"Las quiero naranja", dicho y hecho. Patriotismo aparte, la cantante Beyoncé dejó en un segundo plano el azul y el rojo que engalanaban el Capitolio de los Estados Unidos, durante la ceremonia de posesión de Barack Obama, y se atrevió a lucir una manicura Hot Orange que dio la vuelta al mundo cuando las cámaras filmaron su playback del himno americano.

Ni su Emilio Pucci Pre-Fall 2013 negro, ni su abrigo de Dior, ni sus esmeraldas XXL firmadas por Lorraine Schwartz pudieron opacar el trabajo de manicura realizado por Lisa Logan. La propia Lisa publicó en su twitter que Beyoncé tenía muy claro que quería naranja, "y así fue". El color elegido fue el naranja de  NCLA llamado "I'm With the Band".

Instagram