La culpa la tiene mi madre. Y nadie más que mi madre. De mi problemilla, digo. Aunque según mi Querido Marido (QM a partir de ahora), la cosa, de "problemilla" no tiene nada. El asegura que lo mío es un problemón de tomo y lomo.

Que no se queje. Yo ya le avisé antes de la boda que mis únicas condiciones innegociables para una vida en común eran baños separados y ni una sola crítica respecto a mi consumo en cremas, cosmética y demás elementos vitales en mi rutina de belleza. Él asintió, pero aún así, de vez en cuando masculla (por lo bajo, eso sí, porque creo que aún, a pesar de los tres años de convivencia, le doy algo de miedito) diciendo que tengo demasiados "potingues".

¡Potingues! ¡Cómo se atreve! Está hablando de mis tesoros. Lo de Gollum con el Anillo es una broma a mi lado… “mi tesooooooooooroooooooooooooo”…

Porque cada bote, cada frasco, cada tarro, cada barra de labios, cada cepillo… Todos y cada uno son tesoros que se han ganado, por derecho propio, el honor a figurar en mi lista de favoritos. Porque sí, lo confieso, tengo una pasión – nunca negada –, por la cosmética. Es ver una crema nueva, o un perfume diferente, y siento que hay otro mundo (mejor) a mi alcance.

Insisto: la culpa es de mi madre. Más bien, del negocio familiar. Una perfumería que me permite probar, disfrutar y tocar prácticamente todo lo que hay en el mercado cosmético. Que, dicho sea de paso, no es poco.

Por si no fuera suficiente (mi abuela siempre decía eso de "Dios las cría y ellas se juntan"), una de mis mejores amigas es periodista. Pero no reportera de guerra, ni cronista parlamentaria, no. Se dedica a escribir de cremas, perfumes, maquillajes y demás… Lo dicho: ellas se juntan. Así que ahí estamos las dos, que cuando quedamos lo mismo ponemos verdes a los maridos que compartimos el último descubrimiento cosmético de turno.

Así que aquí me tienen, dispuesta a compartir mi pasión – o mi vicio. Que aún no tengo muy claro si esta locura cosmética es lo uno o lo otro. A partir de este post, les dejo que juzguen.

Autora Alex P.

Experta en belleza y cosmética.

Alex P.
+info
Autora Alex P.

Experta en belleza y cosmética.

Alex P.

Crónicas cosméticas, trucos de belleza, consejos de estilismo y, a veces, un toque de glamour irreverente. Escrito por nuestra experta Alex P.