Hola a todos! Hoy os voy a hablar de cómo con el maquillaje podemos corregir defectos y ensalzar virtudes. Hay pocas personas que pueden presumir de tener la piel de la cara uniforme y sin marcas. Para el resto, el mercado de la cosmética nos ofrece una gran gama de productos y con ayuda del color podemos disimular los defectos más frecuentes tales como rojeces, granitos, ojeras, manchas y cicatrices.

Al hablar de las correcciones y de la necesidad de disimular rojeces o manchas oscuras, por ejemplo, hay que saber que unos colores neutralizan a otros. Así, os cuento que el blanco da un gran resplandor a la piel, el rosa neutraliza las manchas marrones y da un toque de frescor, el verde neutraliza el rojo y el naranja neutraliza las manchas azuladas.
 
Utilizar tonos claros y oscuros

Una técnica imprescindible para realizar correcciones es la de usar un tono claro y otro oscuro. Todos los colores claros resaltan la superficie sobre la que se aplican, y los oscuros la esconden o hunden. Entonces, para camuflar se usan los colores oscuros y para realzar los colores claros.

Para la corrección del óvalo es fundamental la técnica de claros y oscuro. El óvalo perfecto es el ovalado. Para conseguirlo ópticamente (aunque tu cara tenga otra forma), utiliza un maquillaje más oscuro para hundir o más claro para realzar en diferentes puntos de la frente, el mentón o los pómulos, dependiendo de si tienes el óvalo redondo, cuadrado, triangular o rectangular.

En ojeras muy oscuras o imperfecciones marcadas, lo mejor es aplicar un corrector suave. Si intentas cubrir demasiado puedes crear una capa gruesa con la que la ojera será más evidente. Un toque de corrector claro debajo de la base de maquillaje también puede servir para elevar los pómulos.

Para atenuar la línea que va desde las aletas de la nariz a la comisura de los labios hay que aplicar un corrector cremoso muy claro, a lo largo del pliegue. El tono claro dará volumen al pliegue, haciendo que parezca menos hundido, y al mismo tiempo borrará la sombra que produce.

Para disimular la papada, en cambio, hay que utilizar un corrector oscuro en esa zona. El doble mentón lo disimularás si utilizas un tono más oscuro de maquillaje en esa zona y lo difuminas con cuidado hacia el cuello.

Para corregir el óvalo realza el pómulo sombreándolo por debajo, difumínalo con los dedos en sentido ascendente. Sobre el pómulo utiliza un color más claro y así le darás mayor volumen para corregir pequeñas imperfecciones. Aplica un punto de corrección sobre la imperfección que quieres disimular, a continuación difumínalo con pequeños toques con la yema del dedo.

Para corregir la nariz utiliza dos tonos, uno claro y otro oscuro. Para disimular una nariz ancha, por ejemplo, debes sombrear la zona deseada con un corrector oscuro, al contrario de lo que debes hacer para ensanchar una nariz demasiado estrecha.

Mi selección de productos: Hight Definition de Make up forever, Prep Highligt de MAC, Magic Concealer de Helena Rubinstein, Touch Magique de L'Oreal, Touch Eclat de YSL y Forget it Biotherm. 

Espero como siempre que os sirvan estos trucos. Muy buena semana! xxx

Autora Pilar Lucas

Hair & make up artist.

Pilar Lucas
+info
Autora Pilar Lucas

Hair & make up artist.

Mi página web
Pilar Lucas

¡Hola! Soy Pilar Lucas, hair & makeup artist. Trabajo en el mundo de la moda desde hace muchos años, con todas las grandes revistas, muchísimas modelos y las ‘celebrities’ más conocidas de España y del extranjero. Si queréis conocer los mejores trucos y tendencias de maquillaje y peluquería para estar a la última y compartir mis viajes y sesiones de trabajo nos os perdáis mis posts.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad