Tan oscuras como el azabache, las texturas renegridas de las cremas están creando un nuevo segmento de tratamientos "premiun" antiedad verdaderamente sorprendente.

Muchas mujeres ya estábamos acostumbradas al uso de mascarillas purificadoras de color negro; pero eso ocurría de tarde en tarde y, seguramente, nos seguía imponiendo la presencia de esa llamativa negrura en la cara que había que eliminar después con enjuagues. Ahora, la propuesta de marcas de cosmética como Givenchy y Filorga es que nos pongamos negras a diario y sin necesidad de tener que retirarlas del rostro. Las nuevas cremas negras son verdaderos tesoros de juventud.

Luego el diseñador Giorgio Armani denominó Crema Nera (crema negra) a su tratamiento facial creado en 2007; pero resulta que su textura no era de ese color, era como las demás. El nombre procedía por sus propiedades, basadas en los baños de barro y las aguas termales del lago “Specchio di Venere”, conocido por sus cualidades reparadoras de las pieles sensibles. El Profesor Orsi, vulcanólogo del Observatorio Vesubiano de Nápoles, confirmó que el secreto de la isla Pantelleria se esconde en los pliegues de la lava petrificada: la pantellerita obsidiana, un compuesto mineral natural. 

Así es como nació la familia de la Crema Nera a la que acaba de sumarse Supreme Reviving Cream Light Texture un gel-crema evanescente especialmente adaptado a la piel expuesta a climas cálidos y húmedos. Ésta delicada crema aporta confort y una sensación inmediata de frescor sobre la piel, que se mantiene hidratada durante durante 24 horas. 

Para Crema Nera Extrema, los Laboratorios Giorgio Armani han seleccionado una de las plantas de resurrección más espectaculares, Myrothamnus flabellifolia. Expuesta a intensas sequías y temperaturas extremas, esta planta ha desarrollado un extraordinario metabolismo que le permite permanecer latente durante diez años y resucitar de forma deslumbrante con unas pocas gotas de agua. Una vez rehidratada, recupera su forma inicial rápidamente con un vigor excepcional. 

Más adelante, con Le Soin Noir, el mítico tratamiento de Givenchy creado en 2008, se dio el paso de llevar el negro más allá del nombre presentándolo también en la textura de su crema. El pigmento oscuro proceden de unas moléculas de color negro extraídas de un alga resiliente capaz de sobrevivir en condiciones extremas, y que se regeneraba gracias a su capacidad a la hora de restablecer la intercomunicación celular, influyendo en el ADN. Ahora, seis años después nace Le Soin Noir 2ª Generación. 

Esta nueva versión añade todo el poder de "la Savia Dorada", dando lugar así a la revolucionaria alquimia a la que desde el laboratorio de la marca denominan como "esencia de algas única". Mientras que "la Savia Negra", el activo estrella de las fórmulas Le Soin Noir desde la creación de la línea, es capaz de restaurar la comunicación celular y estimular la síntesis de los colágenos I y III, "la Savia Dorada" actúa en el corazón de la dermis deteniendo la modificación de la forma de los fibroblastos, debida al envejecimiento, a la vez que éstos recuperan las características morfológicas de las células jóvenes; además, estimula la respiración celular y mitocondrial para oxigenar y redinamizar las células. Una alianza única que convierte a Le Soin Noir 2ª Generación en una experiencia totalmente renovada que cuenta también con un tratamiento contorno de ojos, 

En cuanto a los Laboratorios Filorga, con su nuevo lanzamiento, Skin-Absolute, consiguen la primicia de hacer llegar la primera crema de color negro del mundo de venta en farmacias, con la novedad de que será capaz de aportar silicio a través de la piel, al organismo, a través de la piel. Su composición se basa en principios activos de nueva generación, entre los que hay un cóctel revitalizante exclusivo de 53 ingredientes, alga Wakame y polvo de meteoritos –entre otras sustancias. Resulta que el meteorito está compuesto principalmente por silicatos, un derivado del silicio. 

A pesar de que el cuerpo humano no lo puede fabricar de manera natural, el silicio es uno de los principales minerales presentes en él. Este mineral es necesario para fijar el calcio y para que funcione bien el sistema inmunitario. En la piel, el silicio es indispensable para regenerarla, gracias a la síntesis de colágeno, elastina y ácido hialurónico. 

Los meteoritos que utiliza Filorga para la formulación de sus cremas, que están patentadas y son las únicas que aportan silicio al organismo a través de la piel, provienen sobre todo del desierto del sur de Marruecos. Por motivos empresariales, los responsables de la marca no quieren nombrar al laboratorio que les suministra el extracto de meteorito, pero afirman que no tendrán problemas de abastecimiento. Los expertos de Filorga han bautizado a esta crema como una “Anti-edad de ensueño”, porque recomiendan aplicarla por la noche, que es cuando la piel se regenera más (durante el día, la piel se protege sobre todo de los agentes externos). 

La tendencia a las cremas de color negro irá en aumento; ahora las desean como antídoto al envejecimiento.

Autora Alex P.

Experta en belleza y cosmética.

Alex P.
+info
Autora Alex P.

Experta en belleza y cosmética.

Alex P.

Crónicas cosméticas, trucos de belleza, consejos de estilismo y, a veces, un toque de glamour irreverente. Escrito por nuestra experta Alex P.