mujerHoy

belleza

7 claves y 10 productos para que tu piel no sufra este verano

Manchas, deshidratación, arrugas… ¡Si no quieres que tus vacaciones se conviertan en el peor enemigo de tu piel, sigue nuestros consejos para cuidarla correctamente!

En verano la piel sufre mucho por el sol, el cloro y la sal.
En verano la piel sufre mucho por el sol, el cloro y la sal. Adobe Stock

El verano es una de las épocas del año en la que más castigamos nuestra piel por el sol y otros agentes externos. Y, sin embargo, cuando menos la cuidamos. En vacaciones es habitual que rompamos con la rutina diaria, y esto puede afectar también a nuestro ritual de belleza.

Estos dos motivos pueden hacer que a la vuelta de tus vacaciones tu piel presente manchas, rojeces, deshidratación, arrugas, flacidez… ¡Qué no te hayas quemado no significa que tu piel no haya sufrido!

Los rayos solares, ya sea en la playa, en la montaña o en el campo, dañan el ADN, si no utilizas una protección adecuada. Además, el cloro y la sal fomentan la deshidratación. Si después de un día de playa o piscina no hidratas tu piel adecuadamente, día tras día, va acumulando daños.

¿Qué debes hacer? Cuidarla como te explicamos a continuación y así evitarás que a la vuelta del verano tu piel haya envejecido prematuramente.

  1. Utiliza una protección solar adecuada para rostro y cuerpo. Aplícala 30 minutos antes de la exposición solar, reaplica cada dos horas y siempre después del baño, utiliza un producto que te proteja contra los UVA, los UVB y los infrarrojos, y evita exponerte en las horas centrales del día. Aunque no vayas a tomar el sol, protégete también, siempre que estés en el exterior, y también cuando está nublado. Y si tu piel ya presenta manchas o arrugas, elige una protección enriquecida, anti-edad y anti-manchas.
  2. Elimina la sal o el cloro a diario. Después de un día de playa o de piscina, es necesario ducharse con agua dulce (ten en cuenta que en muchas playas, el agua de las duchas es salada) para limpiar la piel, eliminando cualquier resto de sal o cloro.
  3. Hidrata la piel corporal con un after sun. Después de la ducha, hay que hidratar la piel para devolver la elasticidad, reparar el daño que los rayos solares le han producido y calmarla. Es preferible que uses un after sun, lociones específicamente elaboradas para tratar la piel después de tomar el sol. El after sun hidrata, pero también repara y calma la piel. Otra opción es utilizar aloe vera o aceite de rosa mosqueta, dos productos que regeneran la piel y le ayudan a recuperarse.
  4. Limpia tu rostro. La cara es la parte del cuerpo que más sufre en verano y por eso requiere cuidados específicos. Después de un día de playa, piscina, campo, treking… Limpia tu rostro con tus productos desmaquillantes habituales. Sí, aunque no te has maquillado, debes limpiar el rostro con jabones, leches, agua micelar… El producto que te resulte más cómodo.
  5. Hidrata con sérum y crema facial. Una vez que tu rostro está limpio, debes hidratarlo con productos específicos para tu piel. Después de un día de sol, es necesario restablecer la barrera lipídica. Te aconsejamos que utilices un sérum post solar o el tuyo habitual, y una crema que hidrate en profundidad, anti –manchas, regeneradora, etc. También puedes encontrar mascarillas faciales, específicas para usar después de un día de sol.
  6. Cuida el contorno de los ojos. Es la zona más sensible del rostro porque la piel es más fina y sufre más las consecuencias de un día de exposición al sol, sobre todo si no has usado gafas para protegerlo. Para evitar que a la vuelta de tus vacaciones tu contorno esté lleno de arrugas, aplica una crema específica para el contorno de los ojos.
  7. Ayuda extra con la nutricosmética. La nutricosmética no es un sustituto de la protección solar, pero sí puede ser una ayuda extra para tu piel. Estas píldoras son un plus para protegerte de las quemaduras, disminuir las erupciones cutáneas y mantener más tiempo un bronceado saludable. La nutricosmética posee propiedades antioxidantes, frena los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro de la piel, y también le aporta elasticidad e hidratación.

Y aquí tienes una selección de productos para cuidar tu piel este verano.

Terracotta Sun Protect SPF 30, acelerador del bronceado (42,40€)
D.R. Terracotta Sun Protect SPF 30, acelerador del bronceado (42,40€)
Repaskin Tacto Seda Fotoprotector Facial SP50 de Sesderma (24,95€)
D.R. Repaskin Tacto Seda Fotoprotector Facial SP50 de Sesderma (24,95€)
Eve Lom Gel Bálsamo Limpiador (55€)
D.R. Eve Lom Gel Bálsamo Limpiador (55€)
Gel de baño con aceite de oliva de Nina Priorat (12,50)
D.R. Gel de baño con aceite de oliva de Nina Priorat (12,50)
After Sun Silk Hydration de Hawaiian (9,90€)
D.R. After Sun Silk Hydration de Hawaiian (9,90€)
Ecran After Sun Leche Reparadora + (5,95€)
D.R. Ecran After Sun Leche Reparadora + (5,95€)
Anti-Aging After Sun Serum Fluid en ampollas de Babor (25€, 7 ampollas)
D.R. Anti-Aging After Sun Serum Fluid en ampollas de Babor (25€, 7 ampollas)
Lumilogie Doble concentrado día y noche Corrección Anti-manchas de Lierac (55€)
D.R. Lumilogie Doble concentrado día y noche Corrección Anti-manchas de Lierac (55€)
Eucerin® Hyaluron-Filler Contorno de Ojos (19,50€)
D.R. Eucerin® Hyaluron-Filler Contorno de Ojos (19,50€)
Inneov Sensibilidad Solar. Reparador solar (28,50€)
D.R. Inneov Sensibilidad Solar. Reparador solar (28,50€)


Horóscopo