mujerHoy

belleza

Adapta tu neceser a tu rutina

El deporte tiene muchos beneficios para el cuerpo y la piel, pero también algunas contraindicaciones beauty. Descubre cómo contrarrestarlas.

Mujer aplicándose crema antes de salir a correr.
Mujer aplicándose crema antes de salir a correr. Fotolia

Madrid

Running: firmeza en peligro:

    La única razón para levantarte al alba a trotar por las calles desiertas es esa recompensa en forma de endorfinas que te proporciona correr.

    Regenerist Sérum Super Firming Tres Áreas de Cuidados Intensivos, de Olay (33,75 €).
    D.R. Regenerist Sérum Super Firming Tres Áreas de Cuidados Intensivos, de Olay (33,75 €).
    Prevage City Smart SPF50 Hydrating Shield de Elizabeth Arden (65 €).
    D.R. Prevage City Smart SPF50 Hydrating Shield de Elizabeth Arden (65 €).
    New Dimension Tighten + Tone Neck/Chest Treatment de Estée Lauder (101 €).
    D.R. New Dimension Tighten + Tone Neck/Chest Treatment de Estée Lauder (101 €).
    • El problema beauty. Existe una contrapartida a esa felicidad. Es lo que se conoce como la cara del corredor: rostros alargados, sin volúmenes, con una piel con falta de tensión que parece caerse hacia el cuello. Y es que, cada vez que pones el pie en el asfalto para dar una zancada, estás obligando a las fibras de colágeno de tu rostro a estirarse y contraerse. Y cuando éstas se ven sometidas en exceso a ese esfuerzo, acaban aflojándose. Sobre todo a partir de los 40, cuando la producción de colágeno disminuye. Y ahí hace su aparición la temida flacidez.
    • La solución a medida. Por las características del running, donde tienes que poner el énfasis es en una buena rutina de firmeza para contrarrestar el esfuerzo al que sometes a tu piel. Busca ingredientes que aumenten la producción de colágeno y elastina, como el retinol, la niacinamida o los péptidos.
    • Ten cuidado con... El sol y la polución. Son tus enemigos si corres por la calle. Pero como correr obliga a tus glándulas sudoríparas a trabajar a pleno rendimiento, no te va a servir cualquier fotoprotector. Elige uno con filtros químicos y resistente al agua y al sudor.

    Natación: atención a la sequedad

      Tu espalda está en perfectas condiciones y además duermes como un bebé todos los días que pasas por la piscina.

      Face Mask Mascarilla Facial Hidratante con Aloe de Apivita (13 €).
      D.R. Face Mask Mascarilla Facial Hidratante con Aloe de Apivita (13 €).
      Mega-Defense Barrier-Boosting Essence Oil de Origins (56 €).
      D.R. Mega-Defense Barrier-Boosting Essence Oil de Origins (56 €).
      Aqua Recharge Essence de Juvena (47 €).
      D.R. Aqua Recharge Essence de Juvena (47 €).
      • El problema beauty. El constante contacto de la piel con el agua acaba deshidratándola porque erosiona su barrera natural de protección. Pero hay otra razón para acentuar la sequedad: el pH del agua de las piscinas climatizadas se sitúa en un nivel de 7.4, bastante más alcalino que el 5.5 de nuestra piel. Y esta acidez ambién desgasta esa barrera. Eso supone que nuestra piel no es capaz de mantener la hidratación de manera óptima y el resultado es tirantez inmediata nada más salir del agua, parches rugosos de sequedad al día siguiente e incluso irritaciones durante la semana.
      • La solución a medida. Establece una rutina de hidratación seria para cuando salgas de la piscina. Pero antes de meterte al agua0, pásate al aceite. No se trata de embadurnarte la cara, simplemente frota tres gotas entre las palmas de las manos para activar sus beneficios y aplícalas en rostro, cuello y escote con un masaje. Actuará como un escudo mientras nutre la piel en profundidad.
      • Ten cuidado con... El cloro y la exfoliación. Los químicos que se añaden al agua de las piscina para acabar con las bacterias tienen una acción exfoliante sobre tu piel. Pero no es como la que consigues con un cosmético, es mucho más agresiva. El cloro arrastra los lípidos naturales de la piel, esenciales para protegerla de las agresiones externas. Y lo peor es que, cuando en el organismo salta la alarma de que falta grasa, reacciona sobreproduciéndola. De esta manera, además de con un rostro reseco, puedes acabar llena de granos. Así que, si nadas habitualmente, elimina la exfoliación semanal de tu rutina. Sustitúyela por una mascarilla calmante.

      Yoga: rojeces a flor de piel

        Es perfecto para acabar con el estrés cotidiano, un elixir de salud que te hace sentir bien por dentro y por fuera. Pero, además, es fantástico para la piel porque disminuye los niveles de cortisol, la hormona del estrés, que degrada el colágeno.

        Namasté Crema Relajante-Tonificante de Elifexir (15 €).
        D.R. Namasté Crema Relajante-Tonificante de Elifexir (15 €).
        Prescription Crème Anti-Rougeurs de Lierac (36 €).
        D.R. Prescription Crème Anti-Rougeurs de Lierac (36 €).
        Redness Neutralizer de Skinceuticals (79 €).
        D.R. Redness Neutralizer de Skinceuticals (79 €).
        • El problema beauty. Surge si tu rostro tiende a sufrir rojeces y cuperosis. Porque muchas de las posturas de yoga, del saludo al sol a la del perro, producen una dilatación inmediata de los vasos sanguíneos que, si bien es buenísima para oxigenar tu cuerpo y conseguir más luminosidad, también puede producir roturas de pequeños capilares. Y eso se traduce en una especie de red de venitas rojas que se sitúan sobre todo en la zona de la nariz y las mejillas. Esa capilaridad visible se denomina cuperosis y, si no te cuidas, se puede acabar haciendo permanente.
        • La solución a medida. Busca ingredientes calmantes y vasoconstrictores, como el ruscus de la línea Prescription de Lierac. O prueba activos que disminuyen la temperatura de la piel, como Redness Neutralizer de Skinceuticals. Más aún si tu especialidad es el bikram yoga, que se realiza a una temperatura de 40 ºC.
        • Aprovecha para... Reactivar tu cuerpo. Multiplica los momentos de relax que te proporciona el yoga con una crema corporal específica capaz de amplificar sus efectos. Namasté de Laboratorios Phergal contiene un péptido skin relax compuesto por tirosina y arginina que promueven la liberación de endorfinas. Así la piel también se relaja y se libera de las tensiones acumuladas.

        #PREGUNTAS SIN RESPUESTA. ¿Has adaptado tus rutinas de belleza al ejercicio que realizas? Cuéntanoslo en en Twitter mencionando a @Mujerhoy.