Ya me decía mi padre: tanto viajar, para terminar en el culo del mundo (léase un pueblo). Creo que sabes lo feliz que soy aquí, contigo. Eres más del campo que las amapolas. Tengo 50 años, te llevo cinco (es algo que hemos puesto de moda las estupendas, últimamente: infantas, artistas,conocidas, etc..)

Tuve maridos y novios ( incluso algún "desliz"); todos amados, siempre. No me respetaría si no hubiese querido, de algún modo, a los hombres que me han acariciado.

Y tú les conoces y me llevas a verles, o les traes. Se cierran círculos, es bueno. Sólo el paso del tiempo permite discernir más claramente...y ahora estoy segura de lo que siento.

Eres la persona más cercana, la que me conoce mejor,la que me ha perdonado mis lados oscuros y los acepta, el que ríe conmigo y me regaña cuando me dejo. Nos preocupamos juntos. Nos recordamos las mierdas y las alegrías un día tras otro, mútuamente.

Nadie daba un duro por nuestra pareja, cuando empezamos. Incluso nos dimos un tiempo. Pasaron muchas cosas.Pero aquí estamos. Más de 10 años después. Disfrutando cada día más de las arrugas, entrechocando nuestras barrigas prominentes, asombrándonos por seguir vivos y seguir juntos. Luchando , pero con la tranquilidad de la tregua, de la batalla ¿ganada?. Te quiero. Siempre lo haré. Pase lo que pase. Eres mi felicidad y mi descanso. Nunca podré demostrarte cuanto te agradezco que hayas llegado hasta el fondo de mi ser en todos los sentidos.
Recibimos cartas de amor y las publicamos. Mándanos la tuya a redaccion@hoymujer.com y cuéntale a todo el mundo cuánto le amas o cuánto no. y quién sabe, a lo mejor la carta de hoy es para tí...