shayma relata con dolor que “las cosas han cambiado mucho, pero para peor. Mi abuela era más libre que nosotras”, reconoce. En sus cuadros, refleja la angustia por un futuro que cada vez ve más oscuro: “La represión que se ejerce contra las mujeres, disfrazada de religión, es terrible. En mis cuadros muestro el sufrimiento de aquellas que jamás podrán expresarse, a las que han obligado a ocultar su rostro con un velo negro, cortando su libertad”.

Frente al Museo Egipcio está Manal. Tiene 18 años y, bajo su ropa moderna, oculta su drama: “Me discriminan por ir así, no tengo amigos, me gritan por la calle que soy mala musulmana”. Ella, como otras chicas de su edad, ha crecido en una familia de clase media y ha recibido una educación. Pero hace unos años las cosas cambiaron: “Mi madre decía que tenía que usar velo, llevar otra ropa, que los vecinos nos criticaban”. Y de las críticas pasaron a las agresiones, primero verbales y después físicas. Ella tiene suerte porque su padre la apoya: “Dice que soy dueña de mi vida, que debo hacer lo que crea conveniente”. Ahora Manal quiere terminar sus estudios y marcharse: “Quiero salir de este infierno, ser azafata y vivir en Europa”.

Bajo un burka negro. Otras jóvenes no tienen esa suerte y viven sometidas al yugo masculino (padre, hermano o marido), que las obliga no solo a llevar el velo sino a vestir con una túnica hasta los pies, con el rostro cubierto, las manos y los pies ocultos e incluso una gasa oscura sobre los ojos para no mostrar su mirada. “Eso no lo dice el Corán –señala Nagwa Shoeb, directora general de SWIPM, la ONG que dirige la mujer del presidente Hosni Mubarak–. Es un reflejo del auge de un fundamentalismo, que es ajeno a nuestra cultura. Antes era muy difícil ver a una mujer bajo esta especie de burka negro. Las pocas que había eran extrajeras. Se está atacando a sus derechos y nadie hace nada por evitarlo”.

Desde su asociación luchan por defender a las mujeres de unos abusos que, según afirma, no terminan en la vestimenta: “Dentro del hogar hay malos tratos, violaciones y hasta mutilación genital. La ablación, a pesar de estar prohibida legalmente, se sigue practicando ante la permisividad de la sociedad”, afirma.

Shoeb es pesimista ante los últimos acontecimientos que sacuden al mundo. A su juicio, “la esperanza está en los jóvenes. Ellos tienen las herramientas para cambiar las cosas, mientras que las mujeres de generaciones anteriores han aprendido a vivir con los abusos”. En el rincón de un pequeño café, dos mujeres charlan mientras fuman una “sheesha”, la pipa tradicional.

Esraa no lleva velo: “Me niego a que me obliguen a ponerme hiyab, defiendo mis derechos”, afirma desafiante esta trabajadora de una inmobiliaria. Su amiga Shiima lleva un hiyab rojo y se sonroja cuando le comentamos que sorprende verla fumar en público: “Mi novio está fuera del país, esto lo hago a escondidas, aunque no me atrevo a quitarme el pañuelo”. Ella acaba de empezar a trabajar en una empresa de telecomunicaciones y asegura que, en todos los sectores, se palpa esta agresividad contra las mujeres: “ Da igual que lleves el hiyab o no, los hombres te insultan, te tratan mal, es lo normal”.

Velos y lencería sexy. Pero no todas las mujeres opinan lo mismo. Otras, como Hellen o Engy, que estudian Turismo y quieren trabajar como guías, piensan lo contrario: “Me ofenden las mujeres que hablan de liberarse y no llevar el velo. No son buenas musulmanas, ¡hay que seguir las normas!”, contesta Hellen. “Aquí nadie nos oprime, son tonterías”, remata su amiga.

Susan Hefuna lleva la melena suelta y viste traje de chaqueta. Es una reconocida artista que vive a caballo entre El Cairo y Alemania. Su trabajo se ha expuesto recientemente en la capital egipcia, después de recorrer Europa en una exposición itinerante. “Con mi obra muestro a las mujeres que existe otro camino, que es posible avanzar en esta sociedad”, argumenta. Su opinión contrasta con la realidad que se vive a unos metros de su videoinstalación: en un café repleto de jóvenes, las mujeres ahogan su libertad bajo los chadores negros. Ellos, en cambio, van vestidos a la última.

Junto a la Plaza de la Liberación, epicentro de las protestas contra el régimen de Mubarak, se suceden decenas de enormes escaparates con lencería. Mujeres completamente tapadas de pies a cabeza, incluido el rostro, se paran en escaparates donde hay sensuales transparencias y diseños más que provocativos. “Tenemos que agradar a nuestro hombre. Si no le cuidamos, podría marcharse con otra”, dice una mujer a la que solo podemos ver los ojos.

En la Ciudad de los Muertos, el cementerio donde viven casi dos millones de cairotas, encontramos a madame Ashan. Tiene unos 70 años, no se cubre el rostro y su pañuelo apenas recoge su cabello. “Bastante tenemos con sobrevivir –dice–. Hay que respetar a Alá; lo demás es problema de cada uno”. Pero sus palabras chocan con las estadísticas, que hablan de un elevado índice de malos tratos en las zonas más pobres, donde la ablación es una práctica común.

Baile en la discoteca. Cae la noche en la capital egipcia y al otro lado de la ciudad los bares de copas se llenan de jóvenes de clase alta. Sus precios son prohibitivos para la inmensa mayoría de los egipcios. Por los altavoces suena música tecno y todos –ellos y ellas– bailan vestidos a la moda occidental. Melanie es directora de cine y, en su trabajo, tiene a su cargo a varios hombres: “Al principio no es fácil que te respeten, no entienden que una mujer pueda dar órdenes, pero poco a poco se acostumbran. Nuestra actitud cambiará las cosas”, explica.

Nawal al Saadawi es una de las más conocidas escritoras egipcias. Psiquiatra, femenista, fundadora de la Asociación de Solidaridad de las Mujeres Árabes y antigua ministra de Sanidad, simboliza la lucha contra la opresión que sufren las egipcias. “Se está usando a Dios para oprimir a las mujeres y a los pobres –afirma–. Vivimos en la selva y tenemos que luchar en contra de ello".

El porcentaje de mujeres que han sufrido mutilación genital ha aumentado, así como el uso del velo. Eso es resultado del neocolonialismo americano y del fundamentalismo religioso, que van de la mano contra las mujeres”. Nawal señala que “el Gobierno es ambivalente: está en contra pero tiene miedo del poder de los extremistas musulmanes y cristianos, porque en Egipto la mutilación la practican ambos, no tiene nada que ver con el Islam”. Ella habla no solo de la mutilación física, si no de la mental, “el velo de la mente”. n

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¡Buenos días! Aunque llueva o haga frío, nunca dejes que tus recuerdos sean mejores que tus sueños #felizdomingo Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

El #ictus es ya la primera causa de muerte femenina.Descubre cómo identificarlo y no olvides cuidar tu corazón http://t.co/hlzZv2MjBi #salud Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

Nicole Scherzinger y Vivian Sibold: las dos damas de la Fórmula 1, cara a cara vía @Hoy_Corazon http://t.co/sU1LsVNGa0 Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

¿Qué te parece el look sobrio y sencillo de Kate Hudson en la gala solidaria 'Goldie's Love In for Kids'? http://t.co/IZs9xbwKE8 Hace 12 horas · responder · retweet · favorito

El sobrepeso y la obesidad pueden producirse desde los primeros meses de vida http://t.co/eelXvZMKCj #bebés Hace 13 horas · responder · retweet · favorito

Y para cenar... Hamburguesa de atún con mayonesa de wasabi ¡Ñam! http://t.co/6TYLvnfZ9Z #recetas Hace 14 horas · responder · retweet · favorito

¿Quiénes serán las famosas más elegantes esta semana? Casi todas apuestan por los vestidos de cóctel http://t.co/cbFuJJsnAJ Hace 15 horas · responder · retweet · favorito

Granos, rojeces, alergias... Despídete de ellos siguiendo estos trucos de #belleza http://t.co/k5gtgPOyS7 Hace 15 horas · responder · retweet · favorito

¡Ideales! Las compras de nuestra #shoppingphilosophy. Botas, vestidos, bolsos.... ¡Fíchalos! http://t.co/d7ujZmYts8 Hace 16 horas · responder · retweet · favorito

Así fue nuestro #BeautyDayMH. No te pierdas el vídeo con los mejores momentos http://t.co/ZUkSGOiGEZ Hace 17 horas · responder · retweet · favorito

Instagram