Nunca sabré que hubiese sucedido si te hubiera conocido un tiempo antes o un tiempo después. De lo que si estoy segura es que lo nuestro fue un amor en un tiempo no adecuado. Sucedió en la autopista, mi alma estaba dolida, humillada, estaba saliendo una tormentosa relación y la única alegría que tenia eran mis niñas.

Para que el camino fuera más llevadero teníamos la costumbre de cantar y así lo hacíamos. De pronto un BWV potente me adelantó, ¡uno más!, y observé cómo me dejaba que yo le adelantase... ¡que raro, yo, con mi panda descapotable rojo!

De pronto miré a la izquierda y me encontré con tus potentes y hermosos ojos negros.No hacian falta palabras. Me mirabas como hacia mucho tiempo no lo hacia ningún hombre. Como toda mujer coqueta, me di cuenta de que mi pelo iba mal arreglado, recogido con una sencilla diadema, y que mis ojeras de noches sin dormir resaltaban más mi falta de maquillaje.

Los siguientes kilómetros fueron un adelantar y dejarme adelantar. Mis niñas dijeron “¡Ese señor nos saluda!” y te perdí de vista.

No encontraba dónde aparcar y decidí dejar a las niñas y la maleta a las puertas de la casa de mis padres."¡Ahora vuelvo, voy a aparcar!"
 
Cual no sería mi sorpresa cuando al bajarme del coche te vi. De nuevo, tu amplia sonrisa debajo de aquellos penetrantes ojos negros. Te dirigiste a mi no sé con que excusa y no entiendo, conociéndome, como en apenas unos minutos me tomaba una tónica contigo en un bar cercano. No hubo ni intercambio de teléfono ni hasta un “hasta otro día”.

Pasaron los días y de pronto sonó al medio día el teléfono. Tu acento portugués te delató, mi cabeza no entendía nada. "¿Cómo has sabido mi teléfono?" "Por tu célula del vehiculo".

Allí ponía mi nombre y mi dirección, me habías localizado y en otra ciudad ¡insólito! ¡Cómo iba a despreciar el café que me invitabas a tomar!.

Como una quinceañera, elegí uno de mis trajes más favorecedores. De flores rosas y rojas, era un vestido de seda. Tapé mis hombros morenos con una hermosa chaquetita a juego cogida en la cintura con un lazo. Mi nuevo look me hacia sentirme bien, mi extrema delgadez había estilizado mi figura, me sentía ¡
guapa!.

Recuerdo perfectamente el rincón ideal en donde empezamos a conocernos, yo estaba en el peor momento, estaba separándome del padre de mis hijas, tú tenías mujer, dos hijos y otro en camino.

A tu lado, después de muchos años, me sentía mujer, guapa, joven, inteligente. ¡oh maravillosamente feliz! Fueron encuentros clandestinos. No íbamos de mi ciudad por mi situación; ansiaba la llamada de teléfono y el corazón se me disparaba cuando escuchaba tu magnifico acento.

Como si de dos seres especiales se tratara, recuerdo nuestra entrada en el restaurante de una localidad turística cercana. Al ser verano, la informalidad del vestuario de los otros, hacia que mi precioso vestido blanco con ligeras flores en azules y lilas y tu impoluto traje beis llenaran de luz aquella estancia y fuéramos el foco de atención de todos.Me sentí “reina por un día”. Siempre quedará ese rincón al que me llevabas, en el que colocabas tu coche de forma que podías oír emisoras de tu país.

Delante, una magnifica vista marina, temperatura calurosa, pero horas inolvidables, tu, yo el cielo estrellado y el reflejo de la luna en el mar, no necesitábamos más. Cuando estaba contigo, olvidaba mi desahucio, las amenazas, los juicios, la falta de dinero, me sentía tu princesa

Llevaba tanto tiempo sin que me dijeran nada agradable que tus palabras me volvían loca. No importa lo que duró, porque fue hermoso, pero acabó el verano y había que tomar importantes decisiones. Decidí seguir mi camino sin entorpecer el tuyo. Siempre nos quedara nuestro rincón, siempre nos quedara el respeto por nuestras vidas familiares, siempre nos quedara ese amor. Estés donde estés, si lees esta carta, enseguida me reconocerás . Gracias por esas horas tan felices vividas contigo, con la luna y cerca del Mediterráneo.

Recibimos cartas de amor y las publicamos. Mándanos la tuya a redaccion@hoymujer.com y cuéntale a todo el mundo cuánto le amas o cuánto no. y quién sabe, a lo mejor la carta de hoy es para tí...

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Nada tarda tanto en llegar como lo que nunca se empieza. ¡Hoy es el día! https://t.co/4MKA10qa7c https://t.co/AnoB2PFwEV Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¿Por qué las niñas no quieren ser ingenieras? Solo un 15% eligen esas carreras tras la selectividad… https://t.co/8Dj0G4iLmB Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Combate el estrés durante tus vacaciones con estos sencillos consejos y así de paso evitarás coger peso… https://t.co/EE5ii3XszQ Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Estos son los trucos de las famosas para salir más guapas en las fotos de este verano https://t.co/R6MD1iFAaH https://t.co/C36vafaPGg Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Consigue una melena lisa, a pesar del verano by @ana_anaparrilla https://t.co/Whvfet1b63 https://t.co/iT41nv7dZp Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Repasamos todos los looks de Kate Middleton en su viaje a Alemania https://t.co/S9f5NJBHwD https://t.co/aq3mfJA12Z Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¿No sabe qué cenar hoy? Pues ficha esta #receta con calabacines de @eatfashionblog https://t.co/FW7m4UUjmQ https://t.co/wZVYl8HnSi Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Estas 4 plantas son amigas de las chicas #Salud #PlantaMedicinales https://t.co/Du06f594lA https://t.co/znCgpfy6io Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Maravilloso tesón y esfuerzo de @BlancaManchon Enhorabuena, campeona! https://t.co/7oSNe7alRd https://t.co/86j8iTuB8L Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Los beneficios del "nuevo vicio confesable" de Sara Carbonero... https://t.co/b2ZuMCxjkj https://t.co/ywOTx8hamL Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram