Oliver Echaudemaison: los colores de su vida

  • Es un mito en el mundo de la moda, un creador único que ha maquillado a las las modelos, aristócratas y actrices más bellas de los últimos 30 años. Cálido en las distancias cortas, ha compartido anecdotario en una entrevista exclusiva con Mujer hoy.

Por sus manos han pasado los rostros más bellos del siglo XX: Elizabeth Taylor, Verushka, Twiggy... y los más aristocráticos, de la princesa Ana de Inglaterra a Carolina de Mónaco, a quien maquilló personalmente durante más de una década. Olivier Echaudemaison, director creativo de Guerlain y alma mater de su línea de maquillaje, acaba de reeditar su autobiografía, “Los colores de mi vida” (ed. Cherche Midi), donde relata las anécdotas más curiosas sobre todas las celebridades a las que ha conocido.

Mujer hoy ha hablado con él de aquellos tiempos míticos en los que las top models se maquillaban a sí mismas y la jet set se ocultaba del mundo. Pero también de cómo las mujeres han cambiado su forma de enfrentarse a la belleza en las últimas décadas. Décadas en las que él ha creado coloridos y herramientas sorprendentes, como Terracotta o el Rouge G.

Mujer hoy. Empezó su carrera como peluquero de aristócratas y estrellas de cine, pero se ha convertido en una leyenda del maquillaje. ¿En cuál de estas dos profesiones se ha sentido más usted mismo?
Oliver Echaudemaison.
Siempre me he sentido más cómodo con el maquillaje porque te permite sacar la belleza de cualquier rostro, con los productos y los colores adecuados. Con el cabello, el resultado depende de otros factores ajenos a ti. Un corte horrible o un cabello de mala calidad hacen más difícil crear algo bello.

P. Ha trabajado con fotógrafos como Richard Avedon, Norman Parkinson o Guy Bourdin. ¿Qué aprendió con ellos?
R: A ser muy profesional y a trabajar rápido. Lo más importante es la modelo: si pasas horas y horas maquillándola, cuando se ponga ante la cámara estará exhausta, y eso se transmitirá a las imágenes. Como maquillador tienes que lograr que todo sea ligero y fácil, y hacerlo en tiempo récord.

P. ¿Se diferencian mucho aquellas sesiones de las que se hacen hoy en día?
R: En los 60, 70 y 80, el proceso era infinitamente más creativo. Lo eran los fotógrafos, que estaban inventando una nueva forma de ver a la mujer, y lo era la dirección artística de las revistas que planteaban las fotos. Ahora todos buscan, sin ningún disimulo, la inspiración en el imaginario que se creó entonces. No veo mucha originalidad en la actualidad, solo revisiones y recreaciones de lo ya hecho. Se ha perdido en imaginación, pero se ha ganado en ego. Antes era un mundo más pequeño, humilde y artístico. Ahora todo el mundo se cree una estrella en estas sesiones. Andy Warhol tenía razón: todo el mundo quiere ser famoso, aunque sea durante una semana.

P. En su autobiografía cuenta que, cuando aún era peluquero, aprendió a maquillar observando cómo lo hacían las modelos.

R: Es que, en aquellos tiempos, eran ellas las que se maquillaban para las revistas. El maquillador solo existía como profesión en el cine, como el gran Alberto Rossi [que creó el asombroso look de Elizabeth Taylor en “Cleopatra” y el natural de Audrey Hepburn en “Vacaciones en Roma”]. Viéndole trabajar en “Siete veces mujer”, de De Sica, en la que yo me ocupaba del cabello de Shirley MacLaine, decidí que quería hacer lo mismo. Pero los trucos me los desvelaron modelos como Suzy Parker, Jean Shrimpton –que se cortaba sus pestañas postizas una a una– o Twiggy, que llegaba maquillada de casa porque se lo hacía su novio, Justin.

P: ¿Qué recuerdos tiene de Diana Vreeland, la famosa editora de Vogue y Harper’s Bazaar cuya figura se evoca tanto últimamente?
R: Trabajar en un set con ella era una experiencia asombrosa. Tenía un ojo muy entrenado para descubrir la belleza. Cuando tenía algo delante solo había dos opciones: o le gustaba mucho o no le gustaba en absoluto. Si era que no, resultaba imposible convencerla de lo contrario. Pero cuando creía que algo era bello lograba sacar lo mejor del equipo y empujarle a hacer cosas maravillosas. Y era una fantástica descubridora de grandes rostros. Fue ella quien vio el potencial de las grandes modelos de la época: Verushka, Twiggy y Marisa Berenson. Recuerdo que antes de empezar a disparar, cuando la modelo ya estaba lista, Diana lo revisaba todo. Si decía: “Chic to die” significaba que todo era de su agrado. Ahora las cosas no son demasiado chic. Todo el mundo habla del glamour, pero no tiene nada de glamouroso ver a una mujer de más de 40 años con una minifalda.

P. Ha trabajado con mitos como la reina de la cosmética americana Estée Lauder, el diseñador de moda Hubert de Givenchy o el maestro Yves Saint Laurent. ¿Qué le aportó cada uno de ellos?
R: Con Givenchy aprendí a distinguir la auténtica elegancia; con Saint Laurent, qué hace atractiva a una mujer; y Lauder me desveló el marketing en este negocio.

P: Mucho de lo que relata en su libro forma parte de la historia del siglo XX. ¿Tenía esa sensación cuando viajaba con los Kennedy y con los duques de Windsor, o cuando visitaba el palacio de Buckingham para maquillar a las princesas Ana y Margarita?
R: La verdad es que no. Me encanta lo que yo llamo frivolidad. Cuando me tocó vivir todo eso, lo hacía siempre por la diversión, no por la importancia del personaje. Nunca tuve conciencia de su relevancia histórica. Todas parecían oportunidades extraordinarias para disfrutar de la vida. Y así fue. Y he conocido a muchos personajes importantes, pero, en distancias cortas, son solo personas normales, como tú o yo.

P: Fue peluquero de Jackie Kennedy. ¿Cómo era ella de cerca?

R: Tenía un rostro precioso, con forma cuadrada, como de gato. Y una actitud encantadora y un estilo ultrafemenino. Cuando la conocí, comenzaba a entender cómo funcionaban los medios de comunicación. Ella y Kennedy fueron la primera pareja presidencial mediática de la historia. Estaban siempre preparados para las cámaras.

P: ¿Cree que ha cambiado la forma en que las mujeres viven la belleza?

R: Sin duda. Antes se arreglaban a la perfección para salir: el pelo en su sitio, el maquillaje perfecto, la ropa adecuada... Iban pulcras e impecables. Ahora es todo mucho más relajado. Ya no se hacen complicados recogidos para ir a a trabajar; era excesivo y poco natural, y llevaba horas. Pero se ha pasado al extremo contrario. Hay mujeres que salen vestidas como si fueran al gimnasio. La ropa deportiva ha hecho mucho daño a la moda. Toda mujer debería saber que no puede llevar deportivas a ciertos eventos. Y que algo de color en los labios y máscara en las pestañas mejora notablemente su aspecto.

P: También la jet set ha cambiado mucho, ¿no?
R: La de antes era mucho más elegante. Ni siquiera se llamaba jet set, era la Café Society: una alta sociedad muy discreta y exclusiva, que se reunía en Deauville en verano y en Saint Moritz en invierno. Esas mujeres tenían prohibidísimo ir del día a la noche con el mismo look. Se vestían por la mañana, se cambiaban para comer y se arreglaban para cenar. Todo, para competir entre ellas a ver quién era la más elegante. Esas batallas de estilo eran impresionantes. No se ha vuelto a ver nada igual.

P: ¿Cuál de las mujeres a las que ha maquillado tenía la piel más asombrosa?

R: En realidad, aquellas no eran buenas pieles en absoluto, y había que ocultarlas bajo capas y capas de maquillaje. Las de ahora son mucho mejores, más finas y saludables, porque los productos permiten cuidarlas mejor y porque se protegen del sol. Natalia Vodianova, con 31 años, tiene la misma piel que a los 16. Su secreto es Super Aqua Serum de Guerlain. Me ha contado que se lo aplica día y noche.

P: En su opinión, hay una forma americana y otra parisina de acercarse al estilo. ¿Sigue siendo así, a pesar de la globalización?
R: Sí. A las francesas, y a las europeas, no les gusta que les digan lo que tienen que vestir; les gusta sentirse libres y hacer las cosas a su manera. Las revistas de moda son sugerencias para ellas, a partir de las cuales crean sus propios estilos. Las americanas siguen a pies juntillas lo que les proponen estas revistas. Son más inseguras. En Europa, las mujeres se atreven a mezclar estilos y a ponerse prendas de otras temporadas. En EE.UU., no.

P: ¿Cuál de sus oficios le ha hecho más feliz?
R: Ambos me han han dado grandes alegrías. Todos los momentos de mi vida profesional han sido felices y me he divertido siempre. Cada día era un nuevo reto con el que podía descubrir y aprender algo nuevo. Y me ha permitido trabajar con gente muy interesante, que no habría conocido de otro modo. Pero es que soy una persona feliz en general. Cada mañana doy gracias por la vida que he tenido y por todo lo bueno que me va a suceder ese día. Detesto a la gente que está siempre quejándose. ¡Solo vivimos una vez y no dura eternamente! n

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
  • Modelar el cuerpo

    Las nuevas tecnologías permiten esculpir la figura en poco más de una hora.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¡Quiero uno! Así es 'Attitude', la colección de @bloomersbikini para @SpecialK_ES de @lasanchez y @maytedlaiglesia http://t.co/qdweuHZAx4 Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡Intensa y sofisticada! Nos gusta la nueva línea de @MACcosmetics 'Malificent' http://t.co/xDjVwOLw2l Queremos ser malas, malísimas ;-) Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¿Eres de vestido liso o estampado? 10 vestidos de @ASOS_ES que serán tu prenda fetiche esta #primavera http://t.co/HLuHM2y4Qq Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡Ganadoras! @PersonalStyle_ (moda) @blogdmaquillaje (belleza) y @Micestademimbre (mamás) triunfan en los #MujerIT http://t.co/fLawpUdQ1E Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Así es Otis Alexander Sudeikis, el hijo de Olivia Wilde http://t.co/nrAhEcKGGC vía @Hoy_Corazon Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

¿A qué huele la fragancia que acaba de lanzar Sofía Vergara? http://t.co/h3BFJuXd3j Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

El bolso de @Coach que adoran Karlie Kloss, Selena Gómez y Sienna Miller http://t.co/RtDfNCyl7Q Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

De @Ana_d_Armas a @garrido_aura pasando por @NataliadeMolina ¡A ellas también les gustan las joyas de @AntonHeunis ! http://t.co/Sm5Frmfrrn Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

¿Te preocupan tus anchas caderas? Los mejores ejercicios para modelar esa parte de su cuerpo http://t.co/j8mhTSwmzD Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Tras las sneakers, las bambas o la fiebre 'running' llegan las 'slip on'. http://t.co/xdjKZJTXx8 Nos encantan, ¿y a ti? Hace 4 horas · responder · retweet · favorito