Los filósofos aseguran que es así. Aquellas personas que saben querer tienen una envidiable salud psicológica y la llave para poder escapar de la mediocridad. El amor es uno de los principales motores del mundo. Sobre él se construyen gran parte de las relaciones personales y de los afectos familiares. Además, tiene una gran importancia en la relación con uno mismo, pues convierte la vida en una fuente de placer.

El filósofo danés Soeren Kierkegaard decía sobre el amor que era una oportunidad inesperada para escaparse de la mediocridad. El psicólogo italiano, Francesco Alberoni, lo comparaba con un movimiento revolucionario. Sigmund Freud, por su parte, aseguraba que nuestra salud psicológica depende del amor que sentimos hacia los demás.

Sin embargo, no es raro que en ocasiones se hable del amor en tono despectivo, como cuando se dice, por ejemplo, que nos vuelve estúpidos. Este tipo de afirmaciones se deben a la confusión entre el enamoramiento (un estado de ensimismamiento en el que se reviste al otro de las cualidades que convienen a nuestros deseos inconscientes) con el amor. A este último sólo se llega después de un desarrollo personal que ha permitido organizar una subjetividad firme, que reconoce al otro como un ser diferente.

No todo el mundo puede amar. Quien lo hace se ha atrevido a vivir un grado de libertad personal que no le asusta. Reconoce que el otro le puede dar lo que él no tiene y lo hace porque antes ha podido aceptar sus deseos, pero, sobre todo, sus carencias. El que ama puede recibir porque sabe lo que no tiene y lo que desea del otro, y al mismo tiempo puede dar porque reconoce lo que le piden y lo ofrece. ¿Hay algo más inteligente que querernos como somos y no atacarnos allí donde más débiles nos sentimos?

El amor muestra que somos inteligentes allí donde es más difícil serlo: en el terreno emocional. La inteligencia tiene que ver con la razón y con el intento de dominar los afectos que vienen de nuestro inconsciente. Pone palabras a los sentimientos y nos ayuda a entender quiénes somos, qué sentimos y a quién queremos. Pero si nuestro mundo emocional arrastra una historia de conflictos que no han sido elaborados, la inteligencia se puede usar para negar lo que se siente, para reprimirlo, para adormecer afectos que no queremos reconocer. Se utiliza entonces como un muro de contención contra lo que se siente, lo que a su vez provoca un alejamiento del otro, con el que se evitará un contacto cercano por miedo a que la intimidad que se produce en el encuentro amoroso destape su mundo emocional y aparezca lo que se vive como incontrolable. Cuando amamos, nos sentimos vivos, sólo si hemos sido capaces de dejar de tener miedo a nuestro interior.

INTELIGENCIA EMOCIONAL

Después de unos años de psicoterapia, Inés había comprendido que la ambivalencia que de niña sentía hacia su madre guardaba relación con las dificultades que ahora tenía con su pareja. Estaba a punto de separarse cuando acudió a tratamiento y allí descubrió que había elegido a su novio porque era muy protector. Aunque esto era lo que siempre había querido, ahora le agobiaba esa característica. Con su madre se había sentido muy desamparada y su padre había sido incapaz de apoyarla. Cuando Inés resolvió la rabia que sentía hacia sus padres por su falta de apoyo, y pudo perdonarles al comprender sus dificultades psicológicas, dejó de desplazar esa rabia hacia su marido y puedo comenzar a recibir lo que él le daba, que era, por otra parte, la protección que ella siempre había deseado.

Cuando su inteligencia emocional le hizo comprender que su deseo de ser cuidada era lo que buscaba en su pareja, todo empezó a ordenarse como un puzzle. Inés comenzó a disfrutar de los rasgos protectores de su marido cuando reconoció que cubría sus deseos, anhelos que antes negaba porque le hacían parecerse a su madre en aquello que no quería. Pensaba que la incapacidad para cuidarla se debía a que era muy infantil porque necesitaba el apoyo de los otros. Inés se equivocaba. La madurez y la inteligencia emocional no equivalen a no depender afectivamente de los otros, sino a reconocer nuestros deseos, pues ello implica que obtendremos placer al realizarlos.

LAS CLAVES

Hay personas muy torpes en el amor, que no saben amar, que tienen miedo a hacerlo y lo intentan tapar con grandes dosis de racionalización. Entre ellos están: 
•  Los narcisistas, que siempre tienen que estar en el centro de la mirada de los demás. Esconden una gran inseguridad y utilizan al otro para afirmarse a sí mismos, pero nunca le apoyan.
Los negadores, que no pueden reconocer lo que viene del mundo de los afectos y siempre niegan las dificultades afectivas.
• Los que reprochan siempre al otro no ser o no hacer lo que deberían.

Las personas que sí saben amar suelen ser:
• Procurar una comunicación que hace sentir al otro como un compañero con el que podemos hablar, al igual que somos capaces de escucharlo.
• Tener un proyecto común y otro individual, pues para estar bien con el otro hay que estarlo con uno mismo.
• Tener complicidad.Conviene buscar ratos de intimidad y defenderla.

EL LIBRO

¿Piensas salir vestida así? De Deborah Tannen Ed. Integral.

La lingüista Deborah Tannen, profesora de en la Universidad de Georgetown (EE.UU.) analiza en este libro por qué un comentario que resultaría inofensivo pronunciado por cualquier persona, puede provocar una tormenta si proviene de tu propia madre o de tu propia hija. Además, responde a preguntas como ¿por qué las hijas se quejan de que sus madres siempre las critican, y las progenitoras se sienten heridas porque sus pequeñas las dejan de lado? ¿Por qué madres e hijas discuten constantemente, mientras piden a gritos que se las acepte y comprendan tal cual son? Las relaciones entre ambas son complejas y resultan, en ocasiones, confusas. Los nudos de incomprensión que se producen entre ambas es lo que la autora intenta desenmarañar para abrir nuevas vías a una mayor y mejor comunicación. Un diálogo que pueda conciliar la intimidad y la independencia. La autora, además, ha escrito los siguientes libros: “Tú no me entiendes” o “¿Por qué es tan difícil el diálogo hombre-mujer?”.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

12 nuevas cremas hidratantes para tu rostro by @ana_anaparrilla #Belleza #Tratamientos https://t.co/1lQvDWRRzo https://t.co/GAwNmHcX8r Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

"No tengas miedo a cometer errores. De ellos salen las mejores lecciones". Buenos días y #felizmartes https://t.co/04XsPQH4yx Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

Nuestra @marsaura lo vuelve a conseguir... Pedazo de look! Queremos ese vestido! 😍https://t.co/gi4xrIdgYH #moda https://t.co/iOJDfhfaCQ Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Nos vamos de compras! Esta son las novedades de la semana https://t.co/12mY0MW2BP https://t.co/8h69lKgdGe Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Polvos de #maquillaje: compactos, sueltos o traslúcidos ¿cuál elegir? @pilarlucas1 te ayuda #Belleza… https://t.co/oRdcnh0Ecc Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Consigue un lote con los mejores productos de #belleza del año. ¿Cómo? Vota en nuestros #PremiosBelleza… https://t.co/pmlL4CbEEL Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Entrenamiento anti excusas! Nos lo trae, como no, nuestra @patrymontero https://t.co/Sngt5NGwnj #fitness https://t.co/EtAn0kyFTa Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Ven! @mujerhoy y @finanzascom te invitan a #WomenInsights, encuentro de mujeres influyentes. Pide tu invitación:… https://t.co/GwMnJBhpfY Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Cosmética rosa para apoyar el #DíaMundialContraElCancerDeMama #Cáncer #Belleza https://t.co/UigwuPtPrs https://t.co/aaLfVOtjjh Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram