mujerHoy

belleza

Alerta solar: protégetedel sol en todo momento

¿Ya estás en tu destino? Vayas donde vayas este año, existe una protección ideal para cualquiera de tus planes de lo que queda de verano.

Una mujer tomando el sol.
Una mujer tomando el sol. adobe stock

No improta si vas a la playa, a la montaña, al campo... Existe una protección ideal para tu piel y para cualquier plan que tengas en mente.

Escapadas tropicales

Esas aguas cristalinas de Cuba, República Dominicana o las islas Maldivas invitan al relax. Pero todos estos destinos se encuentran entre el Trópico de Cáncer y el de Capricornio. Y eso significa que el sol incide desde mayor altitud, transita de forma distinta por el cielo (se alza más rápido y se mantiene más tiempo en su cénit) y lo hace en una atmósfera menos protectora. Conclusión: báñate en fotoprotector (nunca menor de SPF50) y renuévalo cada dos horas.

Solar Protect Fluid Essential SPF50+ de Dr. Med. Schrammek (55 euros). Bronz Repair Crema Bronceadora Antiarrugas para Sol Extremo de Institut Esthederm (67 euros). Protege & Hidrata Leche Solar Hidratante SPF50+ de Nivea Sun con protección anti-manchas en la ropa (14,99 euros).
Solar Protect Fluid Essential SPF50+ de Dr. Med. Schrammek (55 euros). Bronz Repair Crema Bronceadora Antiarrugas para Sol Extremo de Institut Esthederm (67 euros). Protege & Hidrata Leche Solar Hidratante SPF50+ de Nivea Sun con protección anti-manchas en la ropa (14,99 euros).

A la playa de toda la vida

Aquí suponemos que lo tienes claro: hay que darse el protector media hora antes de salir de casa (nada de hacerlo cuando ya pisas la arena), renovar tras el baño o después de dos horas y media, y protegerte la cabeza con un sombrero. Lo que suele ocurrir es que te olvidas de zonas peculiares que también se queman: las orejas, el empeine de los pies o la nuca. Mete un stick en la bolsa de la playa para repasarlas.

Stick Solaire SPF30 de La Biosthetique (17 euros). Fluido Mineral SPF50+ Protección Muy Alta de Avène (18,56 euros). Stick Solaire Especial Zonas Sensibles de Clarins (23,50 euros).
Stick Solaire SPF30 de La Biosthetique (17 euros). Fluido Mineral SPF50+ Protección Muy Alta de Avène (18,56 euros). Stick Solaire Especial Zonas Sensibles de Clarins (23,50 euros).

Un respiro en la montaña

Aquí el peligro está en tu errónea percepción del efecto del sol: tienes la sensación de que su acción es menor que en la playa. Pero que las temperaturas no sean tan altas y el vientecillo fresco acaricie tu rostro no le resta potencia, al contrario. Incluso hay un factor que aumenta su potencia: la altitud. Por cada 1.000 metros que asciendes, la incidencia de los UV aumenta hasta un 10%. Si no te proteges adecuadamente, tienes muchas más posibilidades de quemarte que en una playa.

The Ritual of Karma Protecting Sun Milk Spray SPF50 de Rituals (18 euros). Melascreen UV SPF50+ Crema Rica de Ducray (14,08 euros). UV-Bronze Bruma SPF50+ de Filorga (29,90 euros).
The Ritual of Karma Protecting Sun Milk Spray SPF50 de Rituals (18 euros). Melascreen UV SPF50+ Crema Rica de Ducray (14,08 euros). UV-Bronze Bruma SPF50+ de Filorga (29,90 euros).

Peligros urbanos

Si has decidido visitar Florencia, París o Nueva York, no te despistes con el fotoprotector. Es lo que tiene la ciudad, que caminas por la calle y no eres consciente de que el sol te afecta de igual manera que si estuvieras en la playa. Los escaparates, las superficies cromadas de los coches... hacen que los UV reboten. El sol de ciudad tiene una tasa de reverberación de hasta el 15%. Y con un problema añadido: la contaminación.

Prevage City Smart de Elizabeth Arden (65 euros). One Essential City Defense SPF50++ de Dior (56 euros). Urban Defense Complexion Primer SPF30 de Urban Decay (33 euros).
Prevage City Smart de Elizabeth Arden (65 euros). One Essential City Defense SPF50++ de Dior (56 euros). Urban Defense Complexion Primer SPF30 de Urban Decay (33 euros).

Se han hecho un hueco en el memoria colectiva y resulta difícil pensar que no son verdad. Toma nota, porque son peligrosos.

Falsos mitos que hay que desterrar:

  • Cuando está nublado, no hace falta protegerse tanto. ¡Mentira! Más de un 80% de los rayos UV son capaces de atravesar la nubes en un día encapotado. Y cuando lo hacen, la neblina baja de la atmósfera puede multiplicar su efecto porque funciona como un amplificador. Así que, aunque no tengas la sensación del sol quemando, lo que llega a tu piel es tan dañino como cualquier otro día.
  • Si llegas morena a la playa, ya no te quemas. ¡Mentira! Si crees que someter a tu piel a la agresión de una cabina de rayos UVA va a prepararla para la playa, es que has vivido en Marte. Los rayos UVA son los culpables de que el melanoma haya aumentado su incidencia hasta un 38% en los últimos 25 años. De hecho, broncearse en cabina aumenta el riesgo de cáncer hasta un 20%.
  • Si te has achicharrado, no pasa nada. ¡Mentira! Puedes seguir negando la evidencia, pero lo que estás padeciendo se parece mucho a una quemadura de primer grado: piel enrojecida, ampollas, dolor, sensación febril... Son signos de una lesión de la que tu cuerpo intenta deshacerse, pelándose porque esas células tienen el ADN dañado. Actúa cuanto antes con productos específicos para calmar y ayudar a su regeneración.

Quemaduras Solares con centella asiática de Be+ (16 euros). Sunissime Baume Réparateur SOS Anti-Âge Global de Lierac (29,90 euros). Repaskin Silk Touch Fotoprotector Facial SPF30 de Sesderma (23,85 euros). Nuxuriance Ultra Redensificante Antiedad Global SPF20 de Nuxe (51 euros).
Quemaduras Solares con centella asiática de Be+ (16 euros). Sunissime Baume Réparateur SOS Anti-Âge Global de Lierac (29,90 euros). Repaskin Silk Touch Fotoprotector Facial SPF30 de Sesderma (23,85 euros). Nuxuriance Ultra Redensificante Antiedad Global SPF20 de Nuxe (51 euros).


Horóscopo