Lecciones de belleza

La recuperación

La recuperación

De pie y recta, junta ambas piernas y echa el tronco hacia delante, hasta que las palmas de las manos toquen el suelo ligeramente. Sitúalas lo más alejadas posible de los pies. No levantes los talones y mantén la posición durante 30 a 45 segundos. Ayúdate de las manos para levantarte lentamente y con suavidad. Al principio, puede que levantes un poco los talones del suelo, pero, poco a poco, debes arreglártelas para no hacerlo.