mujerHoy

belleza

Terapia biofotónica, lo último en rejuvenecimiento facial

Un tratamiento no invasivo, seguro y hasta agradable con el que tu piel recuperará el resplandor y la luminosidad en 4 sesiones.

La terapia biofotónicia consigue aumentar la producción de colágeno hasta en un 400%.
La terapia biofotónicia consigue aumentar la producción de colágeno hasta en un 400%. Adobe Stock

Parar el reloj para que nuestra piel no envejezca aún no es posible, pero cada vez tenemos a nuestro alcance un mayor número de tratamientos que nos ayudan a paliar los efectos. Además, la tecnología avanza a pasos agigantados y frente al lifting o la cirugía estética, cada vez hay más terapias no invasivas, sin efectos secundarios y con resultados rápidos y duraderos.

El Grupo de Dermatología Pedro Jaén ha presentado la terapia biofotónica, un novedoso tratamiento de rejuvenecimiento facial. Inspirado en la fotosíntesis, esta terapia estimula los propios mecanismos de reparación de nuestra piel para inducir el rejuvenecimiento.

La gran novedad de la terapia biofotónica, según nos ha explicado la doctora Mayte Truchuelo, es el "enorme estímulo en la producción de colágeno del 400%". Con la edad nuestro cuerpo deja de generar tanto colágeno y esto se traduce en arrugas, pérdida de luminosidad, flacidez… Con la terapia biofotónica conseguiremos aumentar la producción de colágeno y reducir las arrugas, las cicatrices y el tamaño de los poros, además de inducir el tensado de los tejidos.

Cómo es el tratamiento biofotónico

  • En qué consiste: después de una limpieza del rostro, se aplica el gel fotoconversor, que se activa bajo una lámpara específica de LED. Este gel emite una luz de fluorescencia lo que significa que la acción biofotónica se está produciendo y con ello, la activación de los mecanismos reparadores de la piel. El paciente no siente dolor, solo un ligero calor, como si estuviera bajo el sol.
  • Beneficios: resplandor y luminosidad de la piel, mejora de la calidad, reducción de las arrugas y líneas de expresión, así como de las cicatrices y el tamaño de los poros.
  • Dónde se puede aplicar: cara, cuello, escote y manos.
  • Quién: a partir de los 30 años y hasta los 60, más o menos.
  • Duración: 1 sesión semanal de 9 minutos durante 4 semanas.
  • Periodo de recuperación: nulo o muy breve. Una vez retirado el gel, el paciente puede retomar sus actividades diarias habituales.Los efectos secundarios pueden incluir leve enrojecimiento, hiperpigmentación (bronceado que dura unos días) e inflamación.
  • Precio: en torno a 1.000 euros, el tratamiento completo.
  • Dónde: Grupo de Dermatología Pedro Jaén.


Horóscopo