Para perezosas, para emotivas, para ocupadas, para deportistas… Incluso para las que necesitan algún toque de corrección. La dermografía es una técnica que lo mismo se puede extender a todas las facciones del rostro que limitarse para hacerse un simple y atractivo lunar.

Aunque llores, rías, comas, bebas o te sumerjas en la piscina tu 'eye liner' y tu barra de labios seguirá ahí contigo, sin abandonarte. Y es más, si tus cejas son finas y sin forma, tienes los párpados caídos o tus labios son delgados y asimétricos.

Mediante esta técnica, a la que también se la conoce como micropigmentación, maquillaje cromático permanente o maquillaje correctivo, puede transformarse de un plumazo facciones del rostro sin necesidad de usar el bisturí.

La perfección e inalterabilidad tanto del diseño como del color del maquillaje, hace de la dermopigmentación actual una opción estética nada desdeñable. Los pigmentos naturales e hipoalergénicos, aptos para casi todo el público, no se dispersan ni pierden el color.

Pero, cuidado, permanente no significa eterno. Sus efectos no son definitivos, pero son inmutables durante al menos dos años, permitiendo rellenos y reconstrucciones que alargan su permanencia. ¡No se puede pedir más!

¿QUÉ ES? 

En su desarrollo se utiliza la introducción en el tejido dérmico de unos gránulos de pigmentos de distintos tonos con la ayuda de unas microagujas que se manejan conectadas a un aparato eléctrico (dermógrafo) encargado de provocar los movimientos de vaivén necesarios para que se deposite el pigmento en la piel. Dependiendo de que área se trate se puede hacer también manualmente.  

Lo que es realmente un requisito indispensable es que se haga por un visagista acreditado que tenga amplios conocimientos de colorimetría, las reglas básicas por las que se rigen los colores.

  • Cejas: Incluso los hombres se han dado cuenta de las enormes ventajas que suponen unas pocas sesiones de micropigmentación. Acuden a esta técnica tanto para dibujar como para darle forma a las cejas empobrecidas, lo que se denomina como alopecias localizadas, este método puede dibujar pelo a pelo para espesarla, alargarla, disimular cicatrices o incluso diseñar una ceja inexistente. 
  • Labios: Desde corregir las comisuras caídas que entristecen el gesto a crear un ausente y sensual arco de cupido o rellenarlos de color. Todo esto está al alcance de una sola sesión de micropigmentación. 
  • Párpados: Cuando las pestañas son cortas o pobres, también cabe la posibilidad de acudir a la micropigmentación para hacerse un suave eye-liner que realiza el efecto visual de espesar y alargar las pestañas y corrige al mismo tiempo la caída del párpado.

Esta técnica no debe confundirse con el tatuaje u otros métodos, ya que tanto los productos y el sistema empleado, como la duración de los resultados obtenidos son distintos. La dermopigmentación se encuentra justo en el nivel medio entre la técnica del maquillaje semipermanente y la del tatuaje.
  • Maquillaje semi-permanente: La implantación definitiva del pigmento se realiza en el estrato córneo de la epidermis (capa superficial de la piel) La duración es de, aproximadamente, dos semanas. Este sistema se utiliza de forma temporal para simular tatuajes o como prueba previa a la dermopigmentación. Se realiza mediante la técnica del raspado, la cual consiste en descamar la superficie córnea de la piel mediante agujas y pigmento. 
  • Dermopigmentación: El depósito de los pigmentos se efectúa en la capa subepidérmica, o sea en la capa basal germinativa. La duración aproximada es de dos años, aunque será la renovación natural de las capas de la piel, la que determine la eliminación del pigmento. Al tratarse de un método no definitivo, necesita con el paso del tiempo rellenos o reconstrucciones. 
  • Tatuaje: Es como se denomina a las manchas dibujadas producidas por sustancias coloreadas no solubles y poco reabsorbibles que son introducidas por vía transepidérmica en la dermis. Después quedan visibles por transparencia a través de la lámina epidérmica. La implantación definitiva del pigmento se produce a nivel intradérmico y la duración es definitiva. 
Sesiones: La dermografía se adapta a cada uno de los pacientes, así como a las zonas y el problema a resolver. En todos los casos es indispensable un diagnóstico previo personalizado. Antes de comenzar a realizar la sesión de micropigmentación se hacen pruebas para comprobar la forma y el color que se le va a aplicar, a continuación comienza el tratamiento.

Si únicamente se trata de hacer un eye liner pueden ser suficientes dos sesiones, dejando al menos una semana entre medias. En el caso de que se necesiten unas cejas amplias completas las sesiones aumentan. El precio por sesión es de, aproximadamente, 150 euros.

- Direcciones:

Clínica Londres. Toda España. Tel. 902 12 33 66.
Centro Ana Cascales. C/Lagasca, 48 Tel. 902 877 547  (Madrid).
Estudio Estético. C/Doctor Fleming, 50. Tel. 91 458 01 00 (Madrid).
Aurora Sabater. C/La Forja, 138 Tel. 93 200 29 75 (Barcelona).
Popea Centro de Estética. C/Ecuador 73 Tel. 986 41 46 48 Vigo (Pontevedra).

Autora Alex P.

Experta en belleza y cosmética.

Alex P.
+info
Autora Alex P.

Experta en belleza y cosmética.

Alex P.

Crónicas cosméticas, trucos de belleza, consejos de estilismo y, a veces, un toque de glamour irreverente. Escrito por nuestra experta Alex P.