mujerHoy

belleza

A prueba de calor

Ahora la piel de tu rostro tiene otras necesidades. Descubre los productos más eficaces para combatir las arrugas con altas temperaturas.

A prueba de calor.
A prueba de calor. adobe stock

El fotoprotector playero no es una excusa para abandonar tu rutina habitual de cremas. Sobre todo cuando te preocupan las arrugas y la pérdida de firmeza de tu rostro. Debes saber que el sol va a agravar ambas. Te contamos cómo adaptar tus cuidados de belleza cotidianos para hacerlos inmunes al calor.

Apuesta por el ácido hialurónico

La falta de agua es uno de los factores del envejecimiento prematuro. Si tu piel no es capaz de retenerla, todo lo demás empieza a fallar. El ácido hialurónico ha demostrado ser la vía definitiva para recuperar los volúmenes y la frescura de la piel. Esta molécula, que retiene hasta mil veces su peso en agua, está presente en nuestra piel. Pero su tiempo de vida es de menos de 24 horas y cuando te sometes a la agresión del sol esa existencia se reduce hasta en un 40%. Así que en verano un extra de ácido hialurónico es obligatorio. Hazlo con cosméticos centrados en este activo, que lo contengan en dos versiones, de alto y medio peso molecular.

Crema Intensivo Hialurónico de Institut Estherderm (64 euros). Ampollas Acción Profunda Ácido Hialurónico de Germinal (32 euros). Hyaluronic Cream de María D´uol (35,90 euros).
Crema Intensivo Hialurónico de Institut Estherderm (64 euros). Ampollas Acción Profunda Ácido Hialurónico de Germinal (32 euros). Hyaluronic Cream de María D´uol (35,90 euros).

Pásate a esencias, emulsiones y sérums

Antes de renunciar a todo el ritual piensa en el paso más refrescante. Si eres beauty adicta suponemos que elegirás la esencia, ese cosmético ultrahidratante y preparador heredado de las costumbres asiáticas que ya es un imprescindible entre las entendidas. Incide en él y conviértelo en el eje de tu tratamiento. Si es el sérum el que te parece menos engorroso de aplicar en verano, que sea él el protagonista. Pero tanto en uno como en otro caso, necesitas aplicar una crema después. Porque ni esencias ni sérums contienen selladores y todo el trabajo podría evaporarse en cuestión de minutos si no aplicas después una hidratante o un fotoprotector que mantengan todos sus beneficios en el interior de la piel.

Emulsión Détox Anti-Fatigue Absolu de Orlane (120 euros). Vinoperfect Esencia Luminosidad de Caudalie (28,60 euros). Bi-Sérum Intensif Anti-Soif de Clarins (61 euros).
Emulsión Détox Anti-Fatigue Absolu de Orlane (120 euros). Vinoperfect Esencia Luminosidad de Caudalie (28,60 euros). Bi-Sérum Intensif Anti-Soif de Clarins (61 euros).

Aligera las texturas

Sabemos que da pereza aplicarse cremas emolientes cuando suben las temperaturas. Lo más seguro es que a los dos minutos tengas el rostro perlado de gotas de sudor. Pero las firmas de cosmética también han hecho un esfuerzo en la galénica y han conseguido formular y empaquetar la misma cantidad de activos en texturas gel que se absorben en segundos. Si vas a ir a la playa, dátelas a primera hora de la mañana para sacarles todo el partido y que ya estén trabajando cuando entres en el agua.

Le Soin Noir Léger de Givenchy (371 euros). Premium Crema Sedosa Anti-edad absoluto Textura Ligera de Lierac (116 euros). Baume-en-Eau a la Rose de Sisley (154 euros).
Le Soin Noir Léger de Givenchy (371 euros). Premium Crema Sedosa Anti-edad absoluto Textura Ligera de Lierac (116 euros). Baume-en-Eau a la Rose de Sisley (154 euros).

Deja el retinol para la vuelta de vacaciones

Es uno de los mejores activos antiedad. Pero tiene un hándicap: fotosensibiliza tu piel y puede resultar irritante. Tienes dos opciones, aplicarlo solo por la noche en días alternos o pasarte a otros activos con su misma eficacia. Como la baicalina de Slow Âge, las ceramidas y los tripéptidos de Strivectin y las células madre de tallo de naranjo de Bee Radiant.

Crema Correctora Diaria Slow Âge de Vichy (33 euros). Bee Radiant Textura Ligera de Apivita (45 euros). Repair & Protect SPF30 de Strivectin (89,90 euros).
Crema Correctora Diaria Slow Âge de Vichy (33 euros). Bee Radiant Textura Ligera de Apivita (45 euros). Repair & Protect SPF30 de Strivectin (89,90 euros).

La hidratación es esencial

Los más radicales dicen que en realidad es lo único que necesita la piel para mantenerse joven. En 2017 nosotros apostamos por la amplísima gama de ingredientes activos capaces de reducir arrugas, estimular la síntesis de colágeno y reparar el ADN celular dañado. Pero sí, la hidratación es el corazón latente de cualquier tratamiento antiedad. Las nuevas hidratantes contiene activos que luchan activamente contra todo esto. Además de sus micro burbujas, Hydra Beauty Micro Crème está enriquecida con extracto de camelia. Diffuseur de Beauté mejora la microcirculación y Dior LIfe Sorbet cuenta con extracto de malva para nutrir.

Hydra Beauty Micro Crème de Chanel (83 euros). Diffuseur de Beauté Potenciador de Luminosidad de Galénic (57 euros). Dior Life Sorbet Crème de Dior (62 euros).
Hydra Beauty Micro Crème de Chanel (83 euros). Diffuseur de Beauté Potenciador de Luminosidad de Galénic (57 euros). Dior Life Sorbet Crème de Dior (62 euros).

Haz curas intensivas a la hora de la siesta

Cuando duermes, tu cuerpo activa los mecanismos de regeneración. Sobre todo por la noche. Pero puedes aprovechar la siesta para darle a tu piel un empujoncito en forma de mascarilla. Una que acabe con impurezas, como Aura Mirabilis, inspirada en la receta legendaria de la leche virginal; o que hidrate, como Pivoine Sublime. O que aplique el sérum con una máscara de tejido, como Kenzoki.

Le Soin Aura Mirabilis Mascarilla Desmaquillante Extra Fina de Roger & Gallet (20,30 euros). Pivoine Sublime Mascarilla Hidratante Exprés de L´Occitane (5,50 euros). Suero en Mascara de Kenzoki (34 euros).
Le Soin Aura Mirabilis Mascarilla Desmaquillante Extra Fina de Roger & Gallet (20,30 euros). Pivoine Sublime Mascarilla Hidratante Exprés de L´Occitane (5,50 euros). Suero en Mascara de Kenzoki (34 euros).


Horóscopo