Durante dos meses, pasan horas y horas buscando el más mínimo resto de los primeros europeos. Cuatro arqueólogas del mayor yacimiento del continente, nos descubren cómo trabajan en busca de los orígenes de la humanidad.


Escondido en la serranía de Burgos se encuentra uno de los tesoros arqueológicos más preciados de la humanidad: los yacimientos de la Sierra de Atapuerca. El 90% de la información que existe en el mundo sobre la prehistoria proviene de sus cuevas y del trabajo incansable de sus arqueólogos, que desde 1978 asombran al mundo con sus descubrimientos. ¿Quién no recuerda el célebre hallazgo del elegante rostro del 'Homo antecesor', que puso cara al primer europeo que habitó el continente hace 800.000 años? ¿O las investigaciones sobre los primeros caníbales de la historia? ¿Y el descubrimiento reciente del homínido de más de 1.200.000 años?



 De la mano de cuatro de los 150 arqueólogos que trabajan en el yacimiento, descubrimos cómo investigan sobre nuestros misteriosos orígenes. "Yo nunca quise ser arqueóloga", confiesa Rosa Huguet frente a la Sima del Elefante, uno de los siete yacimientos que, junto con la Gran Dolina, el Mirador, la Galería, el Portalón, la Sima de los Huesos y la Galería de las Estatuas componen la parte abierta durante este año en el sitio arqueológico. "Yo quería ser profesora de Historia contemporánea. En la Universidad de Tarragona, conocí a Eudald Carbonell [uno de los tres co-directores de Atapuerca] y todo cambió. Dejé la Historia para dedicarme a la Arqueología. Primero estuve un año en otro yacimiento y en 1994 ya empecé en este".

A partir de ese momento, su vida dio un giro radical. Rosa dice que no cree en las casualidades ni en la suerte, pero lo cierto es que en 2007, excavando en la Sima del Elefante, encontró uno de los mejores regalos que podía hacer al conocimiento de la evolución humana y, por supuesto, a ella misma. "Encontré un diente humano", recuerda. Al instante, ella y sus compañeros se dieron cuenta de que algo muy importante acaba de suceder.

Llevaban tiempo excavando en la zona y la datación de los restos anteriores era de fechas hasta ese momento nunca vistas en el continente. "Cuando lo tuvimos en la mano, supimos la importancia que iba a tener en el conocimiento de la evolución. La pieza pertenecía a un homínido de hace 1.200.000 años, por eso se le considera el 'primer europeo". Su emoción se contagió al resto del equipo, que terminó celebrando con cava uno de los descubrimientos más importantes que se han realizado sobre la prehistoria.

Para Palmira Saladié, arqueóloga especializada en Zooarqueología, ese fue también un día muy especial. Acaba de llegar a la Sima del Elefante para buscar algunos materiales y fue testigo de aquel importante descubrimiento: "Corrí de vuelta hacia la Gran Dolina para avisar a mis compañeros. Fue una emoción increíble. La ilusión de descubrir algo así es enorme, pero nosotros no trabajamos con un objeto, sino con un contexto. Algo así no te cambia la vida, te cambia el concepto que tienes de ella, tu forma de ver a la sociedad a través de lo que descubres en el pasado", explica esta catalana de 37 años.

Ella, al contrario que Rosa, siempre tuvo muy claro que quería ser arqueóloga: "Estaba estudiando 5º de EGB y, mientras miraba en clase la imagen de un poblado neolítico en el libro de Historia, lo tuve clarísimo. Llegué a casa y se lo dije a mis padres. Sabía lo que quería, pero no sabía como conseguirlo". En la Universidad de Tarragona encontró la forma de hacerlo y hoy está en uno de los equipos arqueológicos que son referente mundial. Palmira decidió especializarse en Zooarqueología, "una ciencia que estudia la relación entre los humanos y la fauna, a través de los huesos de los animales que encontramos en los yacimientos arqueológicos".

La importancia de Atapuerca para el mundo se refleja perfectamente en las palabras de Palmira: "Es uno de los yacimientos donde estamos descubriendo cómo era la prehistoria más antigua en Europa y tenemos una colección de fósiles humanos que no existe en otro lugar del mundo. Gracias a esto, podemos conocer cómo eran y vivían los grupos humanos del pasado".

Para llegar a estos conocimientos sobre la evolución de la humanidad, el trabajo que desarrolla Lucía López es clave. "Soy arqueóloga restauradora y me encargo de recuperar información de los restos óseos y de la industria lítica [herramientas de piedra]. No la reconstruimos, la recuperamos", asegura. Lucía nació en Madrid pero, al igual que sus compañeras, vive en Tarragona porque trabaja en el Instituto de Paleoecología Humana y Evolución Social de esta ciudad. "La temporada de excavación en Atapuerca dura dos meses, junio y julio –afirma la restauradora–. Después, todas las piezas que hemos encontrado se llevan a diferentes laboratorios para estudiarlas".

Para ella, Atapuerca siempre fue un referente, porque ya había adquirido fama internacional cuando estaba en la Universidad. Pero ahora un lazo sentimental le une al yacimiento: "Aquí fue donde empecé y aquí sigo trabajando. Desde 1996 vengo todos los veranos para participar en la excavación. Si no viniera a Burgos todos los años, me faltaría algo, esto es parte de mi vida".

La mayoría de integrantes de este equipo arqueológico son mujeres. Lucía reconoce que, en su especialidad, ellas son "abrumadora mayoría, aunque es cierto que los jefes siguen siendo hombres". La profesión ha sufrido un cambio radical en la última década. Lo dice Rosa, que comenzó sus estudios en clases donde casi todos eran hombres. Ahora sucede lo contrario: "Creo que antes era un profesión que no se veía bien para una chica, pero afortunadamente eso ha cambiado".

Marina Mosquera lleva 24 años trabajando en Atapuerca. Los yacimientos burgaleses son para ella "como la niña de mis ojos. He estado excavando lo mejor que han dado, incluidos los restos de TD6, el llamado niño de la Gran Dolina".

Este descubrimiento supuso un antes y un después en la forma de entender la prehistoria en Europa. Los restos encontrados en 1994 dieron un giro a las teorías sobre la ocupación del continente, que se creía inferior a los 500.000 años. Marina y su equipo le dieron al mundo otra perspectiva, gracias primero a un molar de 800.000 años de antigüedad y después al célebre malar, la parte de la cara, que ha dado nombre a la especie 'Homo Antecesor'.

En ese hueso se aprecian los esbeltos rasgos modernos de un niño de unos 12 años. "Fue una sorpresa absoluta encontrar un homínido de 800.000 años en Europa, no existía ningún resto humano tan antiguo. Aquí –dice, señalando un lugar en la tierra– es donde Aurora Martín, la arqueóloga que trabajaba a mi lado en la Gran Dolina, encontró el famoso molar y me lo extendió para que lo viera. Yo no me lo podía creer. Comencé a llorar y reír a la vez, vivimos una emoción desbordante, recordábamos todo el esfuerzo que habíamos realizado, pero el resultado estaba ahí. Fue impresionante", recuerda.

Marina es doctora en Prehistoria
y está especializada en Arqueología Cognitiva. En la universidad da clase de esta especialidad, así como de métodos de excavación. "Es una rama de la Arqueología que pretende investigar todo lo que tiene que ver con la cognición superior, es decir, es una lectura de la complejidad que nos hace más humanos. Se trata de ir más allá de la técnica y entrar en la mente de estos individuos, hasta donde se pueda", señala.

Un ejemplo para entenderlo: ¿cómo pasaron esos homínidos de usar dos manos a una?, ¿por qué? La Arqueología Cognitiva pretende dar las claves del origen de todos los atributos complejos de la mente humana moderna: el lenguaje, el aprendizaje, el uso del instrumental...

Marina se emociona al hablar de los descubrimientos, de los datos, pero sobre todo de las personas que trabajan cada año en Atapuerca. Todos son importantes para que obtener los mejores resultados. Y es que Atapuerca es el cofre donde se esconden los tesoros de la prehistoria mundial. "Ha sido una suerte poder tener este yacimiento y excavarlo", dice Rosa. Aunque, apostilla Marina, "siempre queda algo más importante por encontrar".

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Hoy, para cenar, apostamos por el sabor a mar del pulpo y la sepia, ¿te animas? http://t.co/vQto7Mdo73 #dieta #recetas #cocinafácil Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Batidos #detox caseros: las 7 recetas que te ayudarán con tu #dieta depurativa http://t.co/sE2fs54zNv ¡Y están buenísimos! By @ralcolea Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

¿Corto o largo? #Mechascalifornianas, ¿sí o no? Estas son las #tendencias que debe seguir tu #peluquero este #otoño http://t.co/6ptK0SY2Yd Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

¡Ya no tienes excusa! 10 trucos infalibles para sacar tiempo para hacer #deporte y ponerte #enforma... http://t.co/ItrXjhGh0m #consejos Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

¿1 hora delante del armario y aún no sabes qué ponerte esta tarde? Copia el look de @BarRefaeli en versión #lowcost http://t.co/yCOLnrqcjW Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Nos encantan las #bodas de otoño, y como queremos que seas la invitada más chic, aquí tienes 15 looks http://t.co/WwI30aHq1a #mhtendencias Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

¿Que Brad Pitt ya no está enamorado de Angelina Jolie? Eso nos cuentan nuestras compañeras de @Hoy_Corazon... http://t.co/NnmeaKMyBT Hace 8 horas · responder · retweet · favorito

Hoy para comer... ¿qué te parece un gazpacho a los tres tomates bien fresquito? http://t.co/gCVb8Yicj0 #recetas #menú #dietamediterránea Hace 9 horas · responder · retweet · favorito

¡Por fin ha comenzado la venta #online de @hmespana! Y nosotras ya hemos fichado nuestros 10 imprescindibles... http://t.co/Oe1GaHcxkw Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

A nadie le apetece cocinar al volver de #vacaciones, verdad? #Recetas de cocina fáciles para la vuelta http://t.co/fSPxWNUUHH #mhtendencias Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

Instagram