Cuando una mujer ama a un hombre

  • Querido mío: En este año de tanto significado para mí, vuelvo la mirada hacia atrás y hago balance de nuestro matrimonio: cuarenta años de amor y desamor, de momentos irrepetibles, únicos, como la llegada de nuestros hijos.

Nuestro caminar ha estado sembrado de ilusiones y desesperanzas. Te acuerdas como he tenido que ser yo, siempre yo, la que ha roto los silencios que caían entre nosotros, que nos rodeaban, que impregnaban la casa, que la paralizaban.

El silencio se instalaba entre nosotros, pesado, denso, insoportable. Mi arma, la comunicación, que me ha servido para ganarme la vida, quedaba en el aire, sin respuesta. Tantos días perdidos, tantas noches sintiéndome cerca y lejos, deseándote y temiéndote al mismo tiempo.

Y, cuando el silencio amenazaba con gobernar nuestras vidas, unas veces te dejaba debajo de la almohada una carta pidiéndote explicaciones, culpabilizándome de cosas inexistentes, echando sobre mí la responsabilidad de
tu conducta desordenada.
 
Te arrepentías y hacías el firme propósito de cambiar de proceder. Pero, ¡ay!, al poco tiempo volvías a las andadas. En otras ocasiones, al calor de las sucesivas reconciliaciones, prometías cumplir a rajatabla los diez puntos del carnet del amor que con minuciosidad formulábamos, adelantándonos al gobierno que ha sacado el carnet de conducir por puntos.
 
Los dos nos implicábamos en el intento. Lo jurábamos y firmábamos con la sangre de nuestras venas.

He aquí algunos de estos puntos de penalización:

1.-Decirnos mutuamente y a diario: “te amo”. Penalización: tres puntos.

2.-Por delito continuado de apatía e indiferencia en la relación amorosa, siete puntos.

3.-Por mal trato de obra o palabra. Penalización: diez puntos.
 
4.-Por no soportar a los suegros, en particular a las suegras marimandonas, y hacerlo notar con frases impertinentes, obsequios envenenados y acciones vergonzosas, dos puntos.

5.-Por no participar en las tareas domésticas al cincuenta por ciento, seis puntos.

6.-Por expeler ventosidades en el lecho conyugal, cuatro puntos.

7.-Por infidelidad real o virtual, a sea, por poner rotundos cuernos absolutamente ostensibles, siete puntos.

8.-Por pasar horas y horas delante de la “caja tonta” en programas de marujeo, o por practicar “cibersexo” en el ordenador, cuatro puntos.
 
9.-Por acusar a la madre de ser tapadera de que el hijo llegue tarde y por responsabilizar al padre de que la hija tontea con el compañero de clase y así no rinde en los estudios, tres puntos.

10.-Por no hacernos felices el uno al otro, nueve puntos.

Después de quedarte tantas veces sin puntos en el carnet y de prohibirnos comprar otros por internet, se produjo la separación largamente anunciada. La vida ha seguido su camino y nos ha llevado a encrucijadas diferentes. Yo he tratado de rehacer mi vida. Pero quiero que sepas que te quise con locura y que aún te quiero y, que al marcharte, me ha costado mucho caminar erguida y volver a sentirme bien conmigo misma.

Pero la lectura de tu última carta, me está cambiando el rumbo de mi vida. Veo en ti un cambio de actitud. Por primera vez me pides perdón, me abres tu corazón envejecido y me pides que te acoja como estás ahora, pálida y ensombrecida sombra de lo que fuiste a causa de tu larga enfermedad.

Paso mi mirada por mi casa, me detengo en el espejo oval que tanto quiero y, por un instante, contemplo dos caras reflejadas y un júbilo cegador en las miradas. ¿Acaso tú también, allá en tu antigua sala, has sentido el leve roce de mis labios y la caricia protectora de mis manos? Cierro los ojos y te tengo aquí, a mi lado, te rescato de las sombras que pueblan los rincones de mi casa. Mi amor latente y mi ansia de ti te traerán a mi lado, tal como estás, avejentado y solo. La ausencia será sólo una palabra. Y volverás a ser mi compañero, y te apoyarás en mí. Y juntos, en el ocaso de nuestras vidas, aprenderemos a mirarnos y a querernos con la generosa aceptación que dan los años.

Recibimos cartas de amor y las publicamos. Mándanos la tuya a redaccion@hoymujer.com y cuéntale a todo el mundo cuánto le amas o cuánto no. y quién sabe, a lo mejor la carta de hoy es para tí...

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

"Mi vida cambió cuando dejé las drogas y el alcohol" confiesa Al Pacino vía @corazon_czn http://t.co/HoIvfVgj3a Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡Bellísima! Beatrice Borrromeo lució dos vestidos de novia de @armani en su boda religiosa con Pierre Casiraghi http://t.co/hoeRwKeIgX Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

¡Buenos días! La facultad de tener estallidos de risa, denota un alma excelente. #felizdomingo Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

¿Tenemos tiempo (y ganas) para la pasión? ¿Nos dejamos llevar por el fuego arrasador o estamos ocupados? http://t.co/cGHhDKoYw9 #sexo Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

La boda religiosa de Pierre Casiraghi y Beatrice Borrromeo en Italia. No te pierdas todos los detalles http://t.co/qA5iZfxlwF Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Maquillaje para brillar en la noches de verano http://t.co/sg6xHoIIAX Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Hora de cenar! Hamburguesa de cerdo con espárragos y remolacha http://t.co/lyEZwVFUFa #recetas Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Para que las largas tardes de verano no se hagan eternas hay muchas actividades divertidas ¿Os animáis? http://t.co/dUYAKIkkBF Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Descubre a Lily-Rose Depp y otras pistas con estilo http://t.co/FSG229Do2H Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¿Sabías que tus uñas hablan de ti y de lo que sucede en tu organismo http://t.co/MrmRDbdsnb Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram