mujerHoy

belleza

La adicción a los bálsamos labiales es un mito

¿Llevas siempre encima el cacao? ¿Te echas a todas horas? No te preocupes porque no es malo. Al revés, en cuanto bajan las temperaturas hidratar tus labios se debe convertir en una prioridad.

Los bálsamos labiales no provocan adicción, úsalos siempre que sientas tus labios resecos.
Los bálsamos labiales no provocan adicción, úsalos siempre que sientas tus labios resecos. Adobe Stock

Los labios son una de las zonas de nuestro cuerpo que más sufre en invierno, por la deshidratación. Tanto las bajas temperaturas, como la calefacción, pueden provocar sequedad y grietas. Los labios carecen de glándulas sebáceas y sudoríparas, por lo que no producen aceites naturales que los protejan del frío.

Y para hacerle frente a la deshidratación, además de beber a menudo agua, debes aplicar cacaos y bálsamos labiales. Aunque hayas oído hablar de la adicción a los bálsamos, no te preocupes, porque no es mala. Lo importante es evitar que tus labios se llenen de grietas y heridas, y para ello hay que hidratarlos siempre que lo necesites.

5 consejos para proteger tus labios de la sequedad

  1. Aplica un protector labial cuando sientas tus labios secos y siempre antes de acostarte y al salir de casa.
  2. Evita chuparte, morderte o lamerte los labios constantemente, este gesto aumenta la deshidratación, y empeora las grietas.
  3. Si vas a estar en el exterior, expuesta al sol, utiliza un bálsamo con factor de protección solar alto. Los labios son también muy sensibles a los rayos UVA y UVB y debes protegerlos.
  4. Si tus labios tienden a secarse, también deberías aplicar una o dos veces a la semana un exfoliante de labios.
  5. Cuando te pintas los labios también debes usar antes un bálsamo labial. Elige uno sin color y aplícalo unos minutos antes de pintarte los labios.

Ahora que ya sabes que el bálsamo labial no es adictivo, echa un vistazo a nuestra selección, con color y sin color, con aroma, con protector solar…


Horóscopo