mujerHoy

belleza

Thierry Wasser: dos ases en la manga

El nariz de Guerlain nos descubre el resurgir de la destilería y su reinterpretación de un clásico.

Thierry Wasser
Thierry Wasser D.R.

Madrid

Thierry Wasser es ese caballero que te cruzas por París y no puedes evitar volverte para mirar. Sin embargo, aunque lo parezca, no es francés, sino un suizo que iba para botánico hasta que la perfumería se cruzó en su vida. "Los perfumes tienen un punto egoísta -explica Wasser-. Los usas porque te hacen sentir bien, pero también para presentarte ante el mundo". Lo dice porque cuando tenía 13 años su aspecto era el de un niño, aunque, como todos, tenía prisa por crecer.

"Mi madre tenía un amigo con un físico muy masculino que siempre llevaba Habit rouge de Guerlain. Así que me compré uno. Para mí, esa fragancia marcó la diferencia, fue mi forma de dejar atrás la infancia", recuerda el creador.

Para mí, Habit rouge de Guerlain marcó la diferencia"

Thierry Wasser

Lo que no imaginaba es que, con lo años, se convertiría, precisamente, en nariz de esa misma maison. Guerlain ha sido su hogar desde 2008 y en estos años le ha dado tiempo a crear y recrear aromas y colecciones emblemáticas de la casa. Entre ellas, LArt et la Matière, para la que acaba de lanzar un sugerente perfume: Néroli Outre Noir.

"Cada pieza de esta colección tiene un lazo de unión con una materia prima", reconoce. Pero en el caso de Néroli también hubo coincidencia, una cuestión de azar: "Cuando fui por primera vez a Túnez con monsieur Jean Paul Guerlain me llevó a su pequeña destilería, que llevaba tres años sin funcionar. Y le propuse ponerla en marcha. Desde entonces, vuelvo todos los años para destilar las flores de azahar".

La Petit Robe Noir LEau de Parfum Intense (92 €) y boceto de Kuntzel y Deygas. Neroli Outre Noir, de la colección LArt et la Matière (190 €).
La Petit Robe Noir LEau de Parfum Intense (92 €) y boceto de Kuntzel y Deygas. Neroli Outre Noir, de la colección LArt et la Matière (190 €).

Aroma goloso

"De este proceso se obtienen dos cosas: aceite de neroli y agua de azahar. Y pensé ¿por qué no mezclar estos dos aspectos tan distintos de una misma flor?". Ese fue el origen de Néroli Outre Noir, que debe su nombre a las pinturas de Pierre Soulages.

Pero Thierry Wasser tiene otro as en la manga. Es LEau de Parfum Intense, la quinta encarnación olfativa de La Petit Robe Noir, esa chica a la que los ilustradores Kuntzel y Deygas han dado forma.

"Ellos me dan las historias. En LEau de Parfum Intense me cuentan que viaja a Londres, Moscú, Venecia y Nueva York, así que era cuestión de reequilibrar la fórmula. Ahora es más golosa. Hoy en día no nos viene nada mal un poco de dulzura".