Cuántas veces quise tocar tu mano, acariciar tu cabello mientras, cansado del trabajo, parecía que pernoctabas. Cuántas veces calmé mis ansias en el cubo helado del silencio, y me fui a al insomne refugio de mi cama. Quería decir "te quiero", pero me daba pena...o quiza miedo. Queria decir, "aquí estoy", a pesar de que me veías. Siempre me pregunte si algún día me “mirarías”.  

Hoy me pregunto, si me “miraste”.Tampoco, jamas me lo dijiste. Ya no estás y me quede con mil preguntas sin respuestas: ¿Qué soñaste ser, a donde querías ir, que País visitaste en la alfombra del deseo, o que Ninfa correteaste entre tus sueños?

Después, cuando ya no estabas, te escribi esta poesia,algunas son palabras (*)que debi decirte en vida:

ANGEL DORMIDO (a mi Padre + )

Ángel dormido,
el de los sueños truncos,
el que ya no despertará.
Viajabas ignoto en el destino incierto,
que día a día,
volvías verdadero.

Ángel que duermes,
cuéntame… ¿que sueñas?
Tu piel marmórea y fría
me recuerda a Reyes
y alguna historia...

Volaste a nunca jamás,
volver ahora
ya no es posible.
Duerme el sueño eterno,
mi dulce Ángel,
que cumpliste la meta fijada,

*soy tu hija por siempre,
has hecho de mí,
un árbol que intentará
llegar a ser un Roble.

Y hoy, soy tu libro abierto.
Con miles de páginas
que intentaré llenar
con perseverancia y honestidad

* Sigue soñando Padre mío,
en la tierra de nunca jamás…

“ Esta NAVIDAD , de nuevo te extrañare tanto… Papá
“ SE FELIZ…. TE LO DEBES”