Cafeína: un expreso contra la celulitis

  • Los laboratorios cosméticos siguen confiando en ella como activo estrella de sus mejores fórmulas anticelulíticas para destruir los adipocitos. Descubre por qué.

No es una casualidad que desde los años 70 la cafeína esté presente en las cremas para adelgazar y, especialmente, en los productos anticelulíticos: se trata de un potente agente lipolítico que estimula la eliminación de las grasas y tiene un poderoso efecto drenante. Desde su descubrimiento en 1819, esta molécula de la familia de las metilxantinas captó la atención de los científicos por sus propiedades estimulantes.

La cafeína está cargada de polifenoles, potentes antioxidantes que frenan el envejecimiento celular y aumentan la vigilancia
mediante el apoyo a la secreción de noradrenalina, un neurotransmisor del cerebro. Aunque todos conocemos los inconfundibles granos de café, lo cierto es que la cafeína aplicada sobre nuestras curvas es un polvo de color blanco, en su forma más pura, que contribuye eficazmente a la disolución de la grasa almacenada.

Es muy probable que en un futuro no muy lejano, los trabajos de investigación sobre las células madre permitan atacar eficazmente la celulitis. Pero hasta entonces, la cafeína es y seguirá siendo el pilar fundamental de cualquier fórmula cosmética para adelgazar y eliminar la temida “piel de naranja”.

LA DOSIS EFECTIVA

Cuando el equilibrio entre la eliminación –lipólisis– y el almacenamiento –lipogénesis– de las grasas se desajusta, los adipocitos acumulan grasa, agua y toxinas. Al mismo tiempo, el exceso de glucosa endurece las fibras de colágeno, alterando la elasticidad de la piel. Es entonces cuando los cúmulos grasos se ven atrapados entre las fibras rígidas y esta compresión provoca un mal drenaje y el aspecto acolchado de la piel de naranja en la superficie.

¿Qué concentración de cafeína es necesaria?
Clarins estima que un 2% es lo idóneo, mientras que Somatoline Cosmetic lo eleva al 5% en su tratamiento monodosis. ”Aumentar la concentración de un activo no significa que sea más eficaz. En muchos casos, los receptores biológicos se saturan y la eficacia es limitada”, afirma Manuel López, director de comunicación de Elancyl, que utiliza una concentración máxima del 2,5% en su Offensive Cellulite.

SIN ALCOHOL

En su estado natural, la cafeína se presenta en forma de cristales que resultan difíciles de disolver y, por lo tanto, de hacer penetrar en la piel. Esta es la razón por la que durante mucho tiempo se ha utilizado acompañada de alcohol, si bien es cierto que dejaba la piel un poco seca. “Hoy en día, podemos prescindir por completo del alcohol, combinando la cafeína con otros activos que mejoran su solubilidad y, por tanto, su biodisponibilidad”, afirma Farida Daoud, de los laboratorios Lierac. Así, Sisley utiliza los polioles y glicoles, mientras Lierac apuesta por los fosfolípidos.

A pesar de todo, el alcohol se sigue utilizando en la actualidad,
aunque eso sí, en cantidades muy pequeñas y más especificamente con el objetivo de proporcionar una sensación de frescor y permitir que el producto se seque más rápidamente.

Nuestra selección.

1. A la hora de tratar la celulitis rebelde
, Lift-Minceur Haute Définition de Clarins (50 €) asocia la cafeína a la escina para aumentar su capacidad de penetración en la piel.

2. Si quieres evitar el almacenamiento de las grasas y
que nuevos adipositos se instalen, además de combatir la retención de líquidos, prueba Photo-Svelt Global de Sisley (142 €).

3. Cuando se trata de celulitis incrustada en zonas difíciles,
como muslos y glúteos, y acompañada de pérdida de firmeza, Morpho-Slim Concentrado Anti-Celulítico de Lierac (48 €) es un gran aliado.

4. Para las celulitis acuosa,
el dúo castaño de indias y cafeína presente en Ultrasons Lipo-Réducteurs de Anne Möller (28 € por dos envases de 150 ml) estimula la microcirculación y favorece la eliminación de líquidos retenidos, ejerciendo una acción drenante.

EN VERSIÓN HIPERACTIVA


¿Se puede aumentar la eficacia de la cafeína?
Claro que sí, incorporando en la fórmula otros activos que potencien sus efectos. En Biotherm han creado un complejo exclusivo patentado, el Adiposvelty Tm, que además de cafeína incluye aceite de semillas de granada y extracto de loto. Roc apuesta por el forskolin, que refuerza la acción de la cafeína para actuar en el corazón de las células adiposas, mientras que en Elancyl utilizan la xantoxilina, una molécula natural que procede de la pimienta de Sechuán –una planta cuya actividad adelgazante ha sido patentada–. Todas estas moléculas y extractos botánicos se usan por su capacidad para activar la lipólisis e inhibir el almacenamiento de las células grasas en la guerra contra la celulitis.

Nuestra selección.

1. El tratamiento Anticelulítico Monodosis de Somatoline Cosmetic (49,90 €) trata la celulitis rebelde con un 5% de cafeína, impulsada por adipoless y edemine.

2. Si quieres un tratamiento exprés, apuesta por el mix de retinol y forskolin del Reductor Intensivo de Roc (29,75 € por dos envases de 150 ml).

3. Cuando se trata de reducir nódulos grasos y moldear la figura, Slimming Shock 1 de Mesoestetic (50 €) asocia cafeína, castaño de indias y centella asiática.

4. Si el problema es la celulitis incrustada en caderas, muslos y nalgas, la xantoxilina, el extracto de pimienta de Sechuán, la floridzina y la cafeína presentes en Offensive Cellulite 14 Días de Elancyl (33,60 €) activan su eliminación.

5. Y si se quiere luchar contra las redondeces del vientre,
el aceite de semilla de granada y el extracto de flor de loto refuerzan la eficacia de la cafeína de Celluli LaserTM Size Code, de Biotherm (39 €).

SIN HUELLAS

Las cremas para adelgazar sí funcionan... ¡si se usan!
Pero cuando son texturas que tardan en absorberse y dejan restos de producto después de aplicarlas, es lógico que tires la toalla y abandones el tratamiento. Y eso es precisamente lo que ocurría con los primeros anticelulíticos. ¿La razón? Incluían dosis muy elevadas de cafeína que penetraban mal en la piel y una parte se cristalizaba en la superficie. Pero este problema es cosa del pasado. Hoy, se ha mejora la solubilidad de la cafeína gracias a la combinación con otros activos lipolíticos que permiten reducir su concentración y potenciar sus efectos.

Nuestra selección.

1. Indicado para todo tipo de celulitis,
Silhouessence Tratamiento Intensivo de Sensilis (36 €) asocia cafeína y carnitina, un potente activo quema-grasas, además de algas marinas, hiedra y ruscus, que tienen un extraordinario poder de absorción que permite vestirse al momento.

2. Cuando la celulitis está directamente relacionada con la retención de líquidos de cintura a tobillos, Aqua Destock de Vichy (25,99 €) es el arma ideal.

3. Si lo que necesitas es modelar y esculpir la silueta reduciendo volumen, los extractos de glaucium y una microalga unicelular añadidos a la cafeína de Perfect Forms Svelte Coach de Germaine de Capuccini (36,30 €) te ayudarán.

4. Y si quieres un anticelulítico exprés que ataque y controle los adipositos, elige Slimpassion Sérum Integral Ultra- Amincissant Corps 7 Días de Jeanne Piaubert (85 €).