Con número de serie, certificados de autenticidad, periodos de venta limitados o hasta el final de existencias. Los caprichos de belleza en edición limitada se multiplican. ¿Cuándo un cosmético es más que una crema? ¿O un perfume mucho más que una fragancia? Estas piezas a las que sólo se puede acceder de forma temporal se transforman en objetos de deseo, codiciados por su carácter único. Y cada año estas nuevas ediciones se hacen más exquisitas, tanto que casi da pena usarlas.

LOS PRODUCTOS

1. L’Attrape-Coeur L de Lolita Lempicka (580 €). Cristal de Baccarat para el envase de esta edición de lujo “atrapacorazones” de la fragancia L de Lolita Lempicka. En el interior se encuentra el extracto, la esencia del perfume, con mayor persistencia e intensidad olfativa.

2. Jeweled Skin Caviar Luxe Cream de La Prairie (2.000 €). Por dentro, caviar. Por fuera, 2.400 cristales de Swarowski, engarzados a mano. Así es el envase en edición limitada de la mítica Skin Caviar Luxe Cream, que en su interior guarda un tarro de 50 ml. de esta crema que hidrata, nutre y proporciona firmeza, suavidad y energía a la piel. Al acabarse la crema, se puede reponer.

3. Edición limitada 2008 Pleasures de Estée Lauder (65 €). El diseñador Kazumi Yoshida ha creado la edición 2008 de esta fragancia, un aroma floral con notas acuáticas, el “best seller” de la marca.

4. Edición Prestige Nina de Nina Ricci (45 €). Un frasco con forma de manzana del amor para un aroma floral, fresco y frutal.

5. Edición Limitada Rose Essentielle de Bvlgari (120 €). El aroma a rosa de se viste de fiesta con un tapón cubierto de piezas de cristal, que parece un pavé de diamantes de esta prestigiosa firma de joyería.