Conocí a María una noche de diciembre de 2006. En España era fiesta, el puente de la Constitución, y en Afganistán los bombardeos no cesaban, en un escenario que continuaba siendo bélico. Gracias a la magia de la radio, conseguimos aquella noche del 6 de diciembre comunicar con Kabul, donde se encontraba María Galera. Su voz llegaba clara y limpia a nuestra emisora de Punto Radio pero llena de miedo y de temores. Su historia nos estremeció a todos a medida que nos la iba contando.

María llevaba cuatro años sin poder salir de Afganistán y viviendo como una auténtica mujer afgana, lo que implicaba, entre otras cosas seguramente más graves, el uso del burka y el sometimiento al reducto de las leyes de los talibanes que todavía quedan en Afganistán. Aquella noche, María nos confió que sus hijos no sabían lo que era comer carne o beber un vaso de leche. Nos relataba que su pequeña Nuria lloraba y se tapaba los oídos porque los ruidos de la guerra le asustaban y que su hijo Abdalha no era capaz de cerrar los ojos más de cinco segundos seguidos, lo que le impedía conciliar el sueño. Nos dijo que necesitaba salir como fuera de allí con sus dos hijos y nos rogó que la ayudáramos.

Cuando nos despedimos, la voz de María seguía en mi cabeza y, afortunadamente, en la de otros muchos. Entre ellos, la de un empresario mallorquín que conoció la historia y que no dudó en ofrecerse para pagar su pasaje de avión y el de sus hijos. A las 24 horas, las voces de María y de este empresario se unían de nuevo en la radio. Ella lloraba y él insistía en que no le agradeciera más su gesto. A los 10 días, llegaba al aeropuerto de Mallorca. Con sus dos hijos pero sin su marido.

Fue a su regreso a España cuando este libro comenzó a fraguarse. Viajé hasta Mallorca para abrazar y conocer a la mujer que había sido capaz de protagonizar una nueva versión del milagro de Navidad. María ya lucía con una imagen mucho más próxima a la de cualquier mujer occidental: con vaqueros y el pelo negro y rizado suelto sobre sus hombros, corría detrás de sus dos hijos para que se terminaran de comer el filete con patatas que tenían, ahora sí, en su plato. Una visión que a penas un mes antes, sólo podía llegar a imaginar en sueños.

Hablamos durante muchas horas y me contó su historia. María, mallorquina de nacimiento, tenía entonces 25 años y llevaba casi cuatro años atrapada en Afganistán sin poder salir ni optar a una vida occidental. Se había casado años antes con un hombre de origen afgano, Nasrad, del que se enamoró perdidamente durante su estancia en Londres, abandonándose casi a su voluntad. Por él se convirtió al Islam, por él dejó su círculo de amistades, por él comenzó a vivir y a comportarse como una mujer musulmana, lo que suponía, entre otras muchas cosas, rezar tras él y ponerse el velo islámico. Pero por él también se sintió una mujer feliz, enamorada, amada y satisfecha.

Una llamada de teléfono de un familiar de Nasrad comunicándole el mal estado de salud de su padre, hizo que María, embarazada de cinco meses de su primer hijo, iniciara el viaje hasta Afganistán junto a su marido. Y en la frontera de este país con Pakistán comenzó su pesadilla: el robo de la documentación y el dinero que llevaban, el uso del burka, la incomprensión de su suegra, el nacimiento de sus dos hijos en condiciones infrahumanas, la guerra, la imposibilidad de cubrir las necesidades básicas, el hambre, los días y días encerrada en un zulo por los continuos bombardeos...

Descubrí a una mujer fuerte, optimista, inocente y, sobre todo, enamorada. María presume orgullosa de que todo lo que hizo, todo lo que vivió y todo lo que sufrió en Afganistán lo hizo por amor. Por amor a su marido. Y que lo volvería hacer de nuevo. Sin pensarlo dos veces, como suele vivir ella su vida.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

#Inspiración #deco: manual de uso y #estilo del #greenery by @pantone https://t.co/vkiq3bpk5a https://t.co/694smmeat9 Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Una exposición analiza la influencia y la estética parisina en el estilo inimitable del #fotógrafo #RichardAvedon… https://t.co/5j9liXQ5fY Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

¿No te has atrevido nunca a llevar un pixie o un garçon? ¡Te damos 10 razones para cortarte la melena!… https://t.co/mCTIZCVaW4 Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

"Creer que todo tiene solución, no es optimismo. Es talento". Buenos días y #felizdomingo https://t.co/jKRQGs9rXJ Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

#BlancaPadilla cierra el desfile de Givenchy en París. Entre las modelos: #KendallJenner, #BellaHadid, Joan Smalls.… https://t.co/XKUaA7BDj5 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Los mejores #peinados si llevas gorro este #invierno https://t.co/F0EHOLYpDR https://t.co/GeuqyzARxI Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Buscamos inspiración #DIY para hacer los cojines más originales y sencillos https://t.co/6p1fVAL7Bo #Deco https://t.co/zN8U87e2Kc Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Victoria Beckham, Karlie Kloss, Michelle Williams y otras famosas que nos enseñan cómo vestir cuando hace mucho frí… https://t.co/Fdc7w4ESDT Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¿Te animas a probar con nosotras esta #cena ligera? Puerros a la vinagreta, una #receta de Andoni Luis #Aduriz… https://t.co/2eEIDnlNs5 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

#Inspiración #deco: manual de uso y #estilo del #greenery by @pantone https://t.co/vkiq3bpk5a https://t.co/wW5bu7x53a Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram