Pasarela

Foto: Transparencias, tejidos volátiles y colores claros son los elementos con los que el diseñador catalán Josep Abril ha ...

El 080 Barcelona muestra sus propuestas más rompedoras

  • El certamen de moda que promueve la Generalitat se inauguró el con los desfiles del propio Abril, Zazo & Brull, Andrea Ayala, Mikio Sakabe, Alexis Reyna y Matthew Ames, pero por allí han pasado otros diseñadores como Manuel Bolaño, Juan Antonio Ávalos o el veterano Yiorgos Eleftheriades, entre otros.

Transparencias, tejidos volátiles y colores claros son los elementos con los que el diseñador catalán Josep Abril ha conseguido crear la sensación de ingravidez en la colección de ropa de hombre que ha presentado en la pasarela 080 Barcelona Fashion. 

Josep Abril, que ha elegido esta pasarela para mostrar su nueva colección de primavera-verano, se ha inspirado en el concepto de levitación y "en la sensación de estar en suspensión a una cierta distancia del suelo", según ha dicho tras el desfile.

Poco antes que Abril, los también catalanes Zazo & Brull han sido los encargados de abrir fuego y han subido a la pasarela sus últimas creaciones. En esta ocasión, la indumentaria y la filosofía de vida de los samurais japoneses han sido el punto de partida de su colección, a caballo entre la feminidad y la dureza. "Nos hemos inspirado en los guerreros samurais, pero sobre todo en esa leyenda romántica que los rodea, en esa búsqueda de la armonía espiritual que les llevaba a fluir entre la vida y la muerte", han explicado los diseñadores. El resultado son unos vestidos que combinan la dureza de las hombreras inspiradas en las corazas militares, con los tejidos volátiles y de gran caída, con formas voluminosas a la altura de las caderas. 

La joven diseñadora catalana Andrea Ayala ha presentado una arriesgada propuesta inspirada en el surrealismo de Salvador Dalí, la poesía visual de Joan Brossa y la estética del tarot, entre otros elementos. Modelos aparentemente decapitadas han mostrado las creaciones, que Ayala ha definido como "un conjunto de ideas sobre un fondo negro". "He querido eliminar las caras y el sexo para que no hubiera nada superfluo", ha añadido la diseñadora, en referencia a la original presentación, ya que la ropa cubría totalmente a las modelos, que vislumbraban el camino a recorrer a través de las transparencias de la ropa.

En el mismo espacio del pabellón 8 de la Feria de Barcelona, sesenta expositores muestran sus creaciones en el showroom, casi el doble que en la pasada edición. "Estamos muy satisfechos porque este año hay más movimiento y más visitantes", ha señalado el conseller Huguet, a la vista de la afluencia de público durante los primeros días del certamen.

En un rincón del salón, la exposición "Moda Beatles" ha reunido 48 piezas originales de los años 60, entre instrumentos, ropa, carteles y mobiliario. Pete Best, primer batería de The Beatles, ha inaugurado la exposición y participará mañana en la Fiesta Beatles que se celebrará en el marco del certamen de moda.

Respecto al casting de modelos, en los desfiles han participado Marina Pérez y Jon Kortajarena. Esta prevista también la presencia de Nicolás Coronado, Dree Hemingway y Constance Jodoroski, entre otros.

La segunda jornada de los desfiles comenzó con Juan Antonio Ávalos y Manuel Bolaño, ambos incluidos en el Projecte Bressol de la Generalitat para impulsar a los nuevos diseñadores. Bolaño ha deslumbrado a los presentes con una colección que combina tradición con modernidad y traslada a nuestros días los finos encajes de la Belle Époque francesa y las ganchillos de la tradición española.

La bisnieta del escritor Ernest Hemingway, Dree Hemingway
, ha lucido algunas de esta creaciones, en un desfile en el que han predominado los colores crudos "de la delicadeza" y el rojo "del doloroso recuerdo del pasado", según ha explicado Bolaño, que se ha inspirado en la hermosa, apasionada y trágica Bella Otero. 

Durante el segundo día también han presentado sus colecciones creadores consolidados como la barcelonesa Teresa Helbig, que ha optado por combatir la desazón de la crisis con buenas dosis de bohemia y glamour y chic urbanita. Gasas de seda, georgette con un selecto estampado de leopardo y otros materiales nobles han servido a Helbig para elaborar su personal antídoto contra la crisis.
 
Lejos de los tonos dorados de Helbig, el catalán Joan Fàbregas ha presentado su colección para hombre, inspirada en la cultura ’underground’. Monos negros repletos de bolsillos, cazadoras de cuero y telas sintéticas componen la colección titulada "Lost control", que recuerda la estética oscura de las ficciones postnucleares. Diseño catalán, talentos emergentes y creadores que despuntan en los circuitos independientes internacionales son las tres patas sobre las que sustenta la selección de este salón.

En el ámbito internacional, la segunda jornada de esta pasarela ha contado con el desfile del veterano diseñador griego Yiorgos Eleftheriades. No obstante, el influjo europeo más claro proviene de la escuela de Amberes (Bélgica), cuna de los creadores europeos que nadan a contracorriente. No en vano el presidente del jurado de este año es Bernhard Willhelm, formado en la Académie Royale d’Anvers y diseñador fetiche de la cantante Björk. Este jurado será el encargado de seleccionar la mejor colección y galardonar al autor con un premio de 20.000 euros, que el año pasado se llevó la diseñadora japonesa Seïko Taki.